GOT: Todos los spoilers y filtraciones de la última temporada

Los primeros tres episodios rondan la hora de duración, mientras que los últimos tres promedian 80 minutos; cada uno costó 15 millones de dólares

2913157w1200

No parece exagerado afirmar que, junto con Avengers: Endgame, el estreno esta noche de la última temporada deGame of Thrones es el evento audiovisual del año. La serie de HBO fue creciendo año tras año hasta lograr concentrar la atención de millones de personas en todo el mundo, convirtiéndose posiblemente en la última gran producción televisiva en ser vista y discutida en tiempo real en plena era del streaming (por no mencionar la más pirateada del año desde su estreno, en 2011). Y si bien en el pasado existieron hackeos y errores que anticiparon su trama, el secreto alrededor de lo que sucederá en la lucha por el Trono de Hierro es total… pero las filtraciones de información son inevitables.

Cuando faltan pocas horas para el esperado reencuentro de la audiencia con los Lannister, los Stark y los Targaryen, se reúne aquí toda la información disponible sobre el esperado regreso, incluyendo algunos spoilers. Así que quien no soporte la espera y decida leer lo que sucederá en los capítulos finales podrá seguir leyendo bajo su propia responsabilidad…

A pesar de que solo son media docena de capítulos antes de abandonar Westeros, será un recorrido interesante: los primeros tres episodios rondan la esperada hora de duración, mientras que los últimos tres promedian 80 minutos. Cada uno costó 15 millones de dólares, muy por encima de todas las producciones de la pantalla chica (por ejemplo, incluso con la parafernalia en efectos especiales de Westworld, su presupuesto es solo de 10 millones por capítulo).

El actor Liam Cunningham, quien interpreta a Ser Davos, había dejado trascender el dato de la duración de las entregas cuando le reveló a TV Guide en octubre pasado que el plan de filmación del final era tan largo como la séptima temporada, que tuvo diez capítulos, por lo que era razonable que ahora fueran más extensos.

Lo que viene puede ser muy distinto de lo que imaginó su autor

Cuando, hace casi una década, HBO comenzó a imaginar la adaptación de la saga de George R.R. Martin Canción de hielo y fuego, nadie hubiese sospechado que la narración televisiva terminaría superando al relato literario de su mismo autor, quien se está tomando mucho tiempo en terminar el sexto libro, Vientos de invierno. Es por eso que los guionistas debieron imaginar buena parte del final, que seguramente será distinto de lo que se leerá en el futuro en los libros. «El cierre muestra a muchos personajes muy diferentes entre sí unirse para enfrentar a un enemigo común, pero también enfrentarse a su pasado y definir qué tipo de persona quieren ser cuando llegue la muerte. Será un final emotivo y agridulce que honra lo que Martin sabe hacer: sorprender poniendo patas para arriba la historia», declaró el productor ejecutivo Bryan Cogman a Entertainment Weekly.

El final comienza en Winterfell

De acuerdo con Entertainment Weekly, el episodio de hoy arrancará con el ejército de Daenerys llegando a Winterfell, tal como sucedió allá en el primer episodio de Game of Thrones con el séquito real de Robert Baratheon. Será la oportunidad para el cruce de muchos personajes y el momento en que Sansa descubrirá que su hermano juró lealtad ante la heredera Targaryen, algo que seguramente no le agradará mucho.

«Esta temporada nos dará la oportunidad de ver a muchos personajes que no se conocen o que hace mucho que no están juntos, será un momento de descubrimiento», dijo el productor David Nutter enReddit.

Será un cierre con muchas lágrimas

Aunque en un comienzo muchos se mostraron sorprendidos de que HBO haya decidido matar a la gallina de los huevos de oro, incluso George R.R. Martin dijo que creía que era demasiado temprano para finalizar la serie, uno de los dos showrunners de la serie, David Benioff, aseguró que siempre pensó en la serie como una única gran historia con un principio y un fin y no en una trama coral. Esta historia es la que termina en pocas semanas. Aunque se sabe que habrá más series dentro del universo de Game of Thrones, el final de la producción promete ser único. De hecho, Kit Harington confesó que cuando leyó el guion final junto a sus compañeros lloró en dos oportunidades. «El final parecía estar diseñado para rompernos: todos estábamos quebrados al final. No sé si llorábamos porque estábamos tristes por el final o porque estábamos cansados, durmiendo muy poco. Estaba hecho para que pensaras ‘bien, ya estoy harto de esto’. Recuerdo a todos caminando hacia delante diciendo: ‘Ya tuve suficiente de esto. Lo amo, fue la mejor experiencia de mi vida, lo extrañaré algún día, pero que termine ya'», explicó. Para mantener el secreto, los guiones no se imprimían en papel, sino entregados de manera electrónica a los actores en dispositivos sin conexión a internet. Incluso, algunos de los diálogos eran dictados a sus intérpretes minutos antes de grabar la escena.

A lo largo de la temporada habrá muchas muertes

Incluso el espectador más optimista descuenta que habrá muchas muertes en este final, casi un sello personal de una serie a la que no le tembló el pulso a la hora de acabar con la vida de varios de sus protagonistas de manera inesperada. Algunas de estas despedidas ya están anunciadas explícitamente, como la de Melisandre, quien le aseguró la temporada pasada a Varys que ambos morirán en «estas tierras extrañas», y la de Cersei Lannister, quizá la mejor villana que nos dio la televisión en el siglo XXI. En la quinta temporada conocimos la profecía que afirmaba que la actual ocupante del Trono de Hierro moriría «a manos de su hermano pequeño», ¿pero quién será? Tanto Tyrion como Jaime son candidatos a cumplirla, uno por altura y otro por edad. Si esto sucede, quitará un nombre de la lista de víctimas en el horizonte de Arya, que ahora solo tendrá a Melisandre, Ilyn Payne, Beric Dondarrion, Sandor Clegane y «la Montaña», todos candidatos a morir en los próximos episodios. La misma actriz, Lena Headey, insinuó que su escena final será para el recuerdo.

Se tomaron todas las medidas de seguridad posibles

Aunque es común que las grandes superproducciones mantengan los detalles de la trama bajo siete llaves, la ingeniería que rodea a la industria siempre termina revelando cosas, como cuando los adelantos de juguetes o el merchandising, por ejemplo, filtran qué esperar de una película de Marvel o de DC. Aquí esto no sucedió, pero los rodajes al aire libre también son un problema, porque no se puede controlar a los curiosos que están cerca de los sets. Para evitarlo, HBO contrató un servicio «antidrones», que los detectaba a la distancia y deshabilitaba, y el presidente de la cadena, Casey Bloys, confesó que se rodaron varios finales alternativos para confundir a los extras, el personal técnico y los entrometidos.

La batalla final será inolvidable y tomó dos meses de trabajo

Si bien es cierto que en cada temporada Game of Thrones tuvo una gran escena de batalla, la que cerrará el ciclo promete ser única. La dirigió Miguel Sapochnik, el mismo del recordado episodio «La batalla de los bastardos», y su rodaje llevó 55 noches, una experiencia que los actores y el equipo técnico recuerdan como una pesadilla. Fueron casi dos meses de filmar a la intemperie, «entre el frío, la nieve, el barro y los excrementos de oveja», confesó el responsable de iluminación, Jonathan Quinlan.

La información que se filtró

A pesar de todo este sigilo y de la maquinaria destinada a evitar que se conocieran detalles, algunos datos se filtraron. Las personas que viven cerca de los escenarios naturales que representan a Winterfell, por ejemplo, reportaron ver durante varias noches grandes llamas de fuego durante el rodaje… ¿será que finalmente Daenerys decide incendiar la ciudad para vengar la memoria de su padre? Otros visitantes de los sets aseguraron ver la sala del Trono de Hierro de King’s Landing reducida a escombros, aunque no se sabe por mano de quién. La escena no debería sorprender, ya que Dany tuvo esa misma visión en la segunda temporada. Aunque la serie se despida, queda mucho Game of Thronespor delante. HBO ya confirmó que está trabajando en cinco historias del universo de Game of Thrones. La serie más avanzada es una precuela que tendrá a Naomi Watts y Josh Whitehouse en los roles principales, centrada en los Westeros. Este año se rodará el piloto y se espera que debute en la segunda mitad de 2020, mientras se trabaja en las otras producciones. Además, el estudio de Belfast donde se grabó la serie durante una década será transformado en una atracción turística que permitirá recorrer algunos de los escenarios más emblemáticos de la historia.

Fuente: La Nación