Sin perder la esencia ricotera, Skay abre su abanico musical en otro disco

El guitarrista, cantante y compositor lanzó “En el corazón del laberinto”, su séptimo disco solista, acompañado por su banda Los Fakires, en el que, a lo largo de diez nuevas canciones, mantiene viva la impronta musical que lo caracterizó en su etapa como líder de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, aunque abre el juego a distintos géneros musicales.

ASDAS

La presentación de esta nueva placa, sucesora de “El engranaje de cristal”, de 2016, llega luego de completar la publicación en plataformas digitales, a razón de una canción por semana, una modalidad puesta en marcha en mayo pasado con “El sueño de la calle Nueva York”, su primer corte.

Así, cada viernes, el artista platense sorprendió con composiciones que, si bien podían remitir de manera directa a diversas piezas registradas por Los Redondos, planteaban nuevos horizontes musicales, ya sea por su estilo como por sus sonoridades.

El mejor ejemplo de esto aparece en el tema que abre y da nombre al disco, coescrito con el trompetista Hugo Lobo, en donde los aires de swing que se sugieren desde un inicio toman fuerza con la entrada de una sección de vientos comandada por el líder de Dancing Mood.