Daniel Toro celebró 80 años con el adelanto de «El nombrador», un documental sobre su vida y obra

MIRÁ EL TRÁILER. El popular trovador folclórico salteño celebra este domingo por partida doble, ya que cumple 80 años y lanza el trailer de "El nombrador", documental de Silvia Majul que recorre buena parte de su vida y obra.

nombrador

Nacido el 3 de enero de 1941 en Salta, Toro es un prolífico compositor con más de un millar de obras entre las que se cuentan verdaderos clásicos del cancionero argentino e hispanoamericano, como «Para ir a buscarte» y «Cuando tenga la tierra» (ambas con Ariel Petrocelli), «Zamba para olvidar», «Mi mariposa triste», «Este Cristo americano», «Nostalgia mía», «Pastorcita perdida» y «El antigal» (con Lito Nieva y Ariel Petrocelli).

Desde 1959 integró varios conjuntos como Los Tabacaleros, Los Forasteros, Los Viñateros y Los Nombradores. En 1966 inició su carrera solista y un año más tarde en el Festival Nacional de Folclore de Cosquín recibió el Premio Consagración.

Desde entonces y en los años siguientes, el artista publicó álbumes de enorme suceso como «El nombrador», «Canciones para mi tierra», «Canciones para mi pueblo», «Un año de amor», «Rondas de amor», «Cuando tenga la tierra», «Retorno al folclore», «Refranero de mi pueblo», «Sueño de trovador», «El Cristo americano», «Zamba para olvidarte», «Engañada» y «Escríbeme una carta».

En esos discos su cancionero se balanceó entre la canción testimonial y una veta marcadamente romántica, territorios en los que lució por igual su talento autoral e interpretativo.

La dictadura cívico-militar instaurada en marzo de 1976 hizo foco en la primera de esas facetas artísticas de Toro y prohibió sus canciones. Aunque para burlar la censura apeló al seudónimo de Casimiro Cobos, tres años después padeció un cáncer de garganta que le hizo perder la voz y lo alejó de los escenarios.

De alguna manera el filme «El nombrador», del que desde esta medianoche se conocerá un anticipo que podrá apreciarse en el canal de YouTube de la productora El Jume, viene a poner en valor ese camino y la vigencia de un repertorio inspirador que ha burlado fronteras y calendarios.

En ese sentido son elocuentes las referencias que aportan colegas actuales como Teresa Parodi, Víctor Heredia, Nadia Larcher, Abel Pintos, Los Carabajal, Mariana Carrizo y Franco Ramírez y también músicos de otros géneros como Ricardo Mollo (quien canta a Toro para el largometraje), Miguel Abuelo (gracias a material inédito de la Fundación Miguel Abuelo) y Diego Torres.

Daniela Toro, única mujer entre cuatro descendientes del creador, quien es la que conduce el relato de la película, indicó a Télam: «Fui convocada para ser la tejedora de esta historia que es solo una mirada sobre la enorme obra artística de papá».

«El viaje que hago al universo de Daniel Toro es la forma en que relatamos a través de pequeñas pinceladas de ficción momentos musicales, material de archivo y entrevistas la manera de mostrar cómo está vigente artísticamente en la memoria de su público y en las nuevas generaciones de músicos que lo interpretan y respetan», resaltó la cantante.

En esa cuerda, Daniela sostuvo que «su lucha estoica contra un cáncer de laringe apagó su voz pero no su estrella y de ello también damos cuenta sus hijos músicos, leños de un frondoso árbol que aún está entero y vigente».

Por su parte Majul, directora del documental, fundamentó el haber encarado la realización de «El nombrador» en que siempre se había sentido atraída por «su vida, su idiosincrasia salteña fuertemente ligada a la cosmovisión indígena».

«Toro -abundó- creció en un entorno humilde y marginal pero siempre tuvo espíritu inquieto y de superación, y esto es lo que realmente me movilizó para hacer el documental. El poder mostrar cómo transformó las vicisitudes de su vida en música y canciones que hoy son parte fundamental del canto popular argentino».

La realizadora, quien lleva 30 años desarrollándose como agente de prensa, productora, periodista e investigadora, debutó en el cine con «Un pueblo hecho canción» (2017), cinta sobre el artista riojano Ramón Navarro que puede verse en las plataformas Cine.ar y Octubre TV.

Con ese bagaje fue metiéndose en el mundo de Toro, un personaje que, según reveló, «sin saber música (en el sentido académico) se acercó a los 17 años a Ariel Petrocelli (quien ya era un poeta conocido) y le dijo que quería musicalizar textos suyos. Ariel no le tuvo mucha fe pero enseguida nació ‘Para ir a buscarte’. Luego vino ‘El antigal’, ‘Cuando tenga la tierra’, y tantos más».

En relación al cuestionado costado amoroso de sus canciones, Majul señaló que «lo juzgaron por hacer canciones de amor, a lo que él respondía que con su rostro jamás abandonaría su esencia y luego lo prohibieron en la época de la dictadura por hacer temas como ‘Cristo americano’ dedicado a mártires como el Che Guevara».

A modo de resumen de lo que plasmará en el largometraje, indicó que «la vida de Toro fue de mucha movilización por los escenarios de Latinoamérica solo durante 10 años, porque luego de su cáncer en la garganta no pudo cantar como antes. Sin embargo con un hilo de voz, siguió su camino de ‘decidor yupanquiano'».

Daniel Toro: “Tengo la alegría de haber intentado dejar algo que tenga un valor cultural”

En sus 80 años, con el hilo de voz cascada como secuela del cáncer de garganta que lo aquejó hace más de cuatro décadas, Daniel Toro confesó: “Tengo la alegría de haber intentado dejar algo que tenga un valor positivo en lo cultural y no hacer cualquier cosa”.

“Estoy convencido que he sido un protegido por Dios, que me mandó a la Tierra a cumplir con esta misión de hacer tantas canciones, y pude hacerlo y no viví porque sí nomás”, le dijo el artista a su hija Daniela.

En ese tono místico, el músico, compositor y cantante, agregó en relación al poeta con el que urdió grandes obras: “Dios me iluminó para saber elegir a gente importantísima. El primero que me enseñó, y aprendí muchísimo de éĺ, fue el escritor, poeta y para mí profeta Ariel Petrocelli”.

“Cuando fui número uno aprendí que no sirve ser número, porque se te arrima mucha gente que cree que la cosa es muy fácil”, sostuvo Toro sobre sus años de enorme suceso masivo.

El creador salteño afirmó en ese diálogo con su hija cantante, que junto a la realizadora Silvia Majul impulsa el documental «El nombrador», que “la canción es la madre de las músicas, desde allí se pueden hacer maravillas que no sé de dónde vienen”.