Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger: porqué se produjo la caída que afectó durante más de 7 horas a estas plataformas en todo el mundo

Los servicios de cada una de las plataformas de Facebook Inc. se normalizaron paulatinamente.

face

Facebook indicó en un comunicado que la interrupción mayor de sus redes y servicios de mensajería fue causada por un “cambio de configuración defectuoso” de sus servidores, que impidió a los usuarios acceder a la plataforma, Instagram, WhatsApp o Messenger durante unas siete horas.

“Las personas y empresas en el mundo dependen de nosotros para seguir conectadas”, anotó el grupo, que hasta el momento era prácticamente silencioso respecto al excepcional incidente. “Presentamos nuestras disculpas a quienes resultaron afectados”, agregó Facebook, en referencia a posiblemente miles de millones de personas en el mundo, según diversos expertos en ciberseguridad.

El incidente, causado por un problema técnico, constituye la falla “más importante nunca antes observada” por Downdetector, que monitorea los cortes online. “Miles de millones de usuarios han sido impactados por la completa caída del servicio hoy”, escribió el sitio.

Facebook se disculpó en un tuit publicado en la noche de lunes, justo cuando la aplicación comenzaba a volver en línea.

“Hemos estado trabajando duro para restaurar el acceso a nuestras aplicaciones y servicios y nos complace informar que ahora están volviendo a estar en línea”, señaló la firma.

Pero la falla ocurre en un momento delicado para la firma de Mark Zuckerberg.

La ex especialista de datos de la empresa Frances Haugen entregó a las autoridades y al Wall Street Journal una propia investigación de Facebook que parece respaldar muchos temores y críticas de larga data sobre la plataforma.

UN NUEVO ESCÁNDALO PARA FACEBOOK

Entre otras cosas, los documentos determinan que Instagram es perjudicial para una parte de sus usuarios más jóvenes y que resulta especialmente “tóxico” para las adolescentes, ya que “agrava” los problemas que una de cada tres chicas tiene de su imagen corporal.

La filtración por parte de una ex empleada de varios documentos internos de Facebook a The Wall Street Journal desató el escándalo para la red social, ya que reveló que la empresa actúa de una forma muy diferente al discurso que mantiene de forma oficial.

Aunque la información publicada (elaborada a partir de informes y presentaciones internas y de conversaciones online entre empleados) no implica necesariamente que Facebook esté cometiendo ninguna ilegalidad, sí muestra decisiones éticamente reprobables y una priorización de los beneficios financieros ante cualquier reparo moral.

La delatora de estas prácticas, una antigua empleada de la compañía, declara precisamente este martes en el Senado de Estados Unidos.

En líneas generales, la gran conclusión que puede extraerse de la documentación filtrada a The Wall Street Journal es que los directivos de Facebook saben que las plataformas de la empresa (Instagram, WhatsApp y Messenger, además de la propia red social) son, en muchos casos, nocivas para los usuarios.

Al margen de cualquier potencial implicación legal, las revelaciones podrían pueden tener consecuencias políticas y acelerar la regulación por parte de Gobiernos en todo el mundo de los contenidos de internet y de la responsabilidad de las plataformas sociales.

PÉRDIDAS MILLONARIAS EN UN DÍA NEGRO

Como consecuencia de estos incidentes y de las informaciones del diario estadounidense, la fortuna del consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, se vio reducida este lunes en unos 5.900 millones de dólares.

Y ello se debió al pésimo comportamiento de las acciones de la compañía en Wall Street, en la que la red social cayó cerca de un 4,9 %.

Según cifras de Forbes, este descenso supone que la fortuna de Zuckerberg haya quedado en 117.000 millones de dólares, lo que lo relega al sexto puesto de las personas más ricas del mundo.

Bloomberg, por su parte, calcula que el creador de Facebook acumula ahora 121.000 millones de dólares, por lo que sería el quinto más rico del planeta, por detrás de Bill Gates.

Logos de WhatsApp, Messenger and Instagram

Fue un lunes negro para las plataformas de Mark Zuckerberg.

Facebook, Instagram y WhatsApp, los tres servicios del gigante de internet, presentaron una falla a escala global este lunes que impidió a millones de usuarios acceder a sus servicios en línea.

La compañía dice que el fallo se debió a que hubo problemas durante un cambio de configuración de sus sistemas.

En un comunicado, Facebook dijo que eso afectó las herramientas y sistemas internos de la empresa, lo que complicó los intentos de resolver el problema.La compañía agregó que «no hay evidencia de que los datos delos usuarios se vieran comprometidos como resultado de este tiempo de inactividad».

El acceso a través de la web o mediante las aplicaciones para teléfonos inteligentes no fue posible durante al menos seis horas, periodo después del cual los servicios empezaron a restablecerse.

Downdetector, un sitio que rastrea interrupciones en plataformas en línea, registró cientos demiles de reportes de error para Facebook (y su servicio Messenger), Instagram y WhatsApp.

Las aplicaciones que requieren inicios de sesión en Facebook también se vieron afectadas, como el juego Pokémon Go.

Algunos usuarios de Oculus, la plataforma de realidad virtual de Facebook, también reportaron problemas.

«Hubo reportes sobre ‘caos’ en la sede de Facebook mientras los técnicos luchaban por solucionar el problema» en California, informó James Clayton, reportero de tecnología de la BBC en Norteamérica.

Mark Zuckerberg
Pie de foto,La firma de Mark Zuckerberg vivió un lunes negro.

Cuando los servicios empezaron a restablecerse, en un mensaje en Twitter, la compañía aseguró: «A la gran comunidad de personas y empresas de todo el mundo que dependen de nosotros: lo sentimos. Hemos estado trabajando arduamente para restablecer el acceso a nuestras aplicaciones y servicios y nos complace informar que ahora están volviendo a estar en línea. Gracias por permanecer con nosotros».

Qué dice Facebook

En su comunicado, Facebook sostiene que los cambios en la configuración de los routers que coordinan el tráfico de red entre sus centros de datos causaron problemas que interrumpieron esa comunicación.

«Esta interrupción del tráfico de la red tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios», dijo la compañía.

Logos de WhatsApp, Messenger and Instagram

«Creemos que la causa principal de esta interrupción fue un cambio de configuración defectuoso», añade.

Y también sostiene que la interrupción afectó los sistemas de operaciones internas, «lo que complicó nuestros intentos de diagnosticar y resolver rápidamente el problema», según dice el comunicado.

Finalmente, la compañía dice que no hay evidencia de que los datos de los usuarios se hayan visto comprometidos.

Para Clayton, llama la atención que la interrupción del servicio también «haya obstaculizado la capacidad de Facebook para abordar el bloqueo, eliminando las herramientas internas necesarias para solucionar el problema».

Clayton añade que también resulta interesante que el comunicado de Facebook «esté cuidadosamente escrito», y no descarte la posibilidad de que haya habido «juego sucio» detrás de las causas del daño.

Logos de WhatsApp, Messenger e Instagram
Pie de foto,WhatsApp, Messenger e Instagram usan la misma plataforma de Facebook, por lo que las fallas afectan a los tres.

Los ojos sobre Facebook

La interrupción de los servicios de Facebook se produjo el día después de la emisión de una entrevista que concedió una exempleada de Facebook que filtró documentos sobre la empresa.

Frances Haugen dijo a la cadena estadounidense CBS News que la compañía había priorizado «el crecimiento sobre la seguridad» de sus usuarios.

La firma de Mark Zuckerberg ha dicho que la filtración es engañosa, pues asegura que es una interpretación sesgada de los datos, y que pasa por alto una investigación positiva realizada por la compañía.

Este martes, Haugen debe testificar ante un subcomité del Senado de EE.UU. en una audiencia sobre la investigación de Facebook sobre el efecto de Instagram en la salud mental de los jóvenes.