El sueño del irlandés: tiene 99 años y vino para competir en el Mundial de Tango

James McManus, veterano de la Segunda Guerra Mundial, no se subía a un avión desde 1981. La comunidad tanguera de su país hizo una colecta para que pudiera viajar a Buenos Aires.

sfsdf

La última vez que James McManus se subió a un avión fue en 1981. Y volvió a hacerlo ahora, con 99 años, y listo para cumplir un sueño. El de participar en el evento más importante del mundo para todos aquellos que aman bailar el tango: el Festival y Mundial que arrancó la semana pasada en Buenos Aires y que ayer tuvo como protagonista a este irlandés, que fue ovacionado por el público que llenó el Auditorio de la Usina del Arte, en el barrio de La Boca.

McManus vino al Mundial de Tango gracias a la comunidad tanguera irlandesa, que hizo una colecta para solventar su viaje. Foto: Festivales GCBA

McManus vino al Mundial de Tango gracias a la comunidad tanguera irlandesa, que hizo una colecta para solventar su viaje. Foto: Festivales GCBA

En estas rondas clasificatorias más de diez parejas bailan al mismo tiempo, circulando en el sentido opuesto de las agujas del reloj. Tienen la oportunidad de cautivar al jurado -sentado bien cerquita, en el escenario- a lo largo de tres temas. James lo hizo junto a la bailarina argentina Lucía Seva y se lució en grande. Sin titubeos, con el torso erguido y abrazando firme y fuerte a su compañera, generó admiración y entusiasmo. Fue una inspiración para todos y, más allá de si continuará avanzando o no en esta competencia, ya sumó un hito en su historia personal y en la del Mundial.

Su compañera de baile es Lucía Seva. Foto: Festivales GCBA

Su compañera de baile es Lucía Seva. Foto: Festivales GCBA

Según los organizadores, James es la persona de mayor edad en competencia. Así es que tratarán de certificar este logro en el Récord Guinness.

En el camarín del Auditorio, James e hizo un breve recorrido por su vida. Veterano de la Segunda Guerra Mundial, formó parte de la Royal Army. Cuando el conflicto bélico llegó a su fin, continuó su carrera como telegrafista y operador de radio en la Marina, con la que viajó por el mundo. Y aunque nació en Paisley (Escocia) vive desde 1994 en Waterford, al sur de Dublin, y se declara «irlandés». 

Con sus 99 años, James es el participante de más edad del Mundial de Tango. Foto: Festivales GCBA

Con sus 99 años, James es el participante de más edad del Mundial de Tango. Foto: Festivales GCBA

Hace 80 años que frecuenta las pistas de los clásicos ballroom, pero su relación con el tango arrancó en 2002, cuando vio bailar a una pareja de argentinos. «El tango me genera mucha felicidad. Y además bailar es muy importante socialmente, te relacionás con personas diferentes a vos y hacés nuevos amigos», contó. Y reveló que es fanático de D’Arienzo.

Todos los martes a las 19, James toma clases de tango, a las que llega manejando. Y siempre tiene una ginger beer bien cerquita: «Es buena para el corazón», asegura sobre esta cerveza de jengibre muy tradicional en Irlanda. Además toma otras clases de baile -hasta cinco por semana- y es habitual que los sábados participe de alguna fiesta o evento.

McManus en la pista del Mundial de Tango. Foto: Festivales GCBA

McManus en la pista del Mundial de Tango. Foto: Festivales GCBA

Aquí en Buenos Aires lo acompañan Hernán Catvin, un bailarín argentino radicado en Irlanda, y la irlandesa Tara Whelan,  también maestra de tango. Ambos piensan acompañarlo a recorrer algunas de las milongas porteñas mas famosas. Ellos describen a James «como una persona muy disciplinada. Jamás falta a una clase y para todos se ha transformado en una inspiración, por eso también fue un éxito la colecta de toda la comunidad tanguera de Irlanda«, contaron. Porque James está cumpliendo su sueño gracias a que los tangueros irlandeses lo tomaron como un símbolo y juntaron dinero para que pudiera viajar a Buenos Aires.

McManus cumple 100 años el 5 de enero. Foto: Festivales GCBA

McManus cumple 100 años el 5 de enero. Foto: Festivales GCBA

«Hernán es mi mentor, sin él no hubiera podido estar acá», asegura James. Sienten admiración mutua. Para subir al escenario de la Usina del Arte, usó un par de zapatos de cuero, acordonados y combinados, marrones y blancos. Pero extrañó mucho unos que usa desde 2005, regalo de una amiga entrañable: «Son azules y blancos, creo que ya están agujereados. Me prohibieron que los traiga», dice y suelta una carcajada. El 5 de enero cumple los 100 años y ya tiene reservado un salón, porque él mismo se encargará de organizar los festejos. Invitados no le faltarán, y anécdotas, tampoco.

En esta edición del Mundial de Tango compiten 744 parejas de 36 países. Foto: Festivales GCBA

En esta edición del Mundial de Tango compiten 744 parejas de 36 países. Foto: Festivales GCBA

Un Mundial de Tango record

En esta edición del Mundial de Tango, James no será el único récord. Porque además será la más convocante: participarán 744 parejas de 36 países, 5 más que el año pasado. Entre otros: Bélgica, Brunéi, Canadá, China, Corea del Sur, Cuba, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Grecia, Holanda, Hong Kong, Hungría, Japón, Malasia, Taiwán, Turquía y Uzbekistán.

Hasta el jueves se llevarán a cabo las rondas clasificatorias de Tango de Pista y Tango Escenario en el Auditorio de la Usina del Arte (Caffarena 1, La Boca). Para presenciarlas se puede ir directamente, desde las 11, sin necesidad de reservar entradas.

El viernes el Mundial continúa con la Gala de Preliminares; el sábado y domingo serán las Semifinales; y el martes 20 y miércoles 21 las finales, pero en el Luna Park (Tango de Pista y Tango Escenario, respectivamente). En la web festivales.buenosaires.gob.ar se puede encontrar toda la información para participar de las instancias que quedan, de los shows y eventos y también para obtener entradas. Todas son gratuitas, pero es necesario reservarlas.

Fuente: Clarín