Cómo cruzarse a John Lennon en pleno Balvanera

Gastón Pauls, Javier Parisi -el “doble argentino” del Beatle- y Betiana Blum filman la comedia “John Lennons”, en plena pandemia y con estrictas medidas sanitarias.

sdfsf

“Se buscan talentos”, avisa un cartel pegado en la puerta de un bar en Balvanera donde entra y sale Gastón Pauls las veces que le indica del director.

En el interín, la gente que circula por la esquina de Anchorena y San Luis un jueves al mediodía, reconoce al popular actor aún llevando gafas y cabello postizo.

“Mi look tenía que ser bastante bizarro, porque es un representante de dobles artísticos de 1980”, aclara uno de los protagonistas de John Lennons -junto a Javier Parisi y Luciano Cáceres-, listo para rodar la primera escena del día con Malena Guinzburg y Betiana Blum.

Gastón Pauls es un representante de dobles artísticos en el filme. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

Gastón Pauls es un representante de dobles artísticos en el filme. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

La verdad que había muchas dudas, pero sobre todas las cosas muchísimas ganas. Cuando desde todos los lados se aprobó la posibilidad dije: ‘Bueno, adelante’, de alguna manera hay que vivir. Fue un año durísimo para todos, desde lo emocional, espiritual e intelectual. Y en mi caso tenía seis películas que se cancelaron: una en España, una en Colombia, dos en Chile y en la Argentina. Entonces fui juntando ganas. Es como a un pibe que le decís después de un rato largo: ‘Bueno, podés volver a jugar al fútbol’. Está desesperado, ¡quiere correr!”, cuenta a Clarín el conductor de Seres libres.

El director, José Cicala. "John Lennons" será su tercer largometrje. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

El director, José Cicala. «John Lennons» será su tercer largometrje. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

Protocolos de por medio, la producción del filme mantiene su staff aunque varían las coordenadas. “Como un equipo de beisbol, van rotando”, explica su director José Cicala, en un intervalo entre escenas que tiene a la mitad de la producción en la cafetería porteña y a otro par -entre maquilladores y peinadores- en un restaurante a media cuadra donde van y vienen los actores. “Hay todo un equipo COVID. Todos los lunes nos hisopamos y si se suma alguien entre semana también. Donde estemos viene todo el grupo y nos chequean”, agrega el célebre fotógrafo, que como cada persona en el set no ingresa ni sale del lugar sin antes medirse la temperatura y cambiarse el barbijo por uno nuevo.

Es igual: Javier Parisi y Jihn Lennon foto: ROSARIO CABRED

Es igual: Javier Parisi y Jihn Lennon foto: ROSARIO CABRED

“Más allá de todas las condiciones que existen hoy, muchas realmente son muy importantes y uno se pone a pensar: ¿cómo no hacía esto antes? Me parece que son cosas a adoptar. En esta película hay gente muy joven, niños de 5, 6 años, y gente muy grande, pero todos nos vamos acomodando. La primera semana costó y ahora pienso que no tendría drama en que fuera así para siempre. Por ahora todo viene impecable, solo nos falló Sergio Lapegüe (internado por coronavirus) que tenía que estar hoy haciendo de Elvis Presley”, lamenta el director.

Cerca del almuerzo, los actores son liberados “de a tandas” para no acumular gente en el reducido espacio. “Más allá de que es algo nuevo para todos, estaban todas las cosas bastante claras de lo que podíamos y lo que no podíamos. Es muy complejo el tema. Vos llegás, te hacen un hisopado antes de entrar, tenés que estar cada cinco minutos poniéndote alcohol y un montón de cosas que se piden. Lo que más extraño del rodaje es el abrazo. Hay algo que va mucho más allá del hecho concreto de tirar una toma”, suma Pauls.

Se filma. La claqueta de la película. También actúan Malena Guinzburg, Luciano Cáceres, Luis Machín, Eduardo Calvo y Maite Lanata. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

Se filma. La claqueta de la película. También actúan Malena Guinzburg, Luciano Cáceres, Luis Machín, Eduardo Calvo y Maite Lanata. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

Sentada hasta que vuelvan a tirar toma, Betiana Blum bebe de un vaso marcado con su nombre y repite algunas líneas con el actor, que la graba en simultáneo desde su celular. “José (Cicala) crea un clima de trabajo sensacional y tiene una cabeza alucinante. Cuando me llamaron no tuve miedo. El miedo te baja las defensas. Tampoco tengo una personalidad miedosa, al revés. Está todo muy cuidado y eso te da tranquilidad. A mi casa va un enfermero donde me hacen el hisopado de saliva. Después llego acá, la maquilladora está con barbijo y todo lo que usan está desinfectado”, advierte la actriz emblema de la pantalla grande en su último día de filmación.

“Ya ni recuerdo lo último que hice en cine o televisión, pero no fue hace mucho, ¡este año nos hizo un borronazo!”, añade con humor.

Betiana Blum y Gastón Pauls: pasando letra. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

Betiana Blum y Gastón Pauls: pasando letra. FOTO: GERMÁN GARCÍA ADRASTI

En tanto avanza el plan de rodaje, un trío de jóvenes que simulan ser los Bee Gees y comparten tragos en una mesa son atendidos por Pauls que ahora lleva delantal.

«Hoy por ejemplo tenemos 7 extras, porque no voy a meter 30 personas acá”, explica Cicala con el reto de situar al espectador en una Argentina “alternativa” de los años 80. “Está un poco corrido del eje de lo que es nuestra realidad. Me interesa más lo fantástico, siempre digo que con el noticiero de las mañanas ya me alcanza”, asume quien desde 2019 trabaja en el guión de una delirante comedia que rememora la figura de Lennon y completa su elenco con Javier Parisi, Luciano Cáceres, Luis Machín, Griselda Sánchez, Guillermo Zapata, Santiago Domínguez, Eduardo Calvo, Maite Lanata y Pachu Peña.

"Los Bee Gees" también estarán en la película. FOTO. GERMÁN GARCÍA ADRASTI

«Los Bee Gees» también estarán en la película. FOTO. GERMÁN GARCÍA ADRASTI

Aún con la incertidumbre de la reapertura de salas, a casi un año de que los cines porteños bajaran la persiana, el director augura que su estreno no pasará de este año.

“Yo arranqué filmando hace dos, cuando hice mi primer película Sola y después vino muy pegada la segunda. Que de hecho todavía no las estrené. Pero con ésta no voy a esperar más. Voy a estrenarla directamente porque si seguimos sin cine, hay otras alternativas”, promete.

Pachu Peña, otros de los actores de la película. FOTO: ROSARIO CABRED

Pachu Peña, otros de los actores de la película. FOTO: ROSARIO CABRED

Promediando la tarde, la escena 30 –una de las primeras en la cronología de la historia- le dará fin a una de las primeras jornadas frescas en lo que va de enero. “Corten, precioso”, avisa el director mientras el control sanitario de rutina -una mujer que rocía a cada persona en el lugar con alcohol en spray- irrumpe en la locación.

«El mundo está plagado de la beatlemanía»

Sujeto a las limitaciones de la pandemia, el director que va por su tercer largometraje no duda cuando dice que los tiempos le jugaron a favor. “En parte aproveché un poco la cuarentena y le dediqué mucho más de lo que le hubiese dado. Siento que a ese nivel la película se potenció, con más tiempos de preproducción de los que se suelen tener habitualmente”, cuenta Cicala sobre el filme que con grandes dosis de humor canaliza, en la piel de Javier Parisi, el espíritu de John Lennon. “Tuve que sacarme el personaje que ya tengo armado y deconstruirlo para hacer un tintorero que recrea a Lennon”, adelanta “el doble argentino” de la figura del Beatle que aún vestido de civil y sin las típicas gafas -ya que no le tocará filmar ese día- sorprende con su parecido.

"Tuve que sacarme el personaje que ya tengo armado y desconstruirlo para hacer un tintorero que recrea a Lennon”, adelanta Javier Parisi. FOTO: ROSARIO CABRED

«Tuve que sacarme el personaje que ya tengo armado y desconstruirlo para hacer un tintorero que recrea a Lennon”, adelanta Javier Parisi. FOTO: ROSARIO CABRED

“Nunca me imaginé estar con un elenco tan maravilloso, son sueños que se van logrando y creo muchísimo en eso. Yo siempre digo que la vida me va sorprendiendo con todo lo que me va pasando”, asume el embajador de la biografía de Lennon en su versión hispanohablante.

Julia Baird, su hermana, me llamó para mi cumpleaños y me lo pidió especialmente. De hecho, ella quiere que este año recorramos juntos distintas ciudades de España promocionando el libro y haciendo pequeñas presentaciones. Pero hoy en día con la pandemia no podés programar nada. Sigo en contacto permanente con ella y su amiga, Helen Anderson, que era la diseñadora de sus gorras y me alojó un tiempo en su casa. Me llama todos los días por teléfono: me dice sobrino y yo le digo tía”.

La elección de Parisi, comenta el director, superó en creces su expectativa al verlo en acción. “Te pone la piel de gallina, hicimos unas escenas de un concierto y fue muy loco verlo en vivo. Yo ya lo conocía. La peli estaba estructurada, pero quizá le faltaba definir cuál era ese personaje y cuando lo conocí, me cerró totalmente. En el momento en que el personaje de Gastón Pauls encuentra a John, la peli cambia totalmente y pasan cosas hermosas. Es un Lennon en la Argentina que en realidad nunca ocurrió y yo siempre sueño con ese tipo de cosas. Siempre pienso si hubiésemos seguido teniéndolo cuántas canciones más hubiésemos podido disfrutar”, analiza entrando en la cuarta semana de un rodaje que tuvo como escenarios la Usina del Arte, los estudios fotográficos Machado-Cicala, el antiguo Club Español de Monserrat y un hotel que, con la caída del turismo, tuvieron a completa disposición.

«El mundo está plagado de la beatlemanía por donde vas, de hecho, filmando nos fuimos encontrando con un montón de cosas, todo el tiempo”, cierra José.

Fuente: Clarín