El aterrador misterio de las muñecas que fueron clavadas en los árboles de un bosque de Inglaterra

Al norte de Birmingham una trabajadora de un hospital decidió pasear para despejarse de su rutina y halló esta escena siniestra. No descartan rituales satánicos.

Sin título

Una mujer de 64 años que salió a caminar con su familia por los bosques de Staffordshire, al norte de Birmingham, quedó sorprendida porque, lo que debía ser un paseo para relajarse, se convirtió en una experiencia aterradora. 

La excursionista se sintió perturbada al descubrir una espeluznante colección de muñecos con forma de bebé que estaban clavados en los árboles. El hallazgo lo hizo mientras caminaba por los senderos del bosque más importante de la región, el Cannock Chase. 

La turista trabaja en un hospital local y aprovechó su día de descanso para visitar la zona con sus hijos. Allí se topó con la imagen siniestra de las muñecas luego de vadear la maleza en un claro del bosque «estos muñecos estaban en una especie de orden muy extraño. Tenían los vestidos hechos jirones y estaban todas atadas y clavadas en los árboles».

En declaraciones al medio local, Black Country Live, la madre de dos hijos dijo que «al salir del bosque vi un cartel que decía que este era el quirófano del antiguo Hospital de Pensiones. Fue un poco extraño teniendo en cuenta lo que hago por mi trabajo». Y contó que tiene una amiga «que es médium espiritual y quiere ir a echar un vistazo allí arriba para ver si puede sentir algo».

Muñecos en el bosque. No descartarn la hipótesis del culto satánico en las inmediaciones. Foto/captura tv

Muñecos en el bosque. No descartarn la hipótesis del culto satánico en las inmediaciones. Foto/captura tv

Pocos días después, en una segunda visita al lugar, dijo que «no fue tan aterrador y me quedé entre las muñecas. Estuve rezando mis oraciones. Hablé con los muñecos y les deseé un descanso eterno a los niños que vivían en el pueblo minero».

La historia del pueblo fue dura para sus habitantes. En Brindley Heath, muy cerca de la zona donde pusieron a los muñecos, se construyó un antiguo hospital de guerra.

La hipótesis de los rituales satánicos

La policía Investiga una posible realización de rituales satánicos. De hecho descubrieron una antigua tabla de ouija muy cerca de los árboles donde los muñecos fueron clavados. Por lo tanto, no se descarta que se trate de rituales satánicos.  

El brutal crimen que marcó el bosque de Cannock Chase

El bosque de Cannock Chase es conocido como una de las excursiones con mejor relación calidad-precio que ofrecen las Midlands en Inglaterra. Tiene una zona de juegos para niños y también una ruta de actividades para perros.

Senderos del bosque de Staffordshire, en Inglaterra

Senderos del bosque de Staffordshire, en Inglaterra

Sin embargo, esa zona fue el escenario de una serie de asesinatos conocidos por «los asesinatos de la A34», acontecidos en los años sesenta. Allí las víctimas fueron tres jóvenes colegialas. El caso llegó a un juicio que, según contaron los medios de la época, suscitó un «interés público sin precedentes».

Raymond Leslie Morris, de Walsall, fue condenado en el Stafford Assizes por el asesinato de Christine Ann Darby, tras una de las mayores persecuciones de la historia británica. Morris también es considerado el principal sospechoso de las muertes de Margaret Reynolds y Diana Joy Tift. En noviembre de 2010, se le concedió una revisión judicial de su caso en un intento de anular su condena que fracasó.

El asesino murió  murió en la cárcel en marzo de 2014, a los 84 años, tras cumplir 45 años de prisión, cuando era uno de los presos más antiguos de Gran Bretaña.

Fuente: Clarín