Un poco de Play, mucha cocina y algo de cine clásico: los hobbys que re descubrieron los famosos en cuarentena

Además de ordenar a fondo cada rincón de su hogar, las figuras aprovecharon su tiempo para hacer esas cosas que les gustan y nunca pueden, desde leer y escribir hasta tejer o jugar juegos de mesa

nbm

“Me encantaría tener tiempo para cocinar”, “El día que tenga tiempo me voy a poner al día con las películas que no vi”, “Algún día voy a aprender a tejer”. Bueno, ahora es el momento. La cuarentena obligatoria que se extenderá hasta el 13 de abril por lo menos, con el fin de frenar el avance del coronavirus, hizo que muchas personas pudieran tener la disponibilidad para hacer aquellas cosas que tenían pendientes desde hace mucho.

En este contexto muchos famosos aprovecharon además para desconectarse un poco y no estar tan pendientes del celular, como es el caso de Diego Pérez que en diálogo con Teleshow contó que mira los mensajes por la mañana y luego lo hace a un lado: “Mi familia, mis viejos me ubican en el de línea y hablamos todos los días y trato de informarme lo justo y necesario para no volverme loco”.

“Trato de sacarle el jugo a esto, duermo hasta que se me abren los ojos porque no tengo obligaciones”, celebró el actor que además está aprovechando para leer, escuchar música, hacer en familia las tareas del hogar y mirar con sus hijos aquellas películas que hacía mucho quería volver a ver y nunca encontraba cuándo, como Un lugar llamado Notting Hill, Cinema Paradiso, Conoces a Joe Black y El Padrino, entre otras.

Anamá Ferreira también aprovechó para consumir cine, entre sus elegidas están los western, Lo que el viento se llevó y Un lugar llamado Notting Hill, pero además redescubrió los videos de Jane Fonda entrenando: “No hay nada mejor, son geniales, el pelo con permanente, la ropa ochentosa, es divertida y te da ánimo para la cuarentena, estoy haciendo sus clases de gimnasia”.

Además de leer, de arreglar las plantas del balcón y ordenar todos los placares de su casa, reconectó con sus raíces a través de la cocina: “Hice pollo, ensaladas y descubrí la olla a presión y estoy haciendo porotos bien brasileros, nunca había usado esta olla”.

La también panelista expresó su preocupación por la situación económica ya que en sus nueve escuelas de modelaje tiene varios empleados a quienes tiene que seguir pagando los sueldos: “Pero hay que quedarse en casa, soy un soldadito, además como tengo más de sesenta no salgo”.

Quien también aprovechó para ordenar cada rincón fue Nazarena Vélez, que está pasando estos días con su pareja Santiago Caamaño, con su hijo menor Thiago, con Barbie y el novio de ella, Lucas. “Gonza se quedó en lo de un amigo que tiene estudio de grabación para aprovechar”, explicó la actriz que tras “dar vuelta la casa” hará sorteos a través de sus redes para sus seguidores.

En estos días, José María Muscari, feliz en su departamento se descubrió como un “experto amo de casa”: “Me hago mis cuatro comidas de dieta proteica, lavo ropa, cocino, limpio, paso las aspiradora, limpio muebles , ordeno, limpio zócalos y organicé placares y la biblioteca. Soy un experto en dejar mi casa pipí cucú”.

Habitualmente lo ayuda una vez por semana Elba en su hogar. “Siempre tenía todo impecable, pero no como ahora”, dijo entre risas. Aunque disfruta de su tiempo y de la soledad, extraña no poder ver a su mamá: “Ella está sola en villa Urquiza y yo en Barrio Norte, tiene 74 años y no la dejo asomar la nariz ni a la puerta, tiene a Lola, una perrita caniche toy a la que ya acostumbró a hacer sus necesidades en el balcón”. El director teatral y Cuqui hablan a diario por teléfono y WhatsApp: “La apoyo a mil, es importante que me sienta cerca”.

Flor Vigna, acompañada de un rico mate, encontró en la terraza de la casa de su mamá, donde fue a pasar al cuarentena, su lugar. Puede llegar a pasar más de cinco horas allí, sin siquiera darse cuenta, escribiendo, escuchando música y sin mirar el teléfono. Desde siempre le gustó escribir, pero ahora le puede dedicar más tiempo.

Quien también está dedicando sus días a la escritura es el jurado de Bake Off, Christophe Krywonis, que este año debía entregar un libro y ahora encontró el momento justo para hacerlo: “Esta cuarentena viene al pelo. Además sigo cocinando, es una pasión y es importante hacerlo con lo que tengo, sin el consumismo de ir al supermercado, repensar todo es importante y me hace bien, me siento inteligente. Practico muchas recetas de panes de masas madres, veré hasta cuando me alcanza la harina”.

Durante estos días se “reencontró con su balcón”, donde pasa largas horas y usa mucho las redes sociales para comunicarse con sus seguidores. “Es que estoy solo en mi casa, mi hija con sus hijos en su casa y la otra hija en el Tigre con su mamá”, dijo y admitió que extraña a su gente, pero tanto con ellos como con sus familiares en Francia intenta comunicarse a diario por WhatsApp o Skype.

“Además, juego a la Play, que es para los chicos, pero ahora es mía”, confesó Christophe que con el antecedente de haber tenido una neumonía hace unos años, tiene que resguardarse en su casa.

Noelia Marzol pasa el aislamiento con su novio, Ramiro Arias. “No mucho más”, dijo luego de enumerar una larga lista de actividades: “Hago ejercicios físicos, porque no quiero lastimarme el cuerpo cuando retome la actividad. Leo, volví a jugar a juegos de mesa como el tutti frutti, burako, cartas. Cocino como siempre pero ahora con más intensidad, hago clases de canto vía Skype y volví a tejer”.

¿Cómo va la convivencia en el aislamiento? “Bien, como todo el mundo a veces nos agarramos pero nos ponemos a hacer alguna actividad diferente cada uno, como todos, acá estamos en esta, pero bien”.

Una situación diferente es la de la cordobesa Mar Tarrés, a quien la cuarentena la encontró recién separada de su pareja. “Estoy bien porque fue una decisión sana, no fue como otras relaciones que lloré. Al contrario, valoro la soledad y no estoy deprimida ni llorando, lo único que querés salir o chonguear y no podés”, dijo con el humor que la caracteriza.

Mar tarres y sus mandalas en cuarentena
Mar tarres y sus mandalas en cuarentena

En estos días pintó mandalas: “Siempre lo hago, sirve para meditar y no pensar en nada, pero ya no tengo mandalas porque los hago con acrílico sobre madera”. También hizo fotos para el catálogo de su marca de ropa: “Ya lo hacía pero y me encanta, pero como en cuarentena te la pasas en pijama, con ropa crota, la idea era decir ‘hago fotos sexies para mí’, porque no voy a estar con nadie”.

Mar tarres y sus fotos en cuarentena
Mar tarres y sus fotos en cuarentena

Para “sacar algo bueno de todo esto”, Mar desempolvó sus viejos libros de inglés y retomó con los estudios. Además, cocina, hace videos para sus seguidores y por supuesto, cuida de sus perritas que viven con ella.

Con mucho tiempo, seguramente las casas luego de la cuarentena estén más limpias que nunca y los placares más ordenados. Muchos artistas tendrán creaciones nuevas, otros se convertirán en grandes cocineros amateurs y otros reconectaron con su infancia y los juegos durante el aislamiento. Vos, ¿qué aprovechaste a hacer estos días?

Fuente: Infobae