El jaque mate de Alan Pichot a Magnus Carlsen, el rey del ajedrez, en una partida relámpago

MIRÁ LOS VIDEOS. La increíble reacción. El ex campeón mundial Sub 16 jugó un match blitz en un torneo online que combina habilidad con entretenimiento.

DFGFDG

Jaque mate. Si el ajedrez ha logrado penetrar más allá de los aficionados con dos palabras contundentes, esas son “jaque mate”. Se acabó la partida. Game over. La suerte está echada. Hasta la vista, baby. Nos vemos en Disney. Chauchis. Fuiste. Jaque mate. Así de corto, simple y letal.

“¡Uy, mate, gané, guau!”. Con las cejas hacia arriba y toda la adrenalina a flor de piel. Con absoluta naturalidad y al mismo tiempo sorpresa ante lo inesperado. Así fue la reacción del gran maestro Alan Pichot cuando se dio cuenta de que una combinación le permitía dar jaque mate en una partida.

Claro que no era una partida más. Porque no todos los días se le da jaque mate el campeón mundial. Al noruego Magnus Carlsen, dominador excluyente de la escena de los trebejos desde hace una década. “Yeah, me dieron mate. ¡Ufff, eso estuvo mal!”, se le escuchó decir al número uno.

Y todo esto pasó ante miles de fanáticos que seguían en vivo este duelo online de partidas a ritmo blitz o relámpago -3 minutos por jugador- de la Copa Dicharachera por www.chess24.com o www.chess.24.com/es.

¿La Copa Dicharaqué? El gran maestro José Fernando Cuenca Jiménez –Pepe Cuenca, para el pueblo ajedrecístico online– y el maestro internacional David Martínez («El Divis») dan cátedra con sus comentarios aleccionadores y entretenidos esa plataforma.

El objetivo de los españoles es claro. “Queremos que la gente disfrute y se enganche con el ajedrez. Que pasen un buen rato, que se entretengan y que vibren con lo que pasa en los tableros. Y si la pasan bien, nos hace felices a nosotros”, le cuenta Martínez a Clarín a la distancia.

En 2018, a ambos maestros ibéricos se les ocurrió armar un torneo de partidas relámpago (3 minutos por jugador, sin incremento de tiempo), en el que la única obligación de los participantes fuera comentar su juego a medida que ocurría. Bien al estilo youtuber. Para explicar el porqué de cada una de sus movidas. La idea salió bien, pero este año la potenciaron y la empresa matriz invirtió a lo grande: 50 mil dólares en premios.

¿Cómo fue que Carlsen y Pichot, ex campeón mundial Sub 16, se enfrentaron en la primera ronda de la Copa Dicharachera? Entre los 128 participantes online, abrieron la mitad del cupo para grandes maestros de al menos 2.600 puntos de ELO, el ranking mundial. El número uno del mundo se enganchó y justo le tocó el joven argentino.

“El domingo contra Magnus!!”, había tuiteado Pichot, orgulloso de enfrentar al noruego en un match que ganaría el primero en llegar a 8,5 puntos. Fue para Carlsen por 9 a 3, pero el argentino dio pelea hasta el 4 a 3, que incluyó el jaque mate en la tercera partida.

“Veremos qué puedo hacer. Es una oportunidad única, así que la vamos a pasar bien”, había dicho Pichot antes de arrancar, mientras los aficionados lo podían ver y escuchar gratuitamente. Después de perder las dos primeras partidas, llegó la tercera, en la que pronto el tiempo escaseó y se llegó a un final de dos torres y un caballo por bando, con un peón de más para Carlsen.

El noruego no vio una combinación demoledora de torre y caballo de las blancas. “No lo puedo creer, le gané una partida. ¡Impresionante! ¡Ufff, se colgó mate! ¡Increíble! La verdad que muy contento. No se le gana todos los días un blitz a Magnus”, le dijo el argentino a la audiencia a pura sonrisa.

Y Carlsen se despachó: “Pasé mucho tiempo hablando y demasiado poco jugando. Estas cosas pasan. Hay que volver a intentarlo”.

Pero todo no quedó ahí, porque enseguida Pichot se llevó la quinta partida y luego la séptima. 4-3 para Magnus, quien de ahí en adelante fue una tromba.“Lo de Alan con Magnus nos levantó del asiento, porque llegó a ganar 3 partidas. Magnus lo elogió y dijo que se tenía que poner serio para jugarle”, comentó Martínez.

Quien se dio el gusto de vencer en el debut fue Federico Pérez Ponsa, quien venció 9-6 al kazajo Rinat Jumabayev. Y aún esperan jugar Sandro MarecoDiego Flores y Rubén Felgaer.

Habrá 14.000 dólares para el campeón, 9.000 para el segundo y 4.000 para los semifinalistas, pero además, al ser un evento 100 por ciento online, también habrá 1.000 dólares para las partidas con más “likes” y minutos vistos por You Tube y para el mejor “dicharachero”, elegido por la afición por sus comentarios entretenidos.

Porque, al cabo, el ajedrez es tensión pero también diversión. De eso se trata.

Fuente: Clarín