Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale, sujetos de los libros «Postales I» y «II»

“Tratamos de ir bien al hueso y lograr la mejor información”, asegura Lucas Fernández, coescritor de Postales I y II, flamante libro sobre vida y obra de Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale –juntos y por separado- que acaba de publicar Ediciones Disconario. Se puede constatar lo que dice el hombre en varios pasajes.

whatsapp-20image-202020-06-23-20at-2018-11-09

En la página 24 del primer volumen, por caso, cuando se apunta un dato poco contado: la vez que Lito, por entonces en MIA, invitó a Luis Alberto Spinetta y Rodolfo García para hacer juntos “Ciega, lejana orilla”, un tema –también- poco cantado, durante un ciclo de conciertos que la agrupación organizó en el Teatro Santa María, en 1978. U otro hecho desconocido y extraño que le tocó vivir a Baglietto cuando lo invitaron a tocar en El Pungo, un pub del paseo de los artesanos en Villa Giardino y, como no había escenario, fue a comprar maderas ¡y lo armó él mismo! “Mientras la gente iba reservando sus entradas, Juan andaba serruchando y serruchando para tener listas las tres tarimas que necesitábamos”, evoca Gustavo Ferreri, dueño del bar, en la página 47 del volumen II.

Tomando este tipo de hechos fue que Sergio Pujol, prologuista de Postales I, descubrió la clave del trabajo: “(El libro) triunfa ampliamente en su propósito de convertirse en una referencia biodiscográfica que ningún buscador en internet podrá reemplazar”, escribe el experimentado periodista. “Quisimos rescatar hasta el más mínimo detalle, datos o información sobre Juan y Lito que nos causaban curiosidad, y lo hicimos gracias al aporte de un centenar de músicos, coleccionistas y artistas entrevistados, desde los más consagrados hasta los más desconocidos”, retoma Fernández, conductor de Mama rock, programa apadrinado por Litto Nebbia, que lleva dieciocho años de aire por Radio Nacional Córdoba. “El hecho de publicar dos volúmenes fue porque teníamos una cantidad de material que lo ameritaba. Debo confesar que muchas veces mi coautor trató de frenarme para que el libro no se convierta en un ladrillo más pesado (risas). Pero sinceramente fue un hermoso desafío el hecho de ir tras la figurita difícil: una mañana me levantaba y Miguel (Dente) me decía: ‘¿Viste que nos falta tal?’ o ‘Qué lindo sería conseguir tal cosa’… No solo un desafío sino también un disfrute constante, porque sabía que de alguna manera lo conseguiríamos”.

Dente, el coautor, es quien con paciencia de araña entretejió esta saga de libros sobre historias del rock que se fue haciendo camino al andar, a través de los abordajes rigurosos, completos y metódicos que imprimió a los devenires de Spinetta, Charly García, Páez y Nebbia, entre más. “En este caso, decidimos abordar Baglietto-Vitale, dos artistas que en algún momento decidieron sacar los pies del plato del rock, para sumergirse en otros géneros. Aunque en realidad, por una cuestión de actitud, sigue siendo rock”, enmarca el melómano montevideano.

Además de los trayectos en solitario de Baglietto y Vitale, y de aquellos momentos en que confluyeron en dúo, ambos volúmenes registran hallazgos importantes. Historias inexploradas de dos bandas bien significativas en tiempos de dictadura: Músicos Independientes Asociados (MIA), del clan Vitale y aliados, e Irreal, el grupo rosarino de Baglietto y amigos que, junto a los Redd tucumanos, representaba lo mejor del rock interior durante el período tardosetentista. Los libros también arrojan luz sobre aspectos poco desconocidos de las formaciones de Lito en trío, cuarteto y quinteto, y de esa Trova Rosarina que sí resuena con fuerza en el imaginario de la música argentina.

Fuente: Página12