Kiss tendrá su biopic en Netflix

Se centrará en la amistad entre sus miembros fundadores, Gene Simmons y Paul Stanley.

43

Desde el éxito de Rapsodia Bohemia, la industria cinematográfica cree haber encontrado un filón rentable en las películas biográficas de músicos, y está detrás de proyectos parecidos. Elton John tuvo la suya (Rocketman) y ahora todo indica que Kiss se sumará a esta tendencia. Según el portal especializado Deadline, la banda de Gene Simmons y Paul Stanley está por firmar un acuerdo con Netflix para la producción de Shout It Out Loud, que contará la historia de los carapintadas rockeros.

Según Deadline, la película de Kiss será dirigida por Joachim Rønning (Piratas del Caribe: La venganza de SalazarMaléfica: Dueña del mal) y contará con guion de Ole Sanders, que trabajó con Madonna y ahora está reelaborando un borrador anterior escrito por William Blake Herron.

Paul Stanley, Tommy Thayer, Eric Singer y Gene Simmons: la formación actual de Kiss. Foto AFP

Paul Stanley, Tommy Thayer, Eric Singer y Gene Simmons: la formación actual de Kiss. Foto AFP

Una historia de película

Todo apunta a que la historia comenzará con los jóvenes fundadores cuando eran niños inadaptados y forjaron una gran amistad antes de formar su banda. Es que la historia conjunta de Simmons y Stanley, que ya lleva cinco décadas, tiene mucha tela para cortar.

Stanley, cuyo verdadero nombre es Stanley Bert Eisen, se crió en una familia pobre y disfuncional de Nueva York. El matrimonio de sus padres nunca funcionó y su única hermana, Julia, dos años mayor, tenía problemas mentales que se traducían en violencia.

Según la autobiografía que publicó recientemente, padeció mucho en su infancia, sobre todo porque nació con una malformación llamada microtia: en lugar de la oreja derecha tenía un muñón.

Gene Simmons y Paul Stanley, los únicos miembros  originales que siguen en Kiss.

Gene Simmons y Paul Stanley, los únicos miembros originales que siguen en Kiss.

Pasé a ser un objeto en vez de un crío. Pero no eran los niños los únicos que se me quedaban mirando. Los adultos también lo hacían y eso era aún peor”, escribió el cantante de 69 años en el libro.

En 1965 vio a Los Beatles en el programa de televisión de Ed Sullivan y se iluminó: “Esa era mi tabla de salvación. Aquel era el vehículo del que podía servirme para salir de la miseria”. Se compró una guitarra y empezó a estudiar.

En Queens, un suburbio de Nueva York, conoció a Chaim Witz, un joven nacido en Haifa, Israel, que más tarde elegiría el nombre artístico de Gene Simmons. Había crecido como judío ortodoxo jasídico y asistido a la escuela religiosa judía Yeshiva Torah Vodaas, antes de cambiarse a una escuela pública y asistir a la universidad.

Cómo conseguir chicas

Gene Simmons. Foto AFP

Gene Simmons. Foto AFP

Los dos compartían un deseo: llamar la atención de las chicas. “Recuerdo salir a la calle, ver a esta chica española saltando la cuerda al otro lado de la calle y mirar su largo cabello negro golpeando contra este gran trasero», recordó en una entrevista.

“Se me ocurrió que esto era mejor que la religión. ¿Cómo podría acercarme a eso?» El nombre artístico lo eligió en homenaje a la estrella del rockabilly Jumpin’ Gene Simmons.

Stanley contó: “Yo era un niño bajo y gordo, y la música se convirtió en mi salvación, un lugar para esconderme y soñar. Y cuando tocaba música, siempre había chicas alrededor «.

Juntos reclutaron a Peter Criss (batería) y Ace Frehley (guitarra): en 1973, Kiss salió a los escenarios. Su imagen era novedosa: maquillaje, lycra, plataformas, pirotecnia en los recitales. Pero sus tres primeros discos no dieron ganancias.

Gene Simmons, junto a Mick Jagger, las lenguas más famosas del rock.

Gene Simmons, junto a Mick Jagger, las lenguas más famosas del rock.

El sello que los editaba, Casablanca Records, estaba al borde de la bancarrota cuando su manager, Bill Aucoin, tomó dos decisiones cruciales para la carrera del grupo: editar un disco en vivo (Alive!, 1975) y poner en marcha la industria de merchandising más rentable de la historia del rock.

Gracias a ese álbum y la venta de venta de muñecos, camisetas, llaveros, ropa interior, maquillaje y hasta ataúdes relacionados con los personajes de Kiss (Starchild, Demon, Spaceman y Catman eran los alias de los cuatro músicos), se hicieron millonarios.

Vendieron más de 75 millones de discos en todo el mundo. Los cuatro miembros originales fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 2014.

Paul Stanley. El guitarrista y cantante de Kiss tuvo una infancia atormentada.

Paul Stanley. El guitarrista y cantante de Kiss tuvo una infancia atormentada.

En el grupo los vínculos siempre fueron conflictivos. Alguna vez Stanley calificó a Criss y Frehley de “nefastos profesionales”, “vagos”, y en el caso del baterista, “mal músico”. Además, ellos dos se drogaban mientras que Stanley y Simmons, que también tuvieron numerosos cortocircuitos entre sí, siempre se jactaron de ser rockeros limpios.

La próxima visita a la Argentina

La pandemia de Covid-19 interrumpió la gira despedida de la banda, el End of the Road World Tour, que empezó en enero de 2019 en Canadá. El plan es retomarla el 2 de junio en Antwerp, Bélgica.

Paul Stanley, a cara lavada. Foto Reuters

Paul Stanley, a cara lavada. Foto Reuters

Siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, esa gira los traerá por última vez a la Argentina el 23 de octubre, cuando toquen en la Costanera Sur de Buenos Aires.

Fuente: Clarín