Vestuario, maquillaje, peinado y carrozas: el backstage de los carnavales del país

Kamarr, Ará Yeví y Zum Zum son tres importantes comparsas de Entre Ríos y Corrientes y tienen en común la pasión por el baile y el amor por el Carnaval. Los responsables de sección de cada comparsa, quienes revelaron los secretos del "making of".

2623332h688

Tres comparsas, doce carrozas, más de 1.000 integrantes y alrededor de 70.000 mil plumas, piedras, canutillos y mostacillas hacen brillar el Carnaval de Gualeguaychú y el de Corrientes. Al compás de la música, la magia del color y la alegría que brinda el show en las provincias del litoral, esta tradición sigue más vigente que nunca.Plumas de la comparsa Ará Yeví, la ganadora del 2018  (Damián Cáceres)

Plumas de la comparsa Ará Yeví, la ganadora del 2018  (Damián Cáceres)

Tres comparsas, doce carrozas, más de 1.000 integrantes y alrededor de 70.000 mil plumas, piedras, canutillos y mostacillas hacen brillar el Carnaval de Gualeguaychú y el de Corrientes. Al compás de la música, la magia del color y la alegría que brinda el show en las provincias del litoral, esta tradición sigue más vigente que nunca.

Con más de 8 meses de antelación se planea cada uno de los trajes, carrozas y estilismos de peinados y maquillajes. Horas y horas sin parar de coser piedra por piedra y canutillo por canutillo para que el traje quede bordado como lo indicaba el boceto.

Infobae dialogó con responsables de maquillaje, peinado, vestuario y puesta en escena de las comparsas KamarrArá Yeví y Zum Zum, quienes revelaron los más íntimos secretos sobre el making of de cada comparsa, los tiempos de preparación, cómo lo hicieron, en qué se inspiraron este año y cuánta gente participa para que brillen cada noche en el corsódromo.  

Maquillajes

Los maquillajes son una herramienta fundamental para el carnaval. Suelen ser coloridos y tienden combinar con el traje que portan sobre la avenida del corsódromo. Los smokey eyes, el glitter, los labios colorados, y los metalizados son los verdaderos protagonistas de las noches del carnaval.

Maquillaje y peinado, el backstage de Ará Yeví antes de salir al corsódromo en Gualeguaychú (Lihue Althabe)

Maquillaje y peinado, el backstage de Ará Yeví antes de salir al corsódromo en Gualeguaychú (Lihue Althabe)

«El maquillaje está pensado en base a la temática de la comparsa que en este caso se trata de BESTIAS. Siempre trabajamos en base a los diseños de vestuario para completar de esta forma la caracterización. En este caso en personajes de la historia de la comparsa pero también maquillajes sociales recargados que se utilizan más que nada en mujeres. Tratamos de usar el maquillaje justo sin caer en diseños rebuscados, vamos más a lo efectivo, embellecer y caracterizar sin manchar rostros», Sebastián Benedetti, encargado de maquillaje la comparsa Ará Yeví.

Smokey eye en negros, lagrimales en metalizados y labiales rojos el makeup de Kamarr (Damián Cáceres)

Smokey eye en negros, lagrimales en metalizados y labiales rojos el makeup de Kamarr (Damián Cáceres)

Agus Brun, encargada del maquillaje de la comparsa Kamarr, dijo que este año para la temática de «Pandemias», más allá de las diversas pruebas previas, siempre termina habiendo cambios una vez que comienza el carnaval, ya que la luz del corsódromo y las estructuras de los trajes muchas veces hacen que los trabajos se vean diferentes y necesitan mejoras.

Maquiillaje por Sebastián Benedetti para Ará Yeví

Maquiillaje por Sebastián Benedetti para Ará Yeví

El makeup artist de la comparsa Ará Yeví agregó que tiene un equipo de 14 personas y el maquillaje se comienza a preparar con 6 ó 7 horas de anticipación al comienzo del espectáculo. «Este año como nueva herramienta implementamos el uso de máscaras intervenidas, que nos facilita y acorta el tiempo de maquillaje y dejamos de lado el uso de látex, ya que muchas veces no contamos con el tiempo necesario para realizar de forma correcta la aplicación».

Glitter y smokey eye en violetas y púrpuras (Lihue Althabe)

Glitter y smokey eye en violetas y púrpuras (Lihue Althabe)

«La inspiración básicamente es la temática. Se trabajó con el fin de embellecer a las mujeres y mantener una línea de diseño en los hombres, apuntamos a que todo espectador del espectáculo, sea donde sea que esté ubicado dentro del corsódromo, aprecie el trabajo de maquillaje y éste complete cada vestuario. La gama de colores es muy amplia y utilizamos muchos colores cálidos y saturados», detalló sobre el makeup de Ará Yeví la maquilladora Brun, que también participó en las comparsas de Marí Marí y Pelitiesos.

Plumas blancas de la comparsa Ará Yeví (Prensa Carnaval del País – Sebastián Motefinale)

Plumas blancas de la comparsa Ará Yeví (Prensa Carnaval del País – Sebastián Motefinale)

Consultada por Infobae, la experta en estilismo, Susana Milano dijo: «Algo que me llama mucho la atención es la perfección en el makeup y los imponentes tocados y peinados; son un capítulo para no dejar pasar y nos ponen entre los carnavales más importantes del mundo, con un trabajo artesanal digno de destacar».

Peinados 

Muchas veces su función es sujetar la corona si es que llevan. Otras es resaltar a las bailarinas y que puedan bailar con facilidad despejando el pelo del rostro brindándole un peinado tirante con apliques y recogidos novedosos.

Las peinadoras en plena acción. Trenzas cocidas para todas las bailarinas para que sus tocados se luzcan durante la comparsa (Lihue Althabe)

Las peinadoras en plena acción. Trenzas cocidas para todas las bailarinas para que sus tocados se luzcan durante la comparsa (Lihue Althabe)

«Los peinados fueron diseñados para que los tocados y maquillajes se luzcan en la pasarela», dice Nerina Sartori, encargada del peinado de la comparsa Ará Yeví.

«A medida que se van diseñando los trajes vamos pensando en un peinado acorde a cada tocado, tratando de lograr que se luzca tanto el traje como el integrante que lo lleva puesto. Una vez finalizados los tocados para la nueva edición de comparsa, empezamos con las pruebas de peinado. El tiempo es aproximadamente de dos meses», revela Sartori.

Recogido y trenza cosidas. Peinado para comparsa Ará Yeví de Gualeguaychú

Recogido y trenza cosidas. Peinado para comparsa Ará Yeví de Gualeguaychú

«Como generalmente sucede el resto de los años, tiene que ver con la comodidad, practicidad y agilidad para realizarlo, teniendo en cuenta que son alrededor de 140 mujeres para peinar cada sábado. Y respecto a la comodidad y practicidad significa que cada persona lleva un tocado en la cabeza, por lo que el peinado se adecua a eso, que no moleste y que se luzca», explica Marcela Olano, encargada de peinado de la comparsa Kamarr de Gualeguaychú.

Este año, para la comparsa que también compite junto a Ará Yeví y Marí Marí, la estilista Olano, decidió junto a su equipo que los peinados para las bastoneras –que son quienes abren las escuadras-, sean dos trenzas cocidas que concluyen en una cola. Y el resto de las integrantes sólo lucirá trenza cosida.

Trenzas y cola de caballo, uno de los peinados elegidos para el carnaval 2019 por Ará Yeví

Trenzas y cola de caballo, uno de los peinados elegidos para el carnaval 2019 por Ará Yeví

Para sujetar todos los peinados que realizan durante el carnaval, Sartori reveló que junto a su equipo utilizan clips, gomas elásticas, elastiquines, separadores, gel, fijadores, peines de colas, cepillos, planchita, buclera y otros elementos que se consideren necesarios para cada peinado.

Vestuario 

Juanjo Caballero, diseñador de la comparsa Zum Zum de Corrientes, reveló que no tuvo mucho tiempo para preparar su vestuario y que por razones de tiempo tuvieron que optar por realizar en su confección cortes y moldes fáciles y prácticos basados en los tiempos que tenían que eran pocos: dos meses.

«Este año Zum Zum fue un enredo de riquezas, laberintos y pasajes. Hicimos «Utopías», un mundo posible basado en un poema de Galeano, donde habla de un mundo diferente. Opté por colores dulces, volví a los pasteles que rinden en la avenida, y colores blancos. Tuvimos un sector con líneas griegas, otro sector con líneas sencillas pero siempre evitando lo barroco que son los que más tiempo llevan», detalló Caballero.

(Cesarino Fotografía)

(Cesarino Fotografía)

«Sencillos, de telas impresas y estampadas, y también para las figuras más destacadas usamos lo mismo. Para el pedrerío, strass de diferentes calidades y colores, piedras engarzadas, metales, piedras acrílicas de diferentes tamaños. Plumas de gallo, faisán de todo de tipo, lady, plata y plumas amazonas, entre otras», agregó el diseñador.

Boceto de una de las reinas de Zum Zum

Boceto de una de las reinas de Zum Zum

Por su parte, en Gualeguaychú, el encargado de vestuario de Kamarr es Saul Fariña, pero todos en la comparsa y en Entre Ríos lo conocen como «Fuegor». Él contó que con la preparación de la indumentaria, el taller comenzó a confeccionar los trajes en junio del 2018 debido al incendio que tuvieron en las instalaciones de la comparsa.

«Para las Pandemias de Kamarr en la edición 2019 se trabajó con diferentes telas en varias texturas, pedrería, lentejuelas y canutillos en diferentes gamas de colores», dice Fuegor.

Marí Marí (Prensa Carnaval del País – Sebastián Motefinale)

Marí Marí (Prensa Carnaval del País – Sebastián Motefinale)

Y Susana Milano, la asesora de moda, agrega: «El brillo, el gran trabajo de bordado de piedras, canutillos, flecos, y plumas, donde las bailarinas se destacan con colores brillantes, sus trajes de baño decorados con una gran cantidad de accesorios lucen al compás de la música como brazaletes, tobilleras, pulseras, collares y cinturones».

Carrozas 

Carroza de Kamarr pintada con aerosol

Carroza de Kamarr pintada con aerosol

Las carrozas son una de las estructuras más esperadas. Son las que trasladan a las reinas y las figuras más importantes de cada comparsa.  Germán Farabello, encargado de puesta en escena y desplazamiento de la comparsa Kamarr, contó que los ensayos empezaron tarde por la complejidad de su temática: mostrar la evolución de las pandemias a lo largo de la historia y cómo los laboratorios hicieron de eso un negocio.

Carroza de la comparsa Marí Marí (Prensa Carnaval del País – Sebastián Motefinale)

Carroza de la comparsa Marí Marí (Prensa Carnaval del País – Sebastián Motefinale)

«Dentro de la puesta en escena comenzamos con los portabanderas, encargados de llevar la insignia de Kamarr. Ellos son nuestra apertura y representan la pandemia. Detrás viene la comisión de frente, que muestra unas marionetas infectadas por un virus, trayendo la enfermedad», explicó.

«Luego, un cuerpo de baile representando a leprosos (caracterizados con prótesis de látex), que simbolizan a las clases bajas que no tienen acceso a la salud, coronados por una figura femenina que representa el antídoto que no pueden alcanzar. En medio, el virus de Kamarr, que trae la cura a través de la alegría del carnaval, que no distingue razas ni clases sociales, con otro cuerpo de baile».

«En el último tramo, se representan distintos carnavales del mundo: África, Venecia y nuestro Carnaval de Gualeguaychú, donde la Pandemia es vencida y finaliza con la batucada, que son enfermeros de la esperanza», detalló con lujo de detalle cada pasada de la comparsa de Kamarr en Gualeguaychú en la que se van a disputar el primer puesto del 2019.

Una de las carrozas de Zum Zum en Corrientes

Una de las carrozas de Zum Zum en Corrientes

Farabello agregó que para el armado de cada una de las carrozas se precisa de un equipo compuesto por herreros, que son los que arman las estructuras y las bases, y escultores, encargados de tallar los bloques de telgopor para lograr figuras imponentes que se empapelan con papel y cola vinílica que se pintan y se decoran con diferentes materiales, desde telas, brillos, lentejuelones y todos los necesarios para dar el efecto deseado.

Fuente: , Infobae.