Jóvenes, talentosos y clásicos: «No es lo mismo ver los conciertos por YouTube»

Lucas Brass, Paula Gelpi y Eric Hasenclever, con el imponente marco del Llao Llao

3208024w1033

Juntos, Paula Gelpi, Lucas Brass y Eric Hasenclever son un power trío. No porque integren una formación de hard rock con guitarra, bajo y batería sino porque se empoderan cuando están juntos, para hacer música clásica. Paula es una millennial que nació con los estertores del pop de la década del ochenta y el naciente grunge . Pero aun cuando no había músicos dentro de su familia que pudieran torcer el rumbo sonoro que le marcaría su generación, ella solita eligió la clásica. Se enamoró de la música de cámara y tomó el piano como la nave que la llevaría al pasado y a su propio futuro.

Lucas y Eric son dos centennials que nacieron apenas comenzado este siglo. Luego de una formación inicial en el cello, Lucas se puso a las órdenes del búlgaro Stanimir Todorov para perfeccionarse y comenzó participar con muy buenos resultados en varios concursos de su instrumento. Los primeros sonidos que Eric logró sacarle a un violín fueron bajo la tutela de su madre, que toca el mismo instrumento. Con apenas once años, Eric fue solista en un concierto junto a una orquesta sinfónica juvenil y, desde entonces, además de tomar todos los cursos de perfeccionamiento que estén a su alcance (con Peter Thomas, en Londres, entre muchos otros) tuvo la oportunidad de integrar orquestas juveniles argentinas, alemanas y brasileñas.

Juntos están participando en un segmento del festival Semana Musical en Llao Llao, de conciertos del mediodía, que se denomina «jóvenes maravillosos» . El festival, que comenzó el miércoles, volvió renovado al calendario de la clásica luego de varios años de ausencia . Aquí hablan sin filtro de cómo es hacer clásica hoy para alguien que recién comienza: los espacios para hacer música, la competencia y las prioridades.