Daniel Radcliffe, enfrentado a la escritora J.K. Rowling

Daniel Radcliffe, el protagonista de las películas de Harry Potter, le respondió a la creadora de la franquicia del joven mago, J.K.Rowling, que vía Twitter había vuelto a expresar su postura de no considerar que las mujeres transgénero son mujeres.

1

“Las mujeres transgénero son mujeres”, escribió el actor en un texto publicado en el sitio del Proyecto Trevor, una organización sin fines de lucro dedicada a prevenir situaciones de crisis y suicidios de integrantes del colectivo LGBTQ. “Cualquier afirmación en contrario -explicó- borra la identidad y la dignidad de la gente transgénero y va en contra de todo consejo dado por las asociaciones de profesionales de la salud, que tienen mucho más conocimiento en este tema que Jo (por J.K. Rowling) o yo”.

Radcliffe citó estudios que indican que el 78% de los jóvenes trans o de identidades no binarias fueron discriminados por su identidad de género. “Está claro que necesitamos hacer más para apoyar a la gente transgénero y no binaria, no invalidar sus identidades y no hacerles más daño”, agregó en su comunicado el actor de 30 años.

Esto responde a la serie de tuits que publicó la autora de Harry Potter y Animales fantásticos el sábado. Todo empezó cuando Rowling, que tiene 14,5 millones de seguidores en Twitter, posteó una ironía sobre el título de una nota de opinión: “Creando un mundo post COVID-19 para la gente que menstrúa”. La escritora británica, de 54 años, bromeó sobre la cabriola lingüística utilizada para no usar la palabra “mujeres”: “‘ La gente que menstrúa’. Estoy segura de que solía haber una palabra para esa gente. Que alguien me ayude. ¿‘Wumben’? ¿‘Wimpund’? ¿‘Woomud’?”.

El tuit tuvo más de 75 mil likes, pero también más de 40 mil respuestas, muchas de ellas indignadas. Entonces, Rowling amplió su postura con una serie de tuits: “Si el sexo no es real, no hay atracción entre personas del mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad vivida por las mujeres a nivel mundial desaparece. Conozco y amo a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de discutir sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad”.

Así, reavivó una polémica que había tenido lugar en diciembre, cuando la habían repudiado por apoyar a Maya Forstater, una investigadora que fue despedida por tuitear que las mujeres transgénero no pueden cambiar su sexo biológico. 

Fuente: Clarín