“Eco hipócrita”: por qué Leonardo DiCaprio quedó en medio de la polémica durante sus vacaciones

El actor, que también es embajador del cambio climático de la ONU, fue fotografiado en el Caribe y un detalle en particular no pasó inadvertido para sus fanáticos.

asdasd

Leonardo DiCaprio fue blanco de críticas tras ser visto junto a su novia Camila Morrone y un grupo de amigos en un increíble yate privado. ¿La razón? La embarcación produce 238 kilogramos de dióxido de carbono por kilómetro, algo poco amigable con el medioambiente. El dato choca con la realidad del actor, que lleva adelante una cruzada por el cambio climático

Todo se dio luego de que el embajador del cambio climático de la ONU fue descubierto por los paparazzien sus vacaciones en el Caribe, preciosamente en las costas de Saint Barth. El actor se encontraba disfrutando de unos días de calor a bordo del lujoso barco del multimillonario suizo Ernesto Bertarelli, pero fue criticado por los niveles de contaminación que genera ponerlo en funcionamiento.

El actor disfrutó de unas vacaciones en las costas del Caribe y fue blanco de críticas
El actor disfrutó de unas vacaciones en las costas del Caribe y fue blanco de críticasPhoto © 2022 Spread Pictures/The Grosby Group – Spread Pictures/The Grosby Group

El medioDaily Mail explicó que el yate por el que se trasladaron DiCaprio y Morrone para pasar sus vacaciones produce 238 kilogramos de dióxido de carbono por kilómetro, casi tanto como lo que un automóvil británico promedio emite en tan solo dos meses.

Asimismo, remarcaron que la nave tiene un valor de 150 millones de dólares y su modelo es Vava II, uno de los más grandes creados en Gran Bretaña con capacidad para 50 tripulantes. Además cuenta con una pista para helicópteros, varias habitaciones y una gran pileta para pasar los días con todas las comodidades.

La polémica principal surgió debido a que DiCaprio, quien es defensor del medio ambiente, siempre reflexionó acerca del tema en sus redes socialesexpresando que se trata de “la amenaza más urgente que enfrenta toda nuestra especie”. Sin embargo, su actitud a bordo mostró un costado distinto y por su reciente escapada fue titulado por sus fanáticos en las redes sociales como un “eco-hipócrita”.

El grupo pasó varios días navegando por el yate
El grupo pasó varios días navegando por el yateThe Grosby Group

“No puedo con las celebridades activistas de Hollywood dando lecciones desde el yate. DiCaprio lo ha hecho literal. De vacaciones en un yate que consume por kilómetro lo mismo que el coche promedio en dos meses”, escribió un usuario de Twitter.

“No mires hacia arriba… es posible que veas a Leonardo DiCaprio siendo un hipócrita ecológico en su yate de 110 millones”, coincidió otra usuario replicando una nota de un medio estadounidense que habló de los detalles del barco.

Las críticas también estuvieron puestas por sus mensajes sobre la película que él protagoniza, No mires arribaque también tiene una temática sobre el medioambiente . Meses atrás, el actor se refirió a la ficción en una entrevista con Jill Serjeant y Lisa Richwine, y la catalogó como “un regalo” porque capta los peligros del cambio climático, al tiempo que hace reír a la gente.

Leonardo DiCaprio, protagonista de No mires arriba
Leonardo DiCaprio, protagonista de No mires arriba

“Creo que todos consideramos esto como un regalo único”, expresó la estrella de Hollywood. “Queríamos transmitir el mensaje sobre la crisis climática, y Adam Mckay -director de la película- ha dado en el clavo con la creación de este relato”, agregó.

Por su parte, DiCaprio contó que llevaba tiempo queriendo hacer una producción sobre la crisis climática, pero que le había resultado difícil encontrar el enfoque adecuado. “O haces un viaje existencial a través de la vida de una persona, o haces una película catastrófica en la que Nueva York se congela”, remarcó.

La ficción fue estrenada en los cines el viernes y en Netflix el 24 de diciembre, y ya cuenta con cientos de críticas tanto negativas como positivas por parte de los fanáticos y expertos en cine que no dejan pasar ningún detalle.

Fuente: La Nación