Se estrenó el documental de Ricardo Fort: aquí un anticipo sobre la espinosa relación con su padre y el diario íntimo leído por sus hijos

Ya puede verse en Star+ "El Comandante Fort", una serie que retrata parte de la vida del mediático millonario.

safsdfsdf

El Comandante Fort, la serie documental acerca de la vida del millonario mediático se estrenó este 25 de enero en la plataforma Star +.

Te mostramos un video en el que se escucha la voz de Ricardo mientras la cámara muestra distintas líneas de montaje de la fábrica Felfort, como por ejemplo una subjetiva sobre cómo se empaqueta el famoso chocolate Dos Corazones.

“Cuando era chico iba a la fábrica y me paseaba por los sectores de chocolates, de envueltos, bombones. Y me la pasaba jugando, para mi era un juego estar en la fábrica con el olor a chocolate. Había un piletón enorme, lleno de millones de muñequitos Jack y yo me tiraba a nadar”, cuenta Fort. Luego se oye la voz de su hermano Eduardo, quien trae al relato el contraste entre su papá Felipe Fort y su excéntrico hermano.

“El gran problema entre Ricardo y mi papá era que a Ricardo no le gustaba trabajar. Y eso a mi papá lo volvía loco”, asegura Eduardo. Y vuelve a aparecer la voz de El Comandante para completar la idea: “Mi padre era una persona muy recta. Muy de que si yo quería tener cosas, tenía que ganarmelas trabajando. Trabajando en la fábrica, por supuesto: la única forma en la que él pensaba que se podía vivir. No creía en mi como artista ni como empresario teatral, ni cantante, ni nada de eso. Por eso, cuando él fallece para mi fue un renacer de la persona que yo siempre quise ser, el artista”.

Ricardo Fort con una peluca rubia. Según cuenta Eduardo en el documental El Comandante Fort, su hermano solía disfrazarse "de Raffaella Carrà y hacían un show con mi mamá"

Ricardo Fort con una peluca rubia. Según cuenta Eduardo en el documental El Comandante Fort, su hermano solía disfrazarse «de Raffaella Carrà y hacían un show con mi mamá»

“En un momento Ricky empezó a no querer venir más a la fábrica. Prefería acompañar a mi mamá a ver desfiles, a la peluquería… Era muy compañero de mi mamá, se quedaba con ella. A él le gustaba disfrazarse de Raffaella Carrà y cantaban juntos, hacían todo un show muy divertido”, relata Eduardo.

Y de nuevo, aparece la voz de Ricardo para ahondar en el vínculo con su papá y trae a la memoria un fuerte diálogo. “Una vez discutí con mi vieja y mi viejo me preguntó qué me pasaba. Y le dije: ‘Estoy saliendo con un hombre, me gusta, estoy bien, estoy feliz, no te pido que lo entiendas. Te pido que lo respetes’. Me dijo: ‘No lo entiendo, me da asco. Pero te respeto’. Así me dijo. Hasta me ha llegado a decir que prefiere tener un hijo drogadicto antes que un hijo homosexual. Y tuvo a los dos”, cierra Ricardo con crudeza.

En el otro adelanto que se dio a conocer, aparecen Marta Felipe Fort, los hijos mellizos del millonario, quienes leen en cámara el comienzo del diario íntimo de Ricardo.

Marta y Felipe leen el diario íntimo de Ricardo Fort

“Empezaré diciendo que nací un 5 de noviembre de 1968 en Buenos aires, Argentina, en una de las mejores clases de familia que podría haber elegido”, leyó Felipe. “O la peor, la de los ricos. Mi padre es bueno para ser exitoso, conservador, que solo se dedicaba a trabajar en su fábrica”, completó Marta a su lado. “Mi madre, una mujer muy hermosa, con un carácter fuerte y una energía avasallante que desplegaba cada vez que entraba a algún lugar. Así comienza mi historia”, cierra de nuevo el joven y la mirada de los hermanos va hacia la cámara.

“Siempre de chico soñé y pensé que mi vida iba a ser así: iba a tener mucho éxito y de repente me iba a morir. Después iban a hacer una película de mi vida y toda la historia de mi vida”. Como si fuera un oráculo de sí mismo, la voz y la frase de Ricardo Fort es lo primero que se escucha en el primer adelanto que se había difundido de El Comandante Fort.

En ese mismo trailer también aparecen sus hijos, quienes dan testimonio para edificar esta historia en torno a la vida del heredero de Felfort y además integran la producción de esta realización. “Yo no sé si fue un buen padre o no, pero era el mío y lo extraño”, asegura Felipe.

Una mirada sobre la fábrica Felfort presente en la serie El Comandante Fort

Una mirada sobre la fábrica Felfort presente en la serie El Comandante Fort

“Últimamente pienso en mi papá todo el tiempo. Cuando pienso en él, trato de entender cómo fue sentirse distinto en esa época”, comenta Marta, por su parte. Otra de las voces que conforman este adelanto es la de Gustavo Martínez, quien fue el tutor legal de los mellizos desde que murió Ricardo hasta que cumplieron 18 años y que falleció hace casi un año luego de caer de un piso 21.

“Cuando ellos nacieron, él decía: ‘Papá Gustavo y papá Ricardo’. Y yo decía: ‘Papá Gustavo’, no. Papá hay uno solo y es Ricardo”, decía Martínez para definir el vínculo.

“A la gente, por lo general, no le caen bien los millonarios. Pero a papá lo amaban”, asegura Felipe en otro tramo del trailer, queriendo entender la devoción que genera Ricardo en la calle pese a lo que representaba. “Aprendí de mi papá que hay que vencer la dificultad. No hay excusas”, cuenta Marta a la hora de pensar en qué lo inspira Fort.