Debbie Harry: una musa en diez fotos narradas detrás de la cámara

Debbie Harry: una musa en diez imágenes narradas detrás de la cámara

bdb

Una de las primeras veces que vimos un afiche gigante nuestro fue en París, durante una gira que Blondie hizo en 1978, en la que tocamos en el teatro Olympia. Era algo absolutamente nuevo para nosotros entonces. Fue muy obvio y natural que el rostro de Debbie se convirtiera en la imagen del grupo. Todos querían verla a ella, era así. Como Mick Jagger con los Rolling Stones, pero todavía más. Nunca fue un gran problema para la banda porque la música era un asunto de todos y ahí encontrábamos el equilibrio. Todos teníamos claro que la cara del grupo era ella», comenta SteinChris Stein – The Music Photo Gallery

“Después de más de cuarenta años me he acostumbrado tanto a su cara que ya me resulta tan común como el billete de un dólar”. El que habla vía Zoom desde Witchita, Estados Unidos, es Chris Stein, uno de los fundadores de Blondie, guitarrista, fotógrafo de Nueva York y su escena musical de fines de los 70. Se refiere a Debbie Harry, su expareja, estrella fetiche de Andy Warhol y cantante del grupo neoyorquino que internacionalizó el estilo new wave, que todavía sigue activo. A Stein no solo le tocó componer junto a la magnética Debbie (Madonna no hubiera existido sin ella) hits globales como “Heart of glass”, sino que fue uno de sus más consumados retratistas, contribuyendo a fijar su imagen de ícono pop. “Era una modelo perfecta, no hay una sola foto en la que haya salido mal”, dice el artista, cuya muestra Me, New York City and the Punk Scene puede verse hasta marzo en la galería porteña The Music Photo Gallery (Arroyo 877, coordinando previamente a través de la página web). Allí, además, hay una selección de piezas originales firmadas especialmente para la exhibición de Buenos Aires.

La misma Debbie Harry visitó el lugar en noviembre de 2018, cuando Blondie tocó por última vez en Buenos Aires. Según recuerda el galerista Sebastián Alderete, la musa punk se sorprendió con una fotografía de Roberta Bayley que nunca antes había visto y en la que Stein y ella se besan con pasión en una estación del metro. A partir de este descubrimiento es que el fotógrafo abrió su archivo para que las imágenes pudieran verse en Argentina. Estas son sus memorias detrás de diez fotos de Deborah “Debbie” Harry, entre 1974 y 1980.

"Debbie tocando la batería en nuestra sala de ensayo, en la calle 37 de Nueva York, en 1975. Pocos lo saben, pero lo hacía muy bien, y alguna vez hasta grabamos una pista con Debbie en la batería. Compartíamos este espacio con otras bandas de la ciudad porque en aquellos años no era fácil conseguir un lugar. Para las bandas emergentes, como éramos nosotros, lo más común era alquilar un cuarto en un edificio industrial y usarlo para tocar fuera del horario de oficina y en los fines de semana"
«Debbie tocando la batería en nuestra sala de ensayo, en la calle 37 de Nueva York, en 1975. Pocos lo saben, pero lo hacía muy bien, y alguna vez hasta grabamos una pista con Debbie en la batería. Compartíamos este espacio con otras bandas de la ciudad porque en aquellos años no era fácil conseguir un lugar. Para las bandas emergentes, como éramos nosotros, lo más común era alquilar un cuarto en un edificio industrial y usarlo para tocar fuera del horario de oficina y en los fines de semana»Chris Stein – The Music Photo Gallery
"Estas  las hice en el backstage de la gira de Iggy Pop para el disco The Idiot durante 1977. En estos conciertos, David Bowie se limitó a ser un acompañante de la banda Iggy tocando teclados. Bowie fue siempre muy amable con nosotros y demostró ser un consumado profesional de la música. Sentarse en el asiento trasero en la nave de Iggy no era para nada menor teniendo en cuenta que David ya era una estrella masiva. Haberse puesto en el rol de casi un sesionista decía mucho de la confianza que tenía en sí mismo y el enorme respeto que sentía por Iggy como artista."
«Estas las hice en el backstage de la gira de Iggy Pop para el disco The Idiot durante 1977. En estos conciertos, David Bowie se limitó a ser un acompañante de la banda Iggy tocando teclados. Bowie fue siempre muy amable con nosotros y demostró ser un consumado profesional de la música. Sentarse en el asiento trasero en la nave de Iggy no era para nada menor teniendo en cuenta que David ya era una estrella masiva. Haberse puesto en el rol de casi un sesionista decía mucho de la confianza que tenía en sí mismo y el enorme respeto que sentía por Iggy como artista.»Chris Stein – The Music Photo Gallery/Chris St
"Esta fue tomada en la casa rodante que usábamos para salir de gira con Blondie. Fue la primera vez que conocimos a las Runaways. La foto la hice después de un show en el Rathskeller, un lugar legendario para tocar que hubo en Boston entre 1974 y 1997. Debbie y Joan Jett recién se habían conocido cuando las fotografié. Las Runaways eran todas chicas adolescentes entonces".
«Esta fue tomada en la casa rodante que usábamos para salir de gira con Blondie. Fue la primera vez que conocimos a las Runaways. La foto la hice después de un show en el Rathskeller, un lugar legendario para tocar que hubo en Boston entre 1974 y 1997. Debbie y Joan Jett recién se habían conocido cuando las fotografié. Las Runaways eran todas chicas adolescentes entonces».Chris Stein – The Music Photo Gallery
"A punto de subir a un jet privado en algún lugar de Estados Unidos que no recuerdo para la que fue la última gira de Blondie antes de separarnos en 1982. Fue la única vez que usamos un vuelo privado; antes y después siempre lo hicimos en aviones comerciales. Y hasta el día de hoy Debbie insiste en llevar el equipaje ella misma mientras estamos de viaje. Nuestro primer viaje en avión había sido en 1978 cuando tocamos en Londres en el club Roundhouse. Blondie impactó primero en Inglaterra, porque ellos tenían los grandes semanarios de música pop ("New Musical Express" y "Melody Maker") y una radio como la BBC, que se escuchaba en todo el país. Estaban muy bien informados. En Estados Unidos tardamos un poco más en tener éxito porque está todo muy regionalizado. Fue una revelación tocar y ver que inmediatamente la gente hacía pogo, saltaba y bailaba con nuestra música. En Nueva York nadie bailaba en un concierto de rock entonces."
«A punto de subir a un jet privado en algún lugar de Estados Unidos que no recuerdo para la que fue la última gira de Blondie antes de separarnos en 1982. Fue la única vez que usamos un vuelo privado; antes y después siempre lo hicimos en aviones comerciales. Y hasta el día de hoy Debbie insiste en llevar el equipaje ella misma mientras estamos de viaje. Nuestro primer viaje en avión había sido en 1978 cuando tocamos en Londres en el club Roundhouse. Blondie impactó primero en Inglaterra, porque ellos tenían los grandes semanarios de música pop («New Musical Express» y «Melody Maker») y una radio como la BBC, que se escuchaba en todo el país. Estaban muy bien informados. En Estados Unidos tardamos un poco más en tener éxito porque está todo muy regionalizado. Fue una revelación tocar y ver que inmediatamente la gente hacía pogo, saltaba y bailaba con nuestra música. En Nueva York nadie bailaba en un concierto de rock entonces.»Chris Stein – The Music Photo Gallery
"Esta foto de 1980 se la saqué a Andy Warhol mientras fotografiaba a Debbie con su cámara Polaroid Big Shot. La toma sucedió en la Factory de Warhol que estaba sobre Broadway, al norte de Union Square en Manhattan. La Factory era el centro de operaciones de Andy y tuvo tres locaciones distintas entre 1962 y 1984. La original quedaba en el quinto piso sobre la calle 47. En el período de la última, Debbie y yo nos hicimos muy amigos de Andy que la fotografió muchas veces y la puso en la tapa de su revista "Interview", en el 79. Andy siempre fue muy agradable con nosotros y en sus diarios dice que le hubiera gustado hacerse una cirugía estética para parecerse a ella. Estaba fascinado con su belleza"
«Esta foto de 1980 se la saqué a Andy Warhol mientras fotografiaba a Debbie con su cámara Polaroid Big Shot. La toma sucedió en la Factory de Warhol que estaba sobre Broadway, al norte de Union Square en Manhattan. La Factory era el centro de operaciones de Andy y tuvo tres locaciones distintas entre 1962 y 1984. La original quedaba en el quinto piso sobre la calle 47. En el período de la última, Debbie y yo nos hicimos muy amigos de Andy que la fotografió muchas veces y la puso en la tapa de su revista «Interview», en el 79. Andy siempre fue muy agradable con nosotros y en sus diarios dice que le hubiera gustado hacerse una cirugía estética para parecerse a ella. Estaba fascinado con su belleza»Chris Stein – The Music Photo Gallery
"Una fotografía de Debbie que hicimos en el loft de Blondie, en el Bowery, durante 1976 para el poster central de la revista “Punk”. Las tomas originales eran más sexys pero John Holmstrom (el editor de la revista) me pidió algo “más punk” y tuvimos que rehacer la sesión"
«Una fotografía de Debbie que hicimos en el loft de Blondie, en el Bowery, durante 1976 para el poster central de la revista “Punk”. Las tomas originales eran más sexys pero John Holmstrom (el editor de la revista) me pidió algo “más punk” y tuvimos que rehacer la sesión»Chris Stein – The Music Photo Gallery
"Debbie con Joey Ramone, también para la revista “Punk”, pero en un cómic fotográfico llamado "Mutant Monster Beach Party”. Estas series las hicimos Roberta Bayley (autora de la icónica foto de la tapa del primer LP de Ramones) y yo, en nuestro departamento de la calle 17 en el verano de 1978"
«Debbie con Joey Ramone, también para la revista “Punk”, pero en un cómic fotográfico llamado «Mutant Monster Beach Party”. Estas series las hicimos Roberta Bayley (autora de la icónica foto de la tapa del primer LP de Ramones) y yo, en nuestro departamento de la calle 17 en el verano de 1978″Chris Stein – The Music Photo Gallery
"Debbie y yo en la entrada del club CBGB cuando tocamos allí por primera vez, en 1974. Nos habíamos conocido ahí mismo una noche que fui a verla con el grupo The Stilettos, que eran todas chicas. Me pareció increíble en el escenario. Así nos hicimos amigos y después fuimos pareja. En ese entonces yo tenía la costumbre de darle mi cámara a cualquier persona del público para que nos sacara fotos. Así que esta la hizo alguien desconocido y quien quiera que sea resultó ser un buen fotógrafo porque es un muy buen retrato. El CBGB era un lugar muy incómodo para tocar porque la amplificación estaba muy alejada del escenario. Era duro y rústico, pero nos dio mucha práctica para poder hacerlo en cualquier lugar del mundo. La escena recién se estaba formando: había un grupo de amigos llamado The Miamis, Magic Tramps, los Ramones estaban empezando, más tarde aparecieron los Talking Heads. En 1974 había muchas bandas de Manhattan que ni siquiera llegaron a grabar. Todo estaba por hacerse".
«Debbie y yo en la entrada del club CBGB cuando tocamos allí por primera vez, en 1974. Nos habíamos conocido ahí mismo una noche que fui a verla con el grupo The Stilettos, que eran todas chicas. Me pareció increíble en el escenario. Así nos hicimos amigos y después fuimos pareja. En ese entonces yo tenía la costumbre de darle mi cámara a cualquier persona del público para que nos sacara fotos. Así que esta la hizo alguien desconocido y quien quiera que sea resultó ser un buen fotógrafo porque es un muy buen retrato. El CBGB era un lugar muy incómodo para tocar porque la amplificación estaba muy alejada del escenario. Era duro y rústico, pero nos dio mucha práctica para poder hacerlo en cualquier lugar del mundo. La escena recién se estaba formando: había un grupo de amigos llamado The Miamis, Magic Tramps, los Ramones estaban empezando, más tarde aparecieron los Talking Heads. En 1974 había muchas bandas de Manhattan que ni siquiera llegaron a grabar. Todo estaba por hacerse».Chris Stein – The Music Photo Gallery

Por Fernando García

Fuente: La Nación