El Fondo Nacional de las Artes entregó los Premios Trayectoria

Susana Rinaldi, Aldo Sessa, Tulio de Sagastizábal, Hilda Bernard, Lía Jelín y varios referentes de disciplinas como arquitectura, diseño, danza y artesanías fueron reconocidos por una vida dedicada a la creación.

1213
rinaldi susana

En la sala de la planta baja del Fondo Nacional de las Artes, en Palermo Chico, estaban colgadas las coloridas obras de Tulio de Sagastizábal y las emblemáticas fotografías blanco y negro de Aldo Sessa, entre una serie de esculturas de una discípula de Petorutti, Lucía Pacenza. Junto con varios de los directores de la institución, allí, la presidenta del FNA, Diana Saiegh, encabezó el cierre del año con los premios a la trayectoria: una distinción que lleva décadas de tradición, y se entregaron, en la mítica casa que Victoria Ocampo le encargó a Alejandro Bustillo y donde, por ejemplo, en los años 30 se fundó la revista Sur.

Los artistas visuales ya mencionados son solo algunas de las quince personalidades que recibieron el reconocimiento a su carrera –equivalente a un pago de $180 mil–, además del Gran Premio Trayectoria, que este año fue para la cantante Susana Rinaldi –dotado de $250 mil–.

Por la música y las artes escénicas, se distinguió la labor de Carlos Gianni –gran socio creativo de Hugo Midón en espectáculos que marcaron la infancia de varias generaciones–, Ramón Ayala –a los 94 años, el músico y poeta estuvo presente en el acto–, Hilda Berard –la emblemática actriz cumplió hace poco 101–; Lía Jelín –gran nombre de nuestra escena en su tránsito de la danza al teatro– y los hermanos Koki y Pajarín Saavedra, que desde Santiago del Estero hicieron un largo recorrido para expandir la tradición de las danzas folklóricas.

Por su trabajo en arquitectura se reconoció a Augusto Pantarotto; en diseño, a un nombre que da cátedra en la materia, Rubén Fontana; en patrimonio y educación, a Osvaldo Segovia; y en la categoría Artesanías, a la pampeana Guillermina Cabral. La escritora cordobesa Cristina Bajo fue premiada por su labor en las letras, y Clara Zappettini, por la categoría medios audiovisuales. Además, hicieron un reconocimiento post mortem al sociólogo y ensayista Horacio González, que murió este año de Coronavirus.

Saiegh –que se emocionó al recordar al intelectual y contó su propia experiencia y los miedos a los que la enfrentó al covid– compartió algunos curiosos vericuetos detrás de la elección de los homenajeados. Al referirse al carácter “federal” de estos premios, consciente de que hoy es un adjetivo demasiado frecuentado, aclaró: “No es un leitmotiv”.

Fuente: La Nación