Festeja Netflix: por cierre de cines, los estudios deben estrenar sus películas en streaming

Las grandes productoras de Hollywood siempre se han negado a que sus filmes lleguen a las salas al mismo tiempo que en las plataformas hogareñas, pero la pandemia y la debacle económica así los obliga.

afw

NBCUniversal anunció que ofrecerá sus películas estreno para que estén disponibles on demand el mismo día que deberían llegar a las salas de cine, a raíz de que estas cierran en casi todo el mundo como consecuencia del alerta global por la pandemia de coronavirus.

De esta forma, debido a causas de fuerza mayor, esta empresa y otras del mismo sector, deberán someterse la estrategia que tanto reniegan en su batalla con Netflix, la plataforma a la que obligan a estrenar sus películas en cines para poder competir por los premios Oscar y a la que no permiten estrenar al mismo tiempo en salas y on demand.

Trolls World Tour, película animada de DreamWorks Animation, prevista a estrenarse el 10 de abril en EE.UU., será el primer filme que será lanzado en esta modalidad.

Otras películas, entre las que se encuentran The Hunt, El hombre invisible, y Emma, que actualmente se exhiben en salas, también estarán disponibles para alquilar en servicios que ofrecen video on-demand (como iTunes y Amazon Video, por ejemplo) a partir del viernes. Van a estar disponibles por un periodo de alquiler de 48 horas a un precio sugerido de u$s 19.99 en Estados Unidos o en un precio equivalente en mercados internacionales.

En tanto, en el caso de Warner Bros, bajará al on demand a Birds of Prey y The Gentlemen, 46 y 60 días respectivamente después de su estreno en las salas de cine.

Es la primera vez que los estudios de Hollywood rompen el ciclo de vida tradicional de una película, al lanzar en video un título que fue concebido para verse primero en salas de cine o que se encuentra actualmente en cartelera.

Usualmente, las películas pasan seis meses exhibiéndose de manera exclusiva en salas de cine antes de estar disponibles en otros formatos, como descargas digitales y alquiler, DVDS y, después, en TV y en streaming.

Pero ahora que las prohibiciones de encuentros masivos provocaron el cierre de salas, los estudios han decidido mayormente posponer el lanzamiento de nuevas películas como la última de James Bond, Mulan, Fast & Furious 9 y A Quiet Place Part 2.

«En vez de retrasar estas películas o estrenarlas en un escenario difícil de distribución, quisimos darle una opción a la gente para que viera estos títulos en su hogar que sean accesibles y a precios que puedan permitirse», dijo en un comunicado Jeff Shell, presidente ejecutivo de NBCUniversal. «Esperamos y creemos que la gente todavía irá al cine en salas cuando estén disponibles, pero comprendemos que para la gente eso es algo que se torna cada vez menos posible».

De todas formas, ninguna de las películas que NBCUniversal está lanzando para alquilar on-demand son de alto presupuesto.

La franquicia Rápido y furioso son producciones con presupuestos que exceden los u$s 200 millones, con mucho de ese dinero a ser gastado en campañas de marketing. Por eso a principios de marzo, Universal optó por retrasar el estreno de The Fast & Furious 9 por casi un año, hasta 2021.

Esos retrasos también sugieren que los estudios aún son reacios a hacer que sus principales productos estén disponibles inmediatamente en el hogar a través de SVOD o en los servicios de transmisión, pero ese pensamiento podría cambiar si la pandemia dura meses. Al mismo tiempo, las compañías cinematográficas son conscientes de la enorme presión que enfrenta el negocio de la exhibición.

Muchas empresas, incluida Universal, quisieron experimentar con VOD premium, pero los propietarios de los cines se negaron y dijeron que no reproducirían ninguna película que se estrenara día y fecha.

La industria ve el paso dado por Universal como un experimento clave que, aunque forzado por las circunstancias, puede cambiar las reglas de exhibición si salen los números. La matriz de Universal y NBC, Comcast, acaba de lanzar su propio servicio de streaming, Peacock, con el que trata de hacerse un lugar entre gigantes como Netflix, Disney+ y Amazon.

Por otra parte, Disney anunció a fines de la semana pasada que acortaría la ventana de entretenimiento en el hogar y que Frozen 2 estaría disponible en Disney+ tres meses antes.

Fuente: El Cronista