Cuál es la canción mejor valuada en Spotify y qué argentino conquistó el top 10

MIRÁ LOS VIDEOS. El cordobés Paulo Londra, de 23 años, que permanece en silencio por un conflicto legal, alcanzó el puesto número 10 con su canción “Adán y Eva” y lleva ganados 23 millones de dólares.

image
tfgfgh

Las nuevas tecnologías revolucionaron la industria musical, que ahora se bate en plataformas de reproducción digital, con Spotify a la cabeza del mercado. En este nuevo mundo, Ed Sheeran es el rey: su canción “Shape of You” (del disco % (Deluxe), 2017) fue reproducida 2.724.013.193 veces en esa aplicación, por lo que la ganancia generada allí es de US$ 13.347.665 (tomando US$ 0.0049 por escucha).

Si bien las 8 canciones “más caras” son de habla inglesa, en el top 10 de este ranking internacional suenan dos temas en español. Por un lado, está “Criminal”, de la cantante dominicana Natti Natasha y del puertorriqueño Ozuna, que ocupa el 9° puesto. También aparece el cordobés Paulo Londra, quien alcanzó el 10° lugar. Unas 627.517.660 veces alguien en algún lugar del mundo le dio play a la canción “Adán y Eva” (single, 2018) del artista argentino más escuchado a nivel global en 2018 y 2019, por lo que ese single generó una ganancia de US$ 3.074.837.

¿Cuáles son las nuevas reglas del juego que plantea el universo digital?

Nueva regla número 1: Hoy ya no se necesita lanzar un disco con 10 o 12 temas para entrar a competir, sino que cada canción se vale como una unidad autosuficiente. Esto hizo que muchos artistas saquen sencillos y que se potencien los EP (sigla que en inglés significa “extended play” y traducido quiere decir “duración extendida”)que es un formato intermedio entre un sigle y un disco, que no suelen tener más de 6 canciones.

Nueva regla número 2: Los temas ya no se deben copiar en un CD para que cada persona haga su compilado (¡qué término viejo!), sino que el verdadero anhelo es que la canciónsea seleccionada para integrar alguna de las playlists más populares. Entrar en estos lugares es hasta más importante, para algunos artistas, que que su obra se reproduzca por la radio. Algunos lo llaman “la democratización” de la música.

Nueva regla número 3: ¿Por qué es importante entrar en estos listados? Surgió un nuevo concepto, “la viralización” de la música. Se podría decir que en la vieja era el primer tema viral en Internet fue “El Sensei”, de Las Pastillas del Abuelo, el cual explotó porque estaba disponible para que quienes quisieran se lo descarguen gratis. Hoy el camino hacia esa popularidad repentina se da a partir de la posibilidad de compartir una canción y hacerlo interactuar con otros submundos, como el de las redes sociales. Así, viajando y acumulando kilómetros en la república de Internet, un artista puede pasar del anonimato a la fama. E incluso, trascender fronteras.

Nueva regla número 4: Los primeros segundos son la clave. Por eso, al componer, algunos músicos ya no esperan que pasen las dos primeras estrofas para que su tema “explote”, sino que el arranque suele ser más poderoso que antes.

El ranking

El sitio español Condé Nast Traveler realizó un estudio tomando los datos que arroja el sitio Kworb, el cual analiza cifras de toda la industria musical. A partir de ahí, realizó el ranking de las canciones más escuchadas y multiplicó la cantidad de reproducción por US$ 0.0049, que -señaló- es el valor que Digital Music News dice que cobra un artista por cada escucha.

Así construyó el top 10 de las canciones mejor valuadas en Spotify. En el podio, a Ed Sheeran lo acompañan: el estadounidense Post Malone y el rapero británico 21 Savage con su versión en featuring de “Rockstar” (del álbum Beerbongs & Bentleys, 2018, con 2.124.372.156 reproducciones y una ganancia de US$ 10.409.424) y la cantante australiana Tones and I con “Dance Monkey” (single, 2019).

4. El canadiense Drake con “God’s Plan” (Scorpion, 2018): 1.695.958.873 reproducciones y US$ 8.310.198

5. El DJ británico-noruego Alan Walker con “Faded” (del EP Faded, 2015), la canción que lleva la voz de la cantante -también noruega- Iselin Løken Solheim: 1.350.560.280 reproducciones y US$ 6.617.745

6. El DJ sueco Avicii con “Wake me up” (True, 2013), cantada por el estadounidense Aloe Blacc: 1.227.990.897 reproducciones y US$ 6.017.155

7. La banda pop-soul danesa Lukas Graham con “7 Years” (Lukas Graham, 2016): 1.201.787.625 reproducciones y US$ 5.888.759

8. Los DJs Dynoro (Lituania) y Gigi D’Agostino (Italia) con su versión de “In My Mind” (single, 2018), el tema de los australianos Ivan Gough y el dúo Feenixpawl (Aden Forte y Josh Soon), donde canta la anglo-australiana Georgi Kay: 962.677.266 reproducciones y US$ 4.717.119.

9. Natti Natasha y Ozuna con “Criminal” (single, 2017): 652.964.683 reproducciones y US$ 3.199.527

10. Paulo Londra con “Adán y Eva” (single, 2018): 627.517.660 reproducciones y US$ 3.074.837

Paulo Londra, del éxito a la oscuridad

El cordobés Paulo Londra tuvo una carrera vertiginosa en la industria musical. El rapero/trapero comenzó a subir canciones a Spotify en 2017 (la primera fue “Confiado & Tranquilo”) y ya al año siguiente se colgó la medalla de oro al convertirse en el artista argentino más escuchado en Spotify. Al año siguiente, publicó su primer (y único) álbum, Homerun, y conservó el récord.

Así, en esta plataforma tiene 8.430.637 oyentes mensuales. El estadio más grande de fútbol del mundo, el Rungrado Primero de Mayo (en Pyongyang, Corea del Norte), tiene una capacidad para unas 114.000 personas. Así que, si todos los que lo escuchan en la aplicación fueran a verlo, lo llenaría 74 veces en solo un mes.

Londra conquistó este público con solo 2 años en el ruedo, en los que también se dio el lujo de hacer colaboraciones con artistas de la talla de Ed Sheeran (”Nothing on you”), la estadounidense Becky G (”Cuando te besé”) y la banda colombiana Piso 21 (”Te amo”).

En plena expansión, y tal como explicó LA NACION,en el 2020 dejó de hacer música, tras un conflicto con el productor musical colombiano Ovy On The Drums (Daniel Oviedo) y el portorriqueño Kristo (Cristian Salazar). El exitoso artista de 21 años habla de “traición”, lo que derivó en la renuncia de Londa al sello Big Ligas.


En una carta,
 el cordobés explicó que “gritaba siempre ‘Big Ligas’ y ‘Kristo y Ovy’ en todos sus temas porque le pedían que lo hiciera” y por la confianza que tenía en ese dúo. En el documento, contó que el principio del fin del vínculo ocurrió a partir de que le hicieron firmar uno contrato en un viaje a Colombia, en 2017, solo y sin explicarle de qué se trataba. Según narró, le habían dicho que sería para un video que se subiría a las redes, aunque luego descubrió que había una cláusula de copyright que le sacaba derechos sobre algunos de sus canciones.

Por eso, cuando le ofrecieron hacer un disco con Warner Music y el cantante se negó, la pelea escaló. El abogado Matt Greenberg le envió una carta de intimidación a él y a su padre. “Nos mostró la verdadera cara del contrato que firmé con Ovy y Kristo, en donde no era un verdadero socio/artista. La carta de Matt Greenberg decía que me podía perjudicar por todo lo que haga perder a la empresa, y que debería firmar si no podía tener graves consecuencias económicas. En ese momento, me di cuenta que no éramos un equipo”.

Esta actitud, el manejo que tuvieron Ovy y Kristo con artistas interesados en el cordobés (como Ed Sheeran) y el modo en que lo trataron (”Siempre querían aparecer en los vídeos, siempre me decían qué decir, yo no podía decidir nada”) hicieron que se rompa el vínculo y que hoy estén enfrentados en el plano judicial, donde se disputa las regalías de algunos de sus temas.

El año pasado ante este conflicto legal y su flamanete paternidad, Londra guardó silencio, pero se espera que ahora vuelva al ruedo dado que en diciembre venció la cláusula del contrato que le quitó los derechos sobre algunos de sus temas. Quién sabe, con la nueva etapa de este artista quizás vuelva a romper algún récord en la industria

Fuente: Manuela Parajuá, La Nación