Inicio de la temporada teatral en Mar del Plata: colas de público, una sala casi llena y pasaporte sanitario

Nico Vázquez y Gimena Accardi fueron ovacionados por un público que, en todas las salas, asume la obligatoriedad de presentar el certificado de vacunación para poder ingresar a la sala

asdwqqwq

La temporada teatral en Mar del Plata tiene algo de revancha, de querer dejar atrás lo sucedido hace 12 meses cuando la falta de movimiento turístico en la costa Atlántica y la oferta y demanda teatral fueron evidentes. Como sucede todos los años, siempre hay alguna propuesta que empieza con el pie derecho. En este 2022, ese privilegio fue para Una semana nada más: con Nicolás VázquezGimena Accardi y Benjamín Rojas.


El exitoso trío debutó el sábado en el Teatro Radio City de Mar del Plata a sala casi llena y ovacionados (situación que conocen a la perfección cada vez que se presentaron en Buenos Aires). “Gracias en nombre de todos los que trabajamos para hacerlos reír. Les queremos desear que tengan una buena vida, que superen los problemas con humor y con amor, porque esa es nuestra bandera, nuestra religión”, escribió Vázquez en sus redes.

Con 44 años consecutivos haciendo temporada en Mar del Plata, el productor Carlos Rottemberg comparte con LA NACION sus primeras impresiones sobre estos días. “El dato casi ‘científico’ sobre el arranque de la temporada lo vamos a tener el domingo a la noche. En esta primera impresión sin dudas que Una semana nada más tuvo un excelente inicio. Lo cual, aunque yo no tenga intereses comerciales con la obra de Nico Vázquez y Gimena Accardi, me da mucho placer porque termina sumando al conjunto”, señala el dueño de varias salas en Mar del Plata como en Buenos Aires y presidente de Aadet, la cámara que reúne a productores y dueños de salas comerciales.

Una semana nada más va por su cuarta temporada. En Buenos Aires, durante varias semanas fue la obra que logró reunir a mayor cantidad de espectadores dentro del circuito ligado a la avenida Corrientes. En Mar del Plata, se presentan en el Radio City, que lo gestiona el productor Lino Patalano. “Estamos cruzando los dedos, prendiendo velas a Dios, a la Pachamama o a quien sea”, se ríe Patalano ante la consulta de este medio sobre las primeras percepciones del año teatral, “Por lo pronto, Nico prácticamente agotó las dos primeras funciones en un teatro que tiene 1.300 butacas. Y Fátima Florez, que venía muy bien de ventas en la misma sala y que tuvo que suspender preventivamente hasta el jueves, muchos de los que habían sacado entradas para esta semana pudieron cambiar para los próximos días. Yo pienso que va a ir todo muy bien aunque, claramente, en los próximos días se suman otros espectáculos de peso, de jerarquía y veremos como funciona el conjunto”, apunta quien, a la vez, gestiona el teatro Maipo, de Buenos Aires

Dentro de estas primeras semanas de la temporada 2021/2, el histórico productor teatral también rescata lo bien que el público reacciona ante el requerimiento del pase sanitario. “La mayoría de la gente viene con su certificado ya impreso o en su celular. El que no sabe usar la aplicación, recibe la ayuda de las acomodadoras. O nos pasó la otra noche que a un señor le habían robado su celular dos cuadras antes de llegar al teatro y nosotros mismos le imprimimos el pase para que lo tuviera a mano. Hay que tratar de ayudarnos entre todos y, por ahí, nos salvamos”, apunta con su natural buena predisposición.

Rottemberg desarrolla ese punto vinculado con las medidas sanitarias vigente en la actividad teatral en tiempos de esta nueva etapa de coronavirus. “Cuando el lunes de la semana pasada se anunció la suspensión del espectáculo de Nito Artaza y Cecilia Milone, y a las horas, del de Fátima Florez, bajé a la farmacia de siempre en Mar del Plata. El farmacéutico que me atendió, que me conoce desde hace tiempo, me dijo: ‘Carlos, en los teatros se contagian todos’. Ahí mismo le dije que nosotros cerrábamos para cuidarnos porque queremos seguir abiertos. Lo cual, como sector, nos da tranquilidad. Somos la única actividad privada que requiere del pase, no entiendo el motivo por el cual otros sectores no lo implementan. Lino, el que abrió la temporada con Fátima, fue el primero en hacerlo aunque, después tuvo que suspender. Lo cual, sencillamente, es la realidad que nos toca”, apunta.

En este panorama cambiante, el sábado, en el Neptuno, se inició la décima temporada de Casi normales, teatro musical de culto que, como la mayoría de las propuestas actuales que están haciendo funciones en Mar del Plata, ya se presentaron en Buenos Aires. Otro espectáculo ganador en la temporada porteña arranca este lunes. Se trata de Dos locas de remate,con Soledad Silveyra y Verónica Llinás, que hace funciones los lunes y martes también en el teatro Mar del Plata. Con el pasar de los días, la temporada irá sumando más propuestas que se complementan y expanden con la oferta del circuito alternativo de la ciudad como con la llegada de la obra La comedia es peligrosa, el montaje del Teatro Nacional Cervantes que irá al Auditorium.

Control del pase sanitario antes del ingreso a las salas
Control del pase sanitario antes del ingreso a las salasMauro V. Rizzi – LA NACION

“Esta semana también debuta el unipersonal de Gerardo Romano, Martín Bossi y vuelven al ruedo las obras de Fátima y de Nito Artaza. Con el correr de los días tendremos un panorama más claro. Lo concreto es que se trata de una temporada atípica porque no sabemos cuando un espectáculo tenga que suspender funciones por cuestiones sanitarias. Y tampoco se puede trazar una comparación con la temporada pasada porque casi que no existió”, concluye Rottemberg, el dueño de los teatros Lido, Mar del Plata, Neptuno, América, Atlas y Bristol. El mismo que programó en sus salas al último espectáculo del grupo Malevo, a obras como Casi normales o Dos locas de remate, a Martín Bossi y a El acompañamiento, con Luis Brandoni, entre otros.

Fuente: La Nación