Con fotos subidas de tono, Britney Spears celebró la victoria legal frente a su padre

La modelo se mostró sin ropa ante sus seguidores para festejar el fallo judicial que la dejó más cerca de poder acceder a su propio patrimonio

dfvdb

Britney Spearscelebró la victoria legal que consiguió sobre su padre, y por la que terminó con la tutela legal que él ejercía sobre ella hace 13 años, con una serie de fotos desnuda en un paradisíaco parador en las costas del Océano Pacífico, cómo describió en la descripción del post de Instagram. “Jugar en el Pacífico nunca lastimó a nadie”, señaló en su posteo.

La cantante subió 10 fotos donde posa en topless frente a una playa de aguas cristalinas y otras delante de un jacuzzi, en las que aclaró: “Pss, las fotos no están editadas, la bañera realmente se curva”. Se refería a que en las fotos, tomadas algunas en la playa y otras frente a un jacuzzi, se veía cómo el borde de la bañera se curvaba, lo que puede demostrar una edición de las fotos que, en este caso, no habría ocurrido.

Britney Spears celebró el fallo judicial que la liberó de la tutela legal de su padre con unas jugadas fotos.

“Amo verte tan feliz y libre, ¡te lo merecés! Te amo B”, la felicitó Paris Hilton en un comentario de la publicación, que suma más de dos millones de likes. “Britney Libre literal”, escribió el influencer argentino Lizardo Ponce, en referencia al hashtag #FreeBritney, con el que los fanáticos de Spears pedían que se la liberara de la tutela de su padre, que llegó a extremos como contó la cantante en una audiencia de su juicio y como trascendió en la serie de Netflix “Britney vs. Spears”.

En junio pasado, la última vez que Britney pasó por la corte, realizó un relato pormenorizado de muchas situaciones que vivió. Entre ellas, sus internaciones: “Lo siento, Brittany, tienes que escuchar a tus médicos que planean enviarte a una casa en Beverly Hills para hacer un pequeño programa de rehabilitación que vamos a concretar para ti. Vas a pagar 60.000 dólares al mes por esto”, relató lo que un día le dijo su padre.

“Lloré por teléfono durante una hora y le encantó cada minuto el control que tenía sobre alguien tan poderosa como yo”, sostuvo Britney Spears. “Le encantaba controlar para lastimar a su propia hija y al 100.000 por ciento. Le encantó. Hice mis valijas y fui a ese lugar. Trabajé siete días a la semana, sin días libres, lo que en California lo único similar a esto se le llama tráfico sexual. Trabajar en contra de tu voluntad, quitarte todas tus posesiones: tarjetas de crédito, efectivo, teléfono, pasaporte”.

El 12 de agosto pasado, el padre de Britney, Jamie Spears, aceptó renunciar a la tutela de su hija, luego de que la cantante lo peticionara ante el Tribunal Superior de Los Ángeles. Aunque la representación legal del señor Spears sostuvo que no existían hasta ese momento “motivos reales para suspenderlo o destituirlo”, esgrimió que su defendido había decidido ceder su rol en base a “la pelea pública con su hija”.

El pasado miércoles, la jueza del Tribunal Superior de Los Ángeles, Brenda Penny, destituyó a Jamie Spears de su función y fijó la fecha de una nueva audiencia judicial en noviembre para estudiar si se pone fin a este acuerdo legal de 13 años por el cual la cantante no podía disponer de su patrimonio, calculado en aproximadamente 60 millones de dólares.

Por este primer paso, Spears festejó en las redes con sus jugadas fotos el principio del fin de la medida que había comenzado a regir en 2008, cuando ella golpeó a un paparazzi. El destino de su tutela está ahora en manos de la jueza Penny, que se espera acabe con la medida en noviembre. Así, Spears podrá decidir por sí misma, una libertad que ya manifestó en su cuenta de Instagram.

Fuente: La Nación