El misterio de la obra de arte que estuvo más de 20 años “perdida” y apareció en una bolsa de basura

“Retrato de una dama”, de Klimt, fue robada en 1997 y devuelta de manera anónima en 2020.

qwe21

Estaba desde hacía años en la lista de obras de arte desaparecidas más buscadas hasta que un jardinero descubrió su paradero veintidós años después en la Galería de Arte Moderno Ricci Oddi, en Piacenza, el mismo lugar del que fue robado el lienzo.

Nos referimos a Retrato de una dama, una de las obras más famosas de Gustav Klimt (1862-1918). Valorado en unos 60 millones de euros, el cuadro del pintor austriaco fue robado en 1997 y hasta principios de 2020 nadie supo nada sobre él. Pero lo que menos se esperaba es que fuera encontrado dentro de una bolsa negra de basura escondida tras la hiedra de la fachada del museo.

Los mismos sospechosos del hurto, que acabaron confirmando su autoría en una carta dirigida a un periodista del medio Libertà, Ermanno Mariani, admitieron que durante todo ese tiempo el lienzo no había permanecido allí, sino que fue dejado expresamente un tiempo antes para que alguien lo encontrara.

La policía italiana con la obra maestra del artista austríaco Gustav Klimt que fue robada en 1997.

La policía italiana con la obra maestra del artista austríaco Gustav Klimt que fue robada en 1997.

Tal y como publicó Forbes, se trataría de dos personas de más de 60 años que quisieron hacer “un regalo a la ciudad”.

“No soy un experto técnico, pero creo que dicen la verdad. Se habría dañado si hubiera estado allí durante todos esos años”, reflexionó por su parte el reportero contactado.

Lo que muchos se preguntaron es por qué confesaron tanto tiempo después. “Es una historia muy extraña. Podrían haberla vendido o quemado, o lo que sea”, reconocía el abogado de los acusados que, por otra parte, informaba de que el plazo de prescripción del delito había expirado por lo que evitarían la prisión.

Célebre. "El beso" de Gustav Klimt.

Célebre. «El beso» de Gustav Klimt.

Hasta su aparición, las conjeturas sobre lo que ocurrió con el cuadro fueron muy diversas. Se llegó incluso a plantear un robo al estilo ‘Misión Imposible», en el que unos “ladrones acróbatas”, en palabras de las autoridades del momento, habrían entrado y salido del museo por la estrecha claraboya en la que se halló el marco.

También se llegó a decir que el ex primer ministro Bettino Crazi se lo llevó en su huida a Túnez tras ser acusado de varios casos de corrupción. De hecho se llegó a interceptar un paquete que iba destinado a él, aunque se trataba de un Klimt falso.

Fuente: La Vanguardia