Houseparty, la aplicación que explotó entre los jóvenes para tener fiestas online

Hasta que se impuso la cuarentena a nivel global no había tenido mayor éxito, pero en los últimos días se convirtió en la aplicación más descargada. Permite comunicarse por video chat con hasta ocho personas.

oas

Elisa es una joven argentina que está en cuarentena como todos. Por las noches tiene una «rutina» que la ayuda a sobrellevar el encierro. Abre Houseparty y se vincula con un buen número de amigas con las que puede verse, charlar y divertirse al mismo tiempo.

Conoció esta aplicación hace tres años a partir del viaje de una compañera a Alemania y con su grupo empezaron a usarla una vez por mes.

Según cuenta Elisa, la eligieron porque a diferencia de Whatsapp podían charlar entre más de cuatro personas, siendo además más fácil y accesible desde el celular que Skype, por ejemplo. Explica que con sólo un click ya está participando de lo que se conoce como «casas» o sala de chat, a la antigua.

La había dejado de usar los últimos dos años porque perdió relevancia y preferían «chatear» por Whatsapp.

Sin embargo, cuando hace una semana comenzó la cuarentena, Houseparty volvió a cobrar gran vigencia para estas chicas y para millones de jóvenes en todo el mundo.

La explosión se inició en Italia y España.

Cada uno en su casa, en pijama, o vestido como si fuera una fiesta comparten juegos, entretenimiento, música y algo de que hablar por fuera de lo que está ocurriendo en las calles.

Concretamente, Houseparty es una aplicación de video chat que permite tener una «fiesta» virtual con hasta 8 personas.

En 2015, la compañía desarrolladora Life On Air, con un equipo encabezado por el fundador y CEO Ben Rubin, desarrolló la aplicación de transmisión en vivo Meerkat para la que recaudó u$s 12 millones. Pero ese mismo año los creadores comenzaron a desarrollar un nuevo producto que se alejó «de las transmisiones públicas en favor de los chats privados».

Así lanzaron Houseparty en la App Store y Play Store en febrero de 2016 bajo otro nombre. Se desarrolló durante 10 meses con un sitio web que redirigía a Houseparty en octubre de 2016. Y a fines de ese año volvieron a recaudar otros u$s 52 millones en fondos de capital de riesgo.

En junio de 2019 fue adquirida por Epic Games , los creadores de Fortnite (que por cierto ha estado teniendo problemas de conectividad por la gran cantidad de usuarios), y ahora está recuperando popularidad a medida que los expertos advierten sobre la importancia del distanciamiento social para frenar la propagación de la coronavirus.

Según la agencia Apptopia, sus descargas se multiplicaron por 10, llegando hasta 210.000 por día, alcanzado el primer puesto en varios países.

¿CÓMO FUNCIONA HOUSEPARTY?

Una vez que se descarga a través de la App Store o la Google Play Store, hay que crear una cuenta. Se puede abrir sesión con Google, Facebook y hasta Snapchat, y además hay una extensión para Chrome que permite utilizarla desde el navegador.

Una vez hecho esto, hay que invitar a los amigos, y comenzar a crear salas de chat. La idea es que haya una sala de chat principal, en la que cuando se uno se conecta automáticamente aparecen los que también estén conectados. Se puede pertenecer a varias salas, e ir a cada una de ellas cuando quiera.

Entre los juegos disponibles están Heads Up!: donde hay que colocarse una tarjeta en la frente y los demás deben dar pistas para que uno adivine el contenido.

Trivia, que es un juego de preguntas que permite que cada uno responda, y gana el que lo hace de forma más rápida.

Chips and Guac, un juego de asociación de palabras.

Y Quick Draw!, que permite realizar dibujos que un oponente debe descubrir en tiempo récord.

Entre otras funciones, Houseparty también permite grabar un Facemail, que es un mensaje de video para cuando no atienden una llamada.

La aplicación, o red social además ofrece la posibilidad de apagar la cámara o bloquear tu micrófono si fuera necesario, y de momento no ofrece filtros.

Fuente: El Cronista