La “entrevista del siglo” de la BBC a Diana fue un “engaño”: el detrás de escena de un escándalo

La entrevista la consiguió Martin Bashir usando mentiras, dice una investigación. Los detalles.

sdfsd

Veinticinco años después que la princesa Diana revelara que “había tres en su matrimonio” y estaba “un poco abarrotado” en un famoso documental, ha llegado la hora del revisionismo Royal. Una investigación independiente dictaminó este jueves cómo el periodista Martin Bashir , de origen paquistaní y que obtuvo la exclusividad del acceso a la princesa de Gales y frustrada reina británica, empleo métodos engañosos y en violación a las reglas editoriales de la BBC para conseguir su primicia.

La BBC «no cumplió con los altos estándares de integridad y transparencia que son su sello distintivo» sobre la entrevista del periodista Martin Bashir con Diana, Princesa de Gales, dice la investigación publicada en la tarde de este jueves.

El director general de la BBC, Tim Davie, se disculpó «total e incondicionalmente» por el hallazgo en el informe de Lord Dyson, publicado el jueves.

Diana en una foto de 1992, en París. Foto: AFP

Diana en una foto de 1992, en París. Foto: AFP

Demasiado tiempo después

Ha pasado tanto tiempo que Martin Bashir se fue de la BBC a vivir a Estados Unidos, regresó como editor religioso de la emisora pública británica en el 2016 y ahora ha vuelto a renunciar e irse, acosado por el covid y un bypass coronario que lo dejó con mala salud e incapaz de defenderse de las acusaciones.

Renunció el viernes a los 58 años, aduciendo problemas de salud y tras recibir una carta con las acusaciones.

La BBC anunció el viernes pasado que Bashir había renunciado por motivos de salud después de someterse a un bypass cuádruple el año pasado, seguido de un nuevo procedimiento quirúrgico cardíaco recientemente.

Las pruebas del conde Spencer

Lord Dyson fue contratado por la BBC para llevar a cabo una investigación sobre cómo Bashir, entonces un reportero relativamente desconocido, consiguió su entrevista exclusiva mundial hace más de 25 años en la que la princesa Diana declaró que “éramos tres en este matrimonio”, en referencia a la infidelidad del Príncipe de Gales con Camilla Parker-Bowles.

Martin Bashir. Foto: Reuters

Martin Bashir. Foto: Reuters

El juez retirado ha llegado a la conclusión de que Bashir violó las pautas editoriales, al burlarse de los extractos bancarios que se le mostraron al Conde Spencer, hermano de Diana, y que supuestamente se utilizaron para ganarse su confianza y acceder a su hermana.

«Será una verdadera revelación. Este podría ser el momento de la piratería telefónica de la BBC», una frase que vincula a la cadena pública con los escándalos de pinchaduras telefónicas de los diarios The News of the World  y The Sun a miembros de la Familia Real.

El conde Spencer, hermano de Diana, heredero familiar y ex periodista, proporcionó un expediente de pruebas a Lord Dyson. En ella estaban incluidas ocho páginas de notas, que él tomó de una conversación entre Bashir y la princesa Diana en su primer encuentro el 19 de septiembre de 1995, unos dos meses antes de que tuviera lugar la entrevista.

Las notas escritas a mano son un pedazo de historia. Un registro de un primer encuentro entre la princesa Diana y Martin Bashir, un entonces desconocido reportero de la BBC , que dos meses después le realizaría una entrevista que conmocionaría a todo el mundo.

Las notas, tomadas el 19 de septiembre de 1995 por el conde Spencer, hermano de la princesa Diana, se han convertido en parte de la investigación de Lord Dyson sobre las afirmaciones de que Bashir utilizó engaños y artimañas para obtener la entrevista.Play VideoVideo: Lady Di, recreación del trágico accidente de autos en París

Son 38 afirmaciones desprolijas, que mencionan la vigilancia policial, el rol de Camila, los seguimientos, la salud de la reina entre otros.

Lord Dyson ha pasado seis meses revisando las pruebas, incluidas las notas, que el conde Spencer le pasó como parte de un expediente más amplio.

La princesa Diana se sentía vigilada

Según esas notas, Bashir afirmaba que los teléfonos de la princesa Diana estaban intervenidos, que la vigilaban y que la reina Isabel tenía problemas de corazón.

La princesa Diana siempre supuso que los servicios de inteligencia la vigilaban y sus teléfonos estaban intervenidos desde la sospechosa muerte de uno de sus custodios, que fue su primer amante tras el casamiento con el príncipe Carlos, en un accidente. Desde entonces no quería que sus amigos la acompañaran en sus viajes en helicóptero o en su auto “por temor a que te pase algo”, repetía.

Diana, princesa de Gales, en una imagen de 1995. Foto: AP

Diana, princesa de Gales, en una imagen de 1995. Foto: AP

Bashir habría falsificado extractos bancarios con un diseñador gráfico amigo para mostrar al hermano de Diana pagos a su jefe de seguridad. Lord Dyson ha llegado a la conclusión de que el uso de extractos bancarios, que mostraban pagos falsos al entonces jefe de seguridad de Conde Spencer, infringía las directrices editoriales de la BBC en ese momento.

La voz de la BBC

Richard Ayre, el controlador de la política editorial de la BBC en 1995, dijo que había informado a Lord Dyson, en la evidencia presentada en enero, que Bashir habría violado las pautas al burlarse de las declaraciones y mostrárselas a Spencer.

Ayre dijo que nunca habría permitido que las declaraciones fuesen falsificadas y mostradas al Conde Spencer. «El uso del engaño al hacer programas fácticos solo habría sido permisible en el caso de investigar delitos graves y donde haya evidencia prima facie de la que ya se había obtenido la culpabilidad de esa persona investigada”, aseguró .

«Esas circunstancias claramente no se aplican a una entrevista con la Princesa de Gales. No habría sido aceptable utilizar un engaño significativo en este caso», dijo el director general de la BBC, que no tiene experiencia periodística anterior.

Secreto mayor

En el mayor de los secretos, Martin Bashir entrevistó a la princesa Diana y nadie se enteró del proyecto. Ni sus amigos ni su jefe de prensa. El problema para Diana era que el chairman de la BBC entonces era el marido de la dama de compañía favorita de la reina Isabel y podrían enterarse en la Casa Real.

Diana y Carlos el día del anuncio de su compromiso. Foto: AP

Diana y Carlos el día del anuncio de su compromiso. Foto: AP

La emisora ​​enfrenta una crisis ya que una investigación de seis meses realizada por Lord Dyson criticó la conducta de Lord Hall of Birkenhead, el exjefe de la corporación, y otros altos ejecutivos en el manejo de acusaciones sobre el trabajo de Bashir en el programa Panorama.

Hall fue identificado, en 60 páginas de documentos previamente secretos, como una figura clave en el esfuerzo por proteger al presentador. Los hallazgos podrían allanar el camino para las reclamaciones de compensación de los trabajadores de la BBC y el personal real, que perdieron sus funciones como resultado del engaño de Bashir.

Hall, ahora presidente de la National Gallery, era el jefe de noticias y asuntos de actualidad de la BBC, cuando los principales periodistas de Panorama expresaron su preocupación por Bashir.

El príncipe William

No se sabe si el Palacio de Kensington, la casa del príncipe William y Kate, vio con anticipación el informe. El duque de Cambridge, hijo de Diana, que se enfureció frente al reportaje y hoy tiene 38 años, comentará sus hallazgos cuando haya tenido la oportunidad de leer el informe.

Fue el primer miembro de la familia real en comentar las afirmaciones de que Bashir engañó a su madre para que diera la entrevista de Panorama, diciendo en noviembre pasado que esperaba que la investigación «estableciera la verdad» y describiéndola como «un paso en la dirección correcta».

El príncipe William y su esposa Kate. Foto: AFP

El príncipe William y su esposa Kate. Foto: AFP

Lord Dyson emitió un comunicado diciendo que su informe estaba completo y entregado a Tim Davie, director general de la BBC.

Lord Hall, el predecesor de Davie como director general, también se enfrenta a críticas por su papel en 1996 en la realización de una investigación original sobre la falsificación de los extractos bancarios por parte de Bashir. En ese momento, Lord Hall, entonces director de noticias de la BBC, excusó el «lapsus» de Bashir y lo calificó de «hombre honesto y honorable».

Bashir se ha negado a comentar públicamente sobre el furor, citando su mala salud. Pero se cree que ha montado una defensa enérgica en la investigación de Dyson.

32 mentiras

El hermano de Diana, el conde Spencer, le dijo a Dyson que Bashir se aseguró su cooperación diciendo 32 mentiras, incluido que el teléfono de Diana estaba siendo intervenido, que el Príncipe de Gales estaba enamorado de la niñera de sus hijos, Tiggy Legge-Bourke y había sido embarazada, y que el el conde de Wessex, hijo de la reina, estaba recibiendo tratamiento para el sida.

Charles Spencer, el hermano de Diana, la querida princesa de gales. Foto: Collage BBC

Charles Spencer, el hermano de Diana, la querida princesa de gales. Foto: Collage BBC

Dyson recibió 60 páginas de actas de las reuniones de la junta de noticias y actualidad de la BBC celebradas en los tres meses posteriores a que el personal de Panorama planteara sus preocupaciones. Mostraron que los periodistas que hablaron fueron acusados ​​de ser una banda «celosa».

En una reunión se decidió «eliminar a los alborotadores, uno por uno«. Tres periodistas que expresaron su preocupación abandonaron Panorama.

Hall había dicho que Matthew Weissler, el diseñador gráfico al que Bashir le dijo que produjera extractos bancarios falsos, “no volverá a trabajar para la BBC”. Una investigación interna, dirigida por Hall en 1996, encontró que «no se trataba de que el Sr. Bashir intentara engañar o hacer algo indebido». Concluyó que el reportero estrella era un «hombre honesto».

El informe de Dyson se publicó este jueves a las 2 p.m. Una investigación de Panorama sobre el escándalo estaba previsto para las siete de la tarde hora británica.

Un informante de la BBC dijo: “Lo que sucedió en Panorama con Bashir estableció la cultura de la BBC en la que el personal temía plantear preocupaciones sobre irregularidades. Los denunciantes fueron despedidos y los que encubrieron fueron promovidos”.

Implicancias para el príncipe Carlos

Para la Familia real y, especialmente, el príncipe Carlos este revisionismo libera el camino al trono. El reportaje de su entonces mujer, la princesa Diana detonó su divorcio y dañó inmensamente a la monarquía. Les costó repararla y lo hizo personalmente la reina Isabel.

El príncipe Carlos y Camilla. Foto: AFP

El príncipe Carlos y Camilla. Foto: AFP

Ahora, con el príncipe Felipe muerto y la reina nonogenaria, él se acerca al trono, pretende que Camilla sea la reina y no la duquesa de Cornwall, y limpiar las flores de un verdadero jardín de espinas, que es el fantasma de la princesa Diana en su historia hacia la coronación.

La otra amenaza es el príncipe Harry, que en plena terapia, va a seguir revelando verdades en su programa de salud mental que la corona quiere guardar en sus archivos.

Ningún miembro de la Casa Real saludó el miércoles a Meghan y Harry en su tercer aniversario de boda.

Fuente: Clarín