Preparar exámenes: cómo es la nueva app que ayuda a conseguir profesores particulares

Conecta a quienes necesitan rendir previas, recuperatorios y finales de cualquier materia con docentes cercanos. Claves y costos.

ddhh

Arrancó la temporada alta de las clases particulares. Quienes tienen recuperatorios, previas y exámenes finales por rendir deben empezar a estudiar cuanto antes. Y contratar por horas a un profesor puede ser la clave para aprobar.

Lo que no siempre es sencillo es dar con la persona indicada para brindar este apoyo escolar o académico. Es decir, alguien bien capacitado que atienda cerca o que pueda ir a domicilio en los horarios necesarios.

Por eso, emprendedores argentinos crearon una app -la primera de su tipo en el país- que promete simplificar estas búsquedas. Una nueva plataforma de esas que aprovechan la geolocalización de los smartphones para ayudar a que vecinos con necesidades compatibles puedan prestarse servicios.

A grandes rasgos, sería como un «Uber» de clases. Así como aquella famosa app contacta a quienes necesitan trasladarse con choferes cercanos dispuestos a llevarlos, y así como Rappi o Pedidos Ya conectan a quienes precisan enviar paquetes con cadetes listos para hacerlo, Haloprof se basa en un concepto similar.

​Por un lado, permite a estudiantes de todos los niveles -primario, secundario y universitario- hallar en segundos sobre un mapa a profesores particulares en su área dispuestos a ayudarlos. Y por otro lado, desde el punto de vista del docente, opera como una nueva manera de promocionarse y conseguir alumnos.

Así se ve Haloprof, la app que ayuda a conseguir profesores particulares. Imagen: Captura.

Así se ve Haloprof, la app que ayuda a conseguir profesores particulares. Imagen: Captura.

Una modalidad que es tendencia global

Los llamados «marketplaces de tutores» están en auge en el mundo. La plataforma GoStudent, líder del rubro en Europa, se transformó hace poco en una «empresa unicornio»: ya vale más de 1.400 millones de euros. En Estados Unidos, por su parte, TakeLessons acaba de ser adquirida por Microsoft.

En Argentina la oportunidad de avanzar con algo similar fue advertida hace tres años por un estudiante que, a sus 17, se topó de frente con el problema. «Mis compañeros del secundario tenían que preparar materias y yo veía cuánto les costaba hallar un profesor. Podían estar días buscando», contó a Clarín Alan Szumiraj, el fundador y CEO de Haloprof.

«En general -recordó- pedían referencias a conocidos o buscaban en Google o en Instagram portales de profesores, pero debían esperar respuesta y demoraban mucho hasta poder agendar una clase. Pensé entonces que con la tecnología se podía hacer algo para optimizar eso, y me puse a trabajar.»

La aplicación -descargable aquí para Android aquí para iPhones– fue lanzada finalmente por este emprendedor y su equipo en marzo pasado y, pese a haber tenido poca difusión, logró un veloz crecimiento.

Más de 250 profesores ya ofrecen clases a través de la red: son principalmente del AMBA, pero también empezaron a anotarse en muchas otras ciudades del país. Del otro lado, más de 6 mil estudiantes se registraron para buscar quien les enseñe. Y prevén que de acá a fin de año, al acercarse los exámenes, todas esas cifras se multipliquen.

Los alumnos pueden ver en un mapa a los profesores cercanos y cuánto cobra cada uno. Imagen: Captura.

Los alumnos pueden ver en un mapa a los profesores cercanos y cuánto cobra cada uno. Imagen: Captura.

Paso a paso, cómo funciona Haloprof para los profesores

Para empezar a ofrecer clases en la plataforma, profesores de cualquier especialidad y nivel educativo deben bajarse la app específica para docentes y registrarse dejando sus datos personales y el curriculum vitae ​(CV).

También tendrán que indicar de qué materias pretenden dar clases particulares (matemática, física, química, lengua, inglés, etc.), en qué zona están y cuánto cobrarán por hora.

Marcarán además en un calendario cuáles son los días y horarios que tienen disponibles para agendar las sesiones, que pueden -según prefiera- ser tanto presenciales como a distancia. Y aclararán qué medios de pago van a aceptar: efectivo Mercado Pago​ son las opciones.

Los responsables de la plataforma entonces verifican los datos y, si todo está en orden, en menos de 48 horas la oferta aparecerá en el mapa cada vez que un estudiante de la zona busque a un docente de la asignatura en cuestión.

Los profesores administran las clases y chatean con los alumnos a través de una app especial. Imagen: Captura.

Los profesores administran las clases y chatean con los alumnos a través de una app especial. Imagen: Captura.

Paso a paso, cómo funciona Haloprof para los estudiantes

Para los alumnos la cuestión es aun más sencilla. Se bajan la app al smartphone, se registran y escriben en el buscador el nombre de la materia que necesitan aprender.

Eso basta para que se despliegue un mapa con los profesores cercanos, sus tarifas y referencias de alumnos anteriores. En Capital quienes ofrecen clases de las materias más comunes están pidiendo alrededor de $ 500 o $ 600 por hora. Aunque también se ven valores por debajo de eso, y otros por encima de $ 1.000.

Haloprof permite agendar clases en pocos minutos con un profesor particular cercano. Imagen: Captura.

Haloprof permite agendar clases en pocos minutos con un profesor particular cercano. Imagen: Captura.

Al buscar, los usuarios también incluir filtros para que el sistema les muestre sólo a los profesores que estén en determinado rango de cercanía, o a los que cobren no más de cierta tarifa por hora, o a los que aceptan dar clases a distancia, o bien los que tienen disponible determinadas fechas y horarios, entre otras variables.

Al encontrar al «profe» ideal le pueden pedir por la app tener una clase y, si el prestador acepta, la cita presencial o virtual queda agendada. Ambas partes además pasan a estar en contacto a través del chat de la plataforma

La app arma una agenda con las clases tomadas y pendientes. Imagen: Captura.

La app arma una agenda con las clases tomadas y pendientes. Imagen: Captura.

El servicio es gratuito para el alumno, que sólo deberá pagar por cada clase el precio publicado en la app. Al profesor, en tanto, le cobran una comisión del 20%, que puede ser abonada con Mercado Pago, con tarjeta o en efectivo en locales de redes como Pago Fácil y Rapipago.

Por ahora tanto los pagos del alumno al profesor como las clases online (por Zoom o Google Meet) se cursan por fuera de la aplicación, pero en Haloprof dicen estar trabajando para que pronto estén integrados en el sistema. También prevén, si el crecimiento continúa y consiguen inversores, exportar la propuesta a otros países de la región.

Fuente: Clarín