De Pollock a Van Gogh: científicos identificaron la fórmula mágica del éxito creativo de los artistas

Un nuevo estudio de la Universidad de Northwestern advirtió sobre los beneficios de la exploración creativa seguida de la práctica. Cuál es el ejemplo de los grandes pintores

image
image
image
image
23423423

Este mapa de prominencia visualiza los píxeles importantes que utilizó el modelo para predecir el estilo artístico posimpresionista de Van Gogh (Europa Press)

Antes de desarrollar su famosa “técnica de goteo”, el artista abstracto Jackson Pollock incursionó en el dibujo, la impresión y las pinturas surrealistas de humanos, animales y la naturaleza.

Según un nuevo estudio de Kellogg School of Management de la Northwestern Universityeste período de exploración seguido de la explotación de su nueva técnica de goteo preparó a Pollock para una “racha caliente”, o una explosión de trabajos de alto impacto agrupados en estrecha sucesión.

En el caso de Pollock, este fue un período de tres años desde 1947 hasta 1950, durante el cual creó todas sus obras maestras chorreantes y salpicadas por las que todavía es famoso en la actualidad.

Mediante el uso de inteligencia artificial para extraer grandes cantidades de datos relacionados con artistas, directores de cine y científicos, los investigadores de Northwestern descubrieron que este patrón no es infrecuente sino, en cambio, una fórmula mágica.

Descubrieron que las rachas calientes son el resultado directo de años de exploración (estudiando diversos estilos o temas) seguidos inmediatamente por años de explotación (centrándose en un área estrecha para desarrollar una experiencia profunda).

La investigación se publicó recientemente en la revista Nature Communications.

Los investigadores utilizaron algoritmos para el reconocimiento de imágenes para extraer datos de 800.000 imágenes de artes visuales recopiladas de museos y galerías, que cubren las historias profesionales de 2.128 artistas, incluido Vincent Van Gogh.

Con esta nueva comprensión sobre lo que desencadena una racha caliente, las instituciones pueden crear intencionalmente entornos que apoyen y faciliten las rachas calientes para ayudar a sus miembros a prosperar.

Ni la exploración ni la explotación por sí solas se asocian con una racha caliente. Es la secuencia de ellos juntos”, dijo Dashun Wang, quien dirigió el estudio. “Aunque la exploración se considera un riesgo porque podría no conducir a ninguna parte, aumenta la probabilidad de toparse con una gran idea. Por el contrario, la explotación se suele considerar una estrategia conservadora. Si explota el mismo tipo de trabajo una y otra vez durante un largo período de tiempo, puede sofocar la creatividad. Pero, curiosamente, la exploración seguida de la explotación parece mostrar asociaciones consistentes con la aparición de rachas calientes”.

Wang es profesor de administración y organizaciones Kellogg School y de ingeniería industrial y ciencias de la administración en la McCormick School of Engineering de Northwestern . También es director del Center for Science of Science Innovation y miembro principal del Northwestern Institute for Complex Systems .

Inspirados por Van Gogh

En 2018, Wang y sus colegas publicaron un artículo en Nature , caracterizando las rachas calientes en las carreras artísticas, culturales y científicas. Después de establecer que estas rachas calientes ocurren, Wang se sintió motivado a descubrir qué las desencadena. Encontró una pista mientras visitaba el Museo Van Gogh en Amsterdam.

Van Gogh experimentó un gran avance artístico entre 1888 y 1890, durante el cual pintó sus obras más famosas, como La noche estrellada, Girasoles y Dormitorio en Arles. Antes de eso, sin embargo, su trabajo era menos impresionista y más realista. También tendía a usar tonos tierra sombríos en lugar de los colores brillantes y arrolladores, por los que es más conocido en la actualidad.

“Si miras su producción antes de 1888, estaba por todos lados”, dijo Wang. “Estaba lleno de pinturas de naturaleza muerta, dibujos a lápiz y retratos que son muy diferentes en carácter del trabajo que creó durante su buena racha”.

Extracción de datos de artistas, científicos

En el nuevo estudio, el equipo de Wang desarrolló métodos computacionales utilizando algoritmos de aprendizaje profundo y ciencia de redes y luego aplicó estos métodos a conjuntos de datos a gran escala que rastrean los resultados profesionales de artistas, directores de cine y científicos.

Para los artistas, el equipo de Wang utilizó algoritmos de reconocimiento de imágenes para extraer datos de 800.000 imágenes de artes visuales recopiladas de museos y galerías, que cubren las historias profesionales de 2.128 artistas, incluidos Pollock y Van Gogh. Para los directores de cine, el equipo recopiló conjuntos de datos de Internet Movie Database (IMDb), que incluía 79.000 películas de 4.337 directores. Para los científicos, el equipo analizó las historias profesionales de 20.040 científicos combinando conjuntos de datos de publicaciones y citas de Web of Science y Google Scholar.

Wang y sus colaboradores cuantificaron una racha caliente dentro de cada carrera en función del impacto de los trabajos producidos, medido por el precio de la subasta, las calificaciones de IMDB y las citas de trabajos académicos. Luego, correlacionaron el momento de las rachas calientes con las trayectorias creativas de cada individuo. Al observar las carreras cuatro años antes y después de la buena racha, los investigadores examinaron cómo cambió el trabajo de cada individuo al comienzo de una buena racha.

Poderosa combinación

El equipo descubrió que cuando un episodio de exploración no iba seguido de explotación, la posibilidad de una buena racha se reducía significativamente. Del mismo modo, la explotación por sí sola, que no fue precedida por la exploración, tampoco garantizó una buena racha. Pero cuando la exploración fue seguida de cerca por la explotación, los investigadores notaron que la probabilidad de una racha caliente aumentaba de manera constante y significativa.

Pudimos identificar entre las primeras regularidades subyacentes al inicio de las rachas calientes, que parece universal en diversos dominios creativos”, dijo Wang. “Nuestros hallazgos sugieren que las estrategias creativas que equilibran la experimentación con la implementación pueden ser especialmente poderosas”.

Este conocimiento puede ayudar a las personas y las organizaciones a comprender los diferentes tipos de actividades en las que participar, como explorar nuevos dominios o explotar los conocimientos y las competencias existentes, y la secuencia óptima a utilizar para lograr el impacto más significativo”, agregó la co- la autora Jillian Chown , profesora asociada de administración y organizaciones en Kellogg School.

En promedio, una buena racha dura unos cinco años. Después de eso, encontraron los investigadores, los individuos vuelven a la “normalidad” y ya no siguen ningún patrón de exploración o explotación.

Fuente: Infobae