El Waldorf Astoria de Nueva York subasta mobiliario de las habitaciones favoritas de Wallis Simpson, Cole Porter y Winston Churchill, entre otros 15.000 objetos históricos

Fue el hogar de la élite de Hollywood, recibió a generaciones de líderes mundiales, celebró galas, definió el concepto de glamour. Camino convertirse en un emprendimiento de hotelería y apartamentos, “el palacio extraoficial” de Manhattan venderá piezas históricas desde el 17 de octubre

asas

En la subasta se incluye mobiliario de la suite donde solía alojarse Marilyn Monroe. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

“El palacio extraoficial”, tal el antiguo apodo del hotel Waldorf Astoria de la ciudad de Nueva York, en la elegante Park Avenue, abrió sus puertas en 1931 a los ricos, los nobles, los poderosos y los célebres del mundo. Por allí pasaron de Wallis Simpson y el duque de Windsor, que abdicó al trono de Inglaterra por ella, hasta Cole Porter, desde Marilyn Monroe hasta Barack Obama, desde Grace Kelly a Winston Churchill, desde Edith Piaf a John F. Kennedy, desde Ella Fitzgerald a William Randolph Hearst.

Pero su trayectoria se alteró en 2015, cuando fue vendido al grupo económico chino Anbang Insurance, por la cifra récord de USD 1.950 millones. Luego de algunas polémicas sobre los vínculos con Beijing del nuevo propietario, el edificio icónico dará lugar a un emprendimiento de 375 habitaciones y 375 apartamentos (que se ofrecen desde USD 2,6 millones), The Towersy para despejar el camino a esa transformación se subastarán unos 15.000 objetos históricos que identificaron sus interiores.

La suite de los duques de Windsor (Wallis Simpson y Eduardo VII, quien abdicó al trono por ella) es uno de los grandes atractivos de la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

La suite de los duques de Windsor (Wallis Simpson y Eduardo VII, quien abdicó al trono por ella) es uno de los grandes atractivos de la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Desde el 17 de octubre y hasta el 15 de noviembre, en línea debido a la pandemia de COVID-19, las piezas saldrán a la venta bajo el cuidado de Kaminisky Auctions, con precios de base variados: desde USD 15 por una lámpara hasta USD 1.655 por un piano de media cola Steinway and Sons, que ya tiene pre-ofertas de USD 20.000, según advirtieron los subastadores. Si la gran dama de Manhattan marcó de manera imborrable el perfil de la ciudad, el fondo que generen sus piezas será un nuevo aporte a la fachada urbana: se destinará a la restauración y la preservación del exterior de la Iglesia de San Bartolomé y sus anexos, entre otros sus jardines.

Algunas de las piezas, como este escritorio, fueron usadas por presidentes de los Estados Unidos. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Algunas de las piezas, como este escritorio, fueron usadas por presidentes de los Estados Unidos. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Los más de 15.000 objetos que se ofrecen incluyen mobiliario, obras de arte, lámparas y objetos de decoración que poblaron las habitaciones del hotel y sus restaurantes, y que “han sido testigos de la historia”, según dijo aForbes Andrew Miller, director ejecutivo de la empresa Dajia, que administra los bienes de Anbang en los Estados Unidos. “Las personas del mundo entero tendrán la oportunidad de adquirir piezas del Waldorf Astoria de Nueva York, un modelo de glamour sin tiempo que ha definido el concepto de lujo durante casi un siglo como hogar de la élite de Hollywood, anfitrión de innumerables líderes mundiales y sede de eventos culturales y galas destacados”, según el sitio web de Kaminsky.

El mobiliario de la suite de Cole Porter, que vivió décadas en el hotel, es parte de la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

El mobiliario de la suite de Cole Porter, que vivió décadas en el hotel, es parte de la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Mobiliario francés del siglo XIX proveniente de las 142 suites estelares, incluidas la Suite Windsor, la Suite Presidencial y la Suite Real”, siguió la enumeración. “Arte, candelabros y decoración del famoso bar Bull and Bear, el restaurante La Chine y el lounge Peacock Alley también estarán disponibles en la subasta”.

El público podrá competir online por los objetos de la suite de Winston Churchill. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

El público podrá competir online por los objetos de la suite de Winston Churchill. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Estas y otras piezas quedan fuera del ambicioso proyecto de renovación de USD 1.000 millones que atraviesa el Waldorf Astoria. Luego de la adquisición por Anbang Insurance en 2015, hubo una gran polémica alrededor de la operación: el titular de la firma, Wu Xiaohui, fue acusado, y luego condenado, por fraude, lo cual permitió que el gobierno de China asumiera el control de la compañía.

Los más de 15.000 objetos que se ofrecen incluyen mobiliario, obras de arte, lámparas y objetos de decoración. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Los más de 15.000 objetos que se ofrecen incluyen mobiliario, obras de arte, lámparas y objetos de decoración. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

“Estamos ansiosos por concretar esta subasta irrepetible e inmensa«, dijo en un comunicado Frank Kaminsky, presidente de la empresa que realizará el gran evento histórico. “Dada la variedad de artículos a subastar y la rica historia de la propiedad, esperamos atraer a compradores de todo el mundo. El alcance de esta subasta es realmente muy amplio, con piezas de las suites que frecuentaron líderes mundiales, presidentes de los Estados Unidos y celebridades».

Varios pianos de media cola, entre ellos algunas piezas excepcionales, son parte de la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Varios pianos de media cola, entre ellos algunas piezas excepcionales, son parte de la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Kaminsky Auctions, originaria de Boston, es una empresa líder en el mercado de antigüedades de Nueva Inglaterra, con 35 años de historia, que actualmente se extendió a otros puntos de interés de los Estados Unidos como West Palm Beach, en la Florida, y Beverly Hills, en California. Para esta subasta, “Fine Furnishings of the Historic Waldorf Astoria New York”, abrió una presentación preliminar, que desde el 3 de octubre permite a los interesados una visita física a los objetos del hotel que se ve en las comedias Un príncipe en Nueva York (Coming to America) y Sueño de amor (Maid in Manhattan).

Con el nombre “Fine Furnishings of the Historic Waldorf Astoria New York”, la subasta estará activa entre el 17 de octubre y el 15 de noviembre. (Waldorf Astoria /Kaminksy Auctions)

Con el nombre “Fine Furnishings of the Historic Waldorf Astoria New York”, la subasta estará activa entre el 17 de octubre y el 15 de noviembre. (Waldorf Astoria /Kaminksy Auctions)

Fuera del catálogo de la subasta, el edificio conservará varios artículos seleccionados, “invaluables e históricos”, según aclaró la subastadora, que “han sido cuidadosamente restaurados para su futura exhibición en el hotel” cuando se realice su reapertura. “Un equipo de conservacionistas de primera clase que trabaja en la restauración del Waldorf Astoria de Nueva York analizó a fondo el contenido del hotel e identificó los artefactos históricos claves”. Entre ellos se destacan la escultura Espíritu del Logro, en la entrada de Park Avenue; el Reloj de la Feria Mundial de 1893, en el vestíbulo central, el piano de cola Steinway 1907 de Porter y la mecedora John F. Kennedy.

El Waldorf Astoria de Nueva York fue "un modelo de glamour sin tiempo que ha definido el concepto de lujo durante casi un siglo”, destacó el sitio la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

El Waldorf Astoria de Nueva York fue «un modelo de glamour sin tiempo que ha definido el concepto de lujo durante casi un siglo”, destacó el sitio la subasta. (Waldorf Astoria/Kaminsky Auctions)

Con una cara de más de 60 metros sobre las avenidas Park y Lexington, y más del doble a lo largo de las calles 49 y 50, el Waldorf Astoria requirió más de 27.000 toneladas de acero, 11 millones de ladrillos, 300 planchas de mármol y 77.000 barriles de cemento, entre otros elementos para su construcción. Desde la puerta principal hasta la punta de sus torres gemelas, el hotel llegó a 190 metros. Sus casi 2.000 habitaciones lo convirtieron en el más grande de los Estados Unidos.

Fuente: La Nación