Alicia María Zorrilla publicó ¡¿Por las dudas..?!. Aborda las incertidumbres que nos acosan día a día cuando usamos nuestra lengua

zorrilla
20221212_194639
20221212_195403
20221212_200102
20221215_181803

La transgresión del significado de las palabras, la puntuación, los gerundios, los desdoblamientos léxicos, los tiempos verbales, los desaciertos gramaticales, los géneros femenino y masculino, etcéteraY lo hace como siempre sin perder el humor. 

Por Carlos Marrero, especial para DiariodeCultura.com.ar.

«Todos tenemos la libertad para hablar, pero la obligación de que nos entiendan. La risa es terapéutica, es sana. Del error nace la risa, pero también la enmienda y luego la norma para hablar y escribir con cierto decoro y formalidad, por eso el libro tiene dos signos para hacerlo más enérgico. Me interesa que el libro sea material de consulta».

Entre otros capítulos está el dedicado a los malos usos idiomáticos que generó la COVID-19 en los medios y en la internet, con frases como «¡No te sobreembarbijes!», o el titulado “El gerundio de los abogados”, en el que Zorrilla analiza sin piedad los errores de la escritura jurídica. La lengua es el centro de la cultura y por eso no está de acuerdo con que se distorsione para que la sociedad cambie, explica Zorrilla sobre su trabajo que confió a la editorial Libros del Zorzal.


«El aprendizaje de nuestra lengua ensancha nuestra existencia; propicia ese diálogo esencial entre nosotros y los demás; ilumina la posibilidad de entendernos bien, que significa respetarnos más», escribe la presidenta de la Academia Argentina de Letras (AAL), Alicia María Zorrilla. La autora de Sueltos de lengua tiene una misión: lograr que los hablantes del español se enamoren de su lengua, agradezcan que la poseen y se esfuercen por expresarla bien y escribirla mejor.

Entre otros capítulos imperdibles, está el dedicado a los malos usos idiomáticos que generó la COVID-19 en los medios, con frases como «¡No te sobreembarbijes!», o el titulado “El gerundio de los abogados”, en el que Zorrilla analiza sin piedad los errores de la escritura jurídica.
La escritora cita al filósofo y médico inglés John Locke (1632-1704), quien alguna vez afirmó que “no hay un solo error que no haya tenido sus seguidores”. 

Como cierre de la entrevista Zorrilla señala que en el estudio no existe la saciedad, no tenemos que dejar de tener hambre de estudio. Y nos recuerda a Manuel Alvar López (1923-2001),  «las palabras nos piden pasión porque nuestra lengua es nuestra identidad, somos lo que de la lengua hacemos. Los pensamientos cuando son profundos deben darse a conocer».

Acerca de la autora: Alicia María Zorrilla (Buenos Aires, 1948) preside la Academia Argentina de Letras y es Miembro Correspondiente Hispanoamericana de la Real Academia Española. Es Doctora en Letras por la Universidad del Salvador; Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y Profesora especializada en Castellano, Literatura y Latín. Es autora de varias obras literarias y lingüísticas, entre ellas, Sueltos de lengua (Libros del Zorzal, 2020), que obtuvo el Premio Esteban Echeverría de ensayo de la Sociedad Argentina de Escritores por unanimidad; Retrato de la novela y La voz sentenciosa de Borges.
@camarrero1