Los “taxis voladores”: la sorprendente idea de la alcaldesa de París en defensa del medio ambiente

Son vehículos eléctricos, mezcla de drone con un helicóptero, que transportará pasajeros y mercancías desde el aeropuerto al centro de la ciudad.

Sin tasdítulo

La alcalde de ParísAnne Hidalgo tiene una obsesión: dejar las calles de la capital de Francia sin automóviles en nombre de la ecología y el medio ambiente. Después de las bicicletas para todos, apareció otra excentricidad. Los taxis voladores son su último sueño.

Los aeropuertos de Paris y la RATP seleccionaron el lunes a los 30 socios que contribuirán al primer experimento con taxis voladores o EVTOL, un vehículo volador eléctrico con despegue vertical, en París. Un proyecto que podría estar en marcha en el 2030.

Los EVTOL dejarán de ser una ficción para convertirse en una posibilidad en junio del 2021, cuando realicen su primer vuelo experimental desde Pontoise, en Val d’Oise, en la Ile de France. Lo anunció el diario Le Parisien en Paris.

Lo confirmaron Aéroports de Paris (ADP) y RATP, asociados a Choose Paris Region (agencia de promoción internacional Ile-de-France) en este proyecto de desarrollo de vehículos voladores para el transporte.

La Alcaldía de París busca reducir el tránsito para bajar la contaminación. Foto: AFP

La Alcaldía de París busca reducir el tránsito para bajar la contaminación. Foto: AFP

Entre un helicóptero y un dron

¿El objetivo? Los juegos Olimpicos en Francia en el 2024. Quieren tener un “tester” de taxis voladores en marcha para entonces. Una especie de mezcla entre un dron capaz de transportar pasajeros y un helicóptero con menos ruido y menos contaminación, sin forma de OVNI.

Los fabricantes probarán sus prototipos en Val-d’Oise. ADP, RATP y Choose Paris Region especificaron los términos de estas primeras pruebas y quiénes serían los muchos socios del proyecto.

El objetivo es no dejar nada librado a la improvisación. No se trata solo de hacer volar una máquina, sino de tener en cuenta cuestiones de seguridad, logística, mantenimiento, aceptabilidad por parte del público en general, gestión de pasajeros.

El 30 de septiembre pasado, ADP ya había elegido el aeródromo de Pontoise Cormeilles-en-Vexin como lugar para el experimento. El primer socio es Volocopter, que será el primer actor industrial en probar su vehículo VoloCity , a partir de junio de este año. Pero son muchos los que son parte en todas las dimensiones del proyecto. De hecho, se seleccionaron treinta socios en total, entre más de 150 solicitantes: Airbus, Air France, Thalès, Safran y empresas emergentes están en la lista.

La alcalde de París, Anne Hidalgo, es una impulsora del uso de las bicicletas para reducir la contaminación ambiental. Foto: AFP

La alcalde de París, Anne Hidalgo, es una impulsora del uso de las bicicletas para reducir la contaminación ambiental. Foto: AFP

Del lado de los vehículos voladores, además de Volocopter, ADP y RATP, han elegido Airbus, que ya ha desarrollado un taxi CityAirbus. Pero también empresas emergentes de China, Singapur y Eslovenia.

Habrá tanto vehículos voladores para el transporte de personas como para el transporte de mercancías. Además del vehículo en sí, se conservan otras cuatro categorías para el desarrollo de estos taxis voladores: infraestructura (el llamado aeródromo «vertiport», carga eléctrica), integración en el espacio aéreo (gestión del tráfico y seguridad), operaciones (aplicación de navegación, reserva, logística) y aceptabilidad (ruido e impactos socioeconómicos).

Medirán el ruido

Por lo tanto, para los 30 socios seleccionados, participan grandes grupos, como Air France, Dassault, Safran, Thalès, junto con nuevas empresas especializadas.

También están presentes actores públicos y universitarios, como la Ecole Polytechnique, ESSEC o Bruitparif, para medir los impactos del ruido.

Para Edward Arkwright, Director Gerente de ADP, el interés de todos estos jugadores muestra que estos vehículos voladores «no solo inspiran sueños, sino que tienen cualidades intrínsecas: ruido muy reducido, un medio de transporte bajo en carbono, un costo menor de mantenimiento e infraestructura y ofrece un valor relativamente alto en el ahorro de tiempo”.

RATP tiene la intención de aportar su experiencia en el transporte de pasajeros en áreas urbanas. «Estamos pensando en un servicio tipo VTC premium, para trayectos urgentes», explicó Marie-Claude Dupuis, directora de innovación de RATP.

Con un taxi volador, puede imaginar una conexión directa entre el aeropuerto Roissy- Charles de Gaulle y el barrio de negocios de La Défense en 15 minutos. Tras las pruebas en condiciones reales, los socios creen en un servicio comercial operativo en 2030.

Fuente: Clarín