Tele contra el machismo: series sobre mujeres empoderadas, ¿cuáles son las imperdibles?

MIRÁ LOS VIDEOS. Este mes se lanzaron nuevas temporadas de ficciones acerca de chicas poderosas que enfrentan las desigualdades de género. Aquí, un panorama de cinco historias feministas, ideles para ver en familia. "Tarde Baby", la serie de Malena Pichot indaga en el universo femenino.

tarde-baby-la-serie-de___RqSbwsPou_1256x620__1

“¿Qué se piensan, que si sale la ley del aborto todas vamos a ir a abortar corriendo?”. Es la pregunta de la comediante Malena Pichot en su show de stand-up feminista Estupidez compleja, de Netflix. Ese mismo chiste inspiró a Pichot una de las escenas más graciosas de una premiada serie web argentina de un3.tv, que también se puede ver por Flow: Tarde Baby¿Cuáles son las claves de las ficciones sobre mujeres empoderadas contra el machismo y sus preconceptos?

Tarde Baby, de ocho brevísimos episodios, está ambientada en una realidad irónica post-apocalíptica. Cuatro amigas se refugian en un motorhome para hablar de sus derechos de género y para recordar anécdotas de episodios sexistas y misóginos del pasado: el caos llevará a un futuro mejor cuando muchas costumbres opresivas queden en ridículo. Con gags de stand-up y mucha sororidad (solidaridad femenina), fluyen los diálogos creados por Pichot, co-directora con Lucía Valdemoros, y protagonista junto a Charo López, Ana Carolina y Vanesa Strauch.

Tarde Baby ganó el Premio Lola Mora 2018 a la Mejor Ficción de TV, y desde el 16 de julio está disponible en Flow y en Canal 1 HD de Cablevisión, así como otras series web producidas por la Universidad de Tres de Febrero. Claro que las opciones de series sobre mujeres empoderadas son múltiples en la TV actual. El final de la segunda temporada de Big Little Lies (por HBO, y asimismo en Flow) dejó una avidez por más ficciones de mujeres y chicas que abrazan sus identidades contra las desigualdades de género.

Big Little Lies fue una marca. Tras una primera temporada en la que los personajes de Nicole Kidman, Reese Witherspoon y Shailene Woodley lidiaban contra la violencia explícita y su minimización en Monterrey, California, este año se presentó a alguien oscura y negadora: Meryl Streep es la madre del fallecido esposo golpeador de Celeste (el personaje de Kidman). Quizá los giros narrativos y morales de Big Little Lies no hayan conformado a todas y a todos, pero su vigor late en otras famosas series con mirada feminista. Aquí, un repaso por cinco opciones imprescindibles.

1) Derry Girls

Segunda temporada, disponible en Netflix desde el 2 de agosto

«Derry Girls», una serie ambientada en la Irlanda del Norte de los años ’90.

Los rostros se desencajan cuando estalla una bomba del IRA en la ciudad de Derry, en Irlanda del Norte. En una secundaria de monjas, cuatro chicas locales (y un solo chico inglés) hacen y dicen disparates para soportar la realidad. O se crean una nueva, abrazando el ridículo sin pudor. Desde el tono de sátira, Derry Girls busca una mirada curativa a los dolores que se vivieron allí, en los ’90, por la lucha política y armada entre los independentistas católicos y los protestantes defensores de Gran Bretaña. Derry no es casual: allí ocurrió en 1972 la matanza del “Bloody Sunday” (que inspiró una canción de U2), y ya en 1991, el IRA aceptó un alto el fuego. Frente a ello, los problemas de estas adolescentes protagónicas parecieran triviales, pero detrás de cada situación jocosa y absurda hay una motivación nada infantil: rechazar la violencia y los machismos furtivos, buscar la verdadera fe personal (sin relatos de autoayuda) y cuestionar los dogmas de las instituciones y de la religión. Derry Girls no sólo hace reír a carcajadas: propone otra forma de educación.

2) Glow

Tercera temporada, disponible en Netflix desde el 9 de agosto

"Glow", una serie sobre mujeres luchadoras, que luchan contra la cosificación.

«Glow», una serie sobre mujeres luchadoras, que luchan contra la cosificación.

¿Las mujeres que hacen lucha libre también se empoderan? ¿O exponen sus cuerpos, para el goce de los machos, por demanda del mercado y de la TV? En los ’80, en la ciudad de Los Ángeles, se lo cuestionaron ellas mismas: “Las hermosas damas de la lucha libre”. O dicho en inglés: “Gorgeous Ladies of Wrestling” (GLOW). Un show televisivo inspiró esta ingeniosa y veloz comedia de Netflix en la que estas trabajadoras del ring buscan demostrar, con escenas y diálogos hilarantes, que pueden triunfar en el negocio sin ser cosificadas. En esta tercera temporada viajan a Las Vegas para hacer funciones en el Fan-Tan Hotel and Casino: las estrellas Zoya Destroya (la genial Alison Brie) y Liberty Belle (Betty Gilpin) tensarán sus fuerzas escénicas debido a sus dramas personales y el equipo completo rebatirá distintos niveles de machismo con su verdadero poder colectivo: la sororidad. Se rumorea que Netflix no planea más temporadas de Glow, pero las marcas que ya dejó no se van a agotar. Las luchas por mayores derechos de género seguirán: arriba y debajo del ring.

3) The Handmaid’s Tale

Tercera temporada, desde el domingo 18 de agosto a las 23 por Paramount Channel. Luego en Flow y en Canal 1 HD de Cablevisión

"The Handmaid's Tale", una ficción feminista y antia-utoritaria.

«The Handmaid’s Tale», una ficción feminista y antia-utoritaria.

Un grito punzante y una túnica roja (con una cofia blanca) emergen entre la nieve nocturna: de las frías sombras a la luz paulatina. Así se dispara la tercera temporada de la ficción feminista y anti-autoritaria que se volvió un símbolo mundial contra el abuso sexual y las violaciones, sustentadas por cierta moral religiosa fanática. Tanta crudeza no es imaginación: basta leer los diarios. ¿A dónde se dirige, ahora, la heroína June (Elisabeth Moss)? ¿Escapará por fin de Gilead, este Estado dictatorial que oprime a las mujeres como criadas-esclavas para la reproducción sexual? ¿Qué giros drásticos enfrentarán ellas, cada vez más cerca de la rebelión contra estos psicópatas bíblicos? Se intuye un cambio en la trastornada Serena (Ivonne Strahosvki), esposa y cómplice del comandante Waterford (Joseph Fiennes), y la acción se multiplicará en Washington y en Canadá. Sin esquivar cierto sadismo, esta serie es una poderosa metáfora sobre las disidencias a los totalitarismos políticos y financieros que hoy se replican en todo el mundo.

4) Fleabag

Dos temporadas disponibles en Amazon Prime Video

"Fleabag", una irreverente serie británica, de la misma creadora de "Killing Eve".

«Fleabag», una irreverente serie británica, de la misma creadora de «Killing Eve».

El joven cura cierra su homilía con “no nos dejes caer en la tentación, líbranos del mal…”. Y ella, Fleabag, remata con su voz libidinosa mirando a cámara: “¡Amén!”. La tentación es doble: un placer prohibido y una ironía contra todo tabú y poder. Fleabag es una comedia inglesa magistral sobre las angustias y peripecias neuróticas de una londinense de 34 años: el propio personaje que encarna su filosa creadora y guionista, Phoebe Waller-Bridge (la misma de Killing Eve). Con su metro ochenta y su rostro de múltiple gestualidad, ella busca el amor donde puede, se equivoca y se reinventa. Lidia con su hermana narcisista y con su padre, entre sobreprotector y ausente. Administra un café sin mucho éxito y se ríe de sí misma haciendo partícipe al espectador. Pero sus gags inesperados no son superficiales: respiran un sarcasmo rebelde y el dolor por la muerte de un ser querido. La sublime capacidad de Fleabag para cuestionar las convenciones sexistas no está en el cinismo. Ella busca la empatía y la catarsis, no la soledad.

5) Pequeña Victoria

Desde septiembre, por Telefe

"Pequeña Victoria". La serie de Telefe se estrena en septiembre y se verá en varias partes del mundo.

«Pequeña Victoria». La serie de Telefe se estrena en septiembre y se verá en varias partes del mundo.

“Jazmín, ella es Bárbara, la mujer que va a llevar a tu bebé en su panza”, oye la ejecutiva que encarna Julieta Díaz. Sus ojos conectan con los de Natalie Pérez, cuyo personaje busca superar sus problemas económicos a través de la gestación subrogada. Un tema ineludible en esta sociedad en transformación, y que Telefe se animó a tratar en esta telenovela, con idea original de Erika Halvorsen y de Daniel Burman. ¿Qué ocurrirá cuando nazca? Ya en el hospital, sus dos madres y otras dos mujeres se conmoverán mirándola en el área de neonatología. “¿Qué nombre le ponemos?”, consulta Selva (Inés Estévez), la conductora que llevó a Bárbara al hospital. “Victoria”, sugiere Emma (Mariana Genesio), la chica trans que donó su semen para esta subrogación de vientre. Pero Pequeña Victoria (cuyo título internacional será Victoria Small) no será una oda conservadora a la maternidad: las cuatro protagonistas también verán crecer sus identidades de género con su vínculo compartido. ¿Lograrán -con su estudiada originalidad argumental- rebasar el éxito de 100 días para enamorarse?

Fuente: Clarín