Desde el Caribe hasta el sudeste asiático: las 10 ciudades más amigables del mundo

Según mla encuenta la capital de la isla caribeña holandesa de Bonaire, encabeza la lista de este año y solo una ciudad latinoamericana entra en el top 10.

dfgdh

Es posible que la palabra “amigable” no te venga a la mente al instante cuando piensas en algunas de las ciudades más concurridas del mundo. Pero cuando se trata de viajar a un nuevo destino, un poco de amabilidad puede ser muy útil.

Durante años, la prestigiosa revista de viajes Condé Nast Traveler ha pedido a sus lectores que califiquen la “simpatía” de una ciudad en la encuesta de los Readers’ Choice Awards,enfocándose en dónde se sintieron bienvenidos cuando viajaron. “¿Se desvivió un local extrovertido para darte indicaciones? ¿Fue fácil navegar por la ciudad? ¿Simplemente recibiste buenas vibraciones de las personas que te rodeaban?”, fueron algunas de las preguntas que se les hicieron.

“Para nuestra encuesta anual número 34 de los premios Readers’ Choice Awards, les pedimos a todos ustedes que clasificaran las ciudades más amigables del mundo, desde el Caribe hasta el sudeste asiático, aquí están las 10 que más les gustaron este año”, sostuvieron los expertos.

Encabezando la lista de este año está Kralendijk, la ciudad capital de la isla caribeña holandesa de Bonaire, seguida por San Miguel de Allende en México -también votada como la mejor ciudad pequeña del mundo este año- y la antigua ciudad imperial en el oeste de Marruecos, Marrakech.

La lista completa de las ciudades más amigables del mundo

10. Edimburgo


A pesar de su renombre mundial, Edimburgo aún emana una especie de encanto de pueblo pequeño gracias a su comunidad unida y a las empresas locales

Ya sea que estén buscando arquitectura gótica, restaurantes animados o algunos tragos de whisky, Edimburgo es el destino para cualquier viajero. Honrada como la décima ciudad más amigable del mundo por los lectores de CNT, la capital escocesa tiene un ambiente artístico y genial que atrae tanto a los lugareños como a los viajeros. A pesar de su renombre mundial, Edimburgo aún emana una especie de encanto de pueblo pequeño gracias a su comunidad unida y a las empresas locales.

9. Singapur


La mayoría de los singapurenses pueden hablar inglés o mandarín (o ambos), lo que significa que la mayoría de los visitantes extranjeros no tienen que preocuparse por las barreras del idioma cuando navegan por la ciudad

Singapur podría ser el destino ideal. Tiene toneladas de hoteles y galerías para que disfruten los turistas, y sigue siendo una de las ciudades más seguras y limpias del mundo. La mayoría de los singapurenses pueden hablar inglés o mandarín (o ambos), lo que significa que la mayoría de los visitantes extranjeros no tienen que preocuparse por las barreras del idioma cuando navegan por la ciudad. Si quieren sentirse incluidos de inmediato en la cultura local, deben dirigirse directamente a uno de los centros de vendedores ambulantes de Singapur, donde amables vendedores los guiarán hasta el mejor katong laksa y cangrejo picante de su vida.

8. Estambul


Gracias a una gran cantidad de nuevos hoteles y público en el horizonte, parece que Estambul será aún más acogedora en 2022

Complejo, diverso y lleno de historia: Estambul tiene todos los mejores rasgos de personalidad de Turquía. La ciudad siempre se ha sentado en la encrucijada del mundo, cerrando la brecha entre Oriente y Occidente, el modernismo y la antigüedad. Está más que a la altura de su reputación multicultural con sitios como el Gran Bazar y la Mezquita Azul, sin mencionar su innovador aeropuerto internacional, que atrae a visitantes de todo el mundo. Y gracias a una gran cantidad de nuevos hoteles y público en el horizonte, parece que la ciudad será aún más acogedora en 2022.

7. Copenhague


La ciudad está llena de parques públicos, galerías gratuitas y restaurantes de renombre mundial que harían sonreír a cualquiera

Dinamarca es conocida por ser uno de los países más felices del mundo, y se sospecha que Copenhague tiene mucho que ver con eso. La ciudad está llena de parques públicos, galerías gratuitas y restaurantes de renombre mundial que harían sonreír a cualquiera. También resulta ser uno de los lugares más aptos para bicicletas en el mundo, lo que significa menos tráfico de automóviles y ciudadanos saludables.

6. Dublín


Casi todas las calles en Dublín tienen (al menos) un pub lleno de lugareños y turistas que se reúnen para celebrar la vida, y ese ambiente acogedor dura mucho después de un par de pintas

Claro, la ciudad capital de Dublín ha visto un aumento en las empresas globales y los expatriados echando raíces, pero mantiene su núcleo irlandés hospitalario. Los residentes notablemente amistosos dan a los habitantes del medio oeste una carrera por su dinero, y nunca te empujan a un lado en una calle concurrida; es habitual reducir la velocidad a un paseo por St. Stephen’s Green, o detenerse a comer en uno de los animados restaurantes de la ciudad. Casi todas las calles tienen (al menos) un pub lleno de lugareños y turistas que se reúnen para celebrar la vida, y ese ambiente acogedor dura mucho después de un par de pintas.

5. Lisboa


Lisboa es el punto de partida perfecto para quienes visitan Portugal por primera vez, con suficientes vistas costeras, arquitectura histórica y pastéis de nata para llenar unas vacaciones completas

Lisboa es el punto de partida perfecto para quienes visitan Portugal por primera vez, con suficientes vistas costeras, arquitectura histórica y pastéis de nata para llenar unas vacaciones completas. Su creciente popularidad significa que definitivamente se encontrarán con otros turistas o mochileros mientras exploran, así como con toneladas de familias y niños jugando en los parques hasta la puesta del sol.

4. Bangkok


Quienes la visiten querrán llegar con algún tipo de plan (para no perderse en ese tráfico infame): desde la revista recomiendan reservar algo de tiempo para visitar el Museo Nacional de Bangkok, Wat Pho y los innumerables puestos de comida callejeros respaldados por vendedores sonrientes

Bangkok se ubica constantemente como una de las ciudades más visitadas del mundo, y es fácil ver por qué. La capital tailandesa tiene una identidad multifacética que combina la historia y la cultura con el lujo moderno, con hoteles de gran altura que comparten el espacio del horizonte con templos antiguos y estatuas de Buda. Quienes la visiten querrán llegar con algún tipo de plan (para no perderse en ese tráfico infame): desde la revista recomiendan reservar algo de tiempo para visitar el Museo Nacional de Bangkok, Wat Pho y los innumerables puestos de comida callejeros respaldados por vendedores sonrientes.

3.Marrakech, Marruecos


Si bien no es de ninguna manera un destino nuevo, Marrakech se ha ganado una reputación reciente por ser un centro para el mundo del arte de la diáspora de África

Marruecos siempre ha sido una puerta de entrada; no sólo al continente africano sino al mundo árabe en su conjunto. Marrakech se destaca como una de las ciudades más accesibles, con una agradable mezcla de tradición (mercados de especias, la medina laberíntica) y modernidad (hoteles de lujo, el Musée Yves Saint Laurent Marrakech). Si bien no es de ninguna manera un destino nuevo, Marrakech se ha ganado una reputación reciente por ser un centro para el mundo del arte de la diáspora de África.

2. San Miguel de Allende, México


Los visitantes de San Miguel de Allende pueden elegir entre más de 350 restaurantes que van desde establecimientos de cinco estrellas hasta restaurantes familiares locales, luego retroceder en el tiempo con un paseo por las calles adoquinadas bien conservadas

ambién votada como la mejor ciudad pequeña del mundo este año, el atractivo de San Miguel de Allende se extiende más allá de su arquitectura colonial española y sus coloridas fachadas. Un centro para artistas expatriados, esta ciudad de las tierras altas presenta una clase diversa y sociable de lugareños, aunque su ubicación lejos de la costa ha ayudado a que el área permanezca aislada y auténticamente mexicana. Los visitantes pueden elegir entre más de 350 restaurantes que van desde establecimientos de cinco estrellas hasta restaurantes familiares locales, luego retroceder en el tiempo con un paseo por las calles adoquinadas bien conservadas.

1. Kralendijk, Bonaire


Kralendijk, la capital de la isla caribeña holandesa de Bonaire, hace su debut en la lista de ciudades más amigables este año. Si bien la isla es principalmente conocida como un hotspot para el buceo y el esnórquel, los viajeros están descubriendo muchos atractivos en el interior

Kralendijk, la capital de la isla caribeña holandesa de Bonaire, hace su debut en la lista de ciudades más amigables este año. Si bien la isla es principalmente conocida como un hotspot para el buceo y el esnórquel, los viajeros están descubriendo muchos atractivos en el interior. El colorido y compacto centro de Kralendijk está bordeado por edificios holandeses con techos a dos aguas, mientras que una variedad de boutiques y galerías los invitan a explorar más allá de la calle principal. Mientras tanto, la mezcla ecléctica de culturas de Bonaire ofrece un ambiente acogedor para casi cualquier visitante. “Estaba rodeada de personas que constantemente revoloteaban entre lenguas, géneros musicales y cocinas”, escribió Rosie Bell, sobre su experiencia al visitar la isla. “Bonaire, me di cuenta, estaba lleno de personas que eran una mezcla maravillosa de culturas e identidades, personas que eran camaleónicas, como yo”.

Fotos: Getty Images

Fuente: Infobae