Litto Nebbia: «Nunca se termina de conocer la música de los 60»

Publicó "The British invasión y la música beat de los 60 en USA". Escrito junto con Marcelo Gobello, es un libro que incluye 2 CD con grabaciones poco conocidas, correspondientes a aquella década.

dfgd

Litto Nebbia nunca se queda quieto. Algunos músicos sacan un disco al año, pero el gran pionero del rock nacional acaba de editar un libro que incluye dos discos.

Se trata de “The British Invasion y la música beat de los 60 en USA”, escrito junto con Marcelo Gobello (Editorial Octubre). Los 46 temas incluidos en ambos CD incluyen trabajos de Nebbia junto a un grupo de bandas y artistas como Pez, Los Mersey Mustards, Leo García, La Perla Irregular, Los Reyes del Falsete y Gonzalo Aloras, más viejas grabaciones en vivo del primer grupo de Nebbia, Los Gatos Salvajes, y dos importantes colegas uruguayos, Los Shakers y Los Mockers.

The British Invasion y la música beat de los años 60 en USA – Editorial  Octubre

“Antes la música no estaba controlada tanto por el negocio y el marketing”, dice Nebbia a este diario. “Pero igual llegaba a todo el mundo de maneras increíbles: basta tener en cuenta que la primera canción que grabé fue ‘Bye Bye Love’ de los Everly Brothers. Que me hizo grabar mi madre, Martha, cuando yo tenia 9 años. La grabé en estudio en Rosario con un guitarrista amigo de mis padres, Martín Ludueña, junto a dos canciones más. Las cosas de la vida, pasa el tiempo y descubro que esa también fue la primera canción que cantaron Lennon y McCartney cuando se conocieron en 1957”.

Esta historia aparece en el flamante libro, y también en uno de los discos. Nebbia armó una especie de ‘escuela del rock’ sobre las bandas que lo formaron y que siguen estando en su gran colección de discos, que comenzó a armar cuando era chico en Rosario, lo que era todo un brete. “Yo fui descubriendo grupos como Los Hollies, los Animals o los Kinks a medida que iban apareciendo. Y no era nada fácil en esa época”, cuenta el autor de “La balsa”. “Esos grupos casi no eran editados en la Argentina, y muchas veces conseguíamos los discos gracias a que Rosario era un puerto y venían barcos de todo el mundo. De Liverpool, imaginate, y con marineros que los habían comprado antes de zarpar, los habían escuchado 50 veces en el viaje y cuando llegaban ya no les interesaban y los vendían o los cambiaban por unos tragos. También a veces una única disquería de Rosario me usaba a mí y a mis amigos para testear discos simples de esas nuevas bandas inglesas, y a veces después salían editados, y a veces no. Esos discos venían en un sobre, sin portada; todavía tengo algunos en mi colección”. Y los que si tenían portada aparecen en el cuadernillo de “The British Invasion”.

Lo mejor del libro es que Nebbia y Gobello no se detienen mucho en lo más conocido de la música de los 60, es decir Elvis o los Beatles y los Rolling Stones, y se adentran en otras grandes bandas que los marcaron y que fueron esenciales en los que en Estados Unidos se llamó The British Invasion, la avalancha de grupos que siguió después de los Beatles.

Nebbia dedica páginas y temas a Gerry and The Peacemakers, The Searchers, The Applejacks, Manfred Mann, The Who, The Kinks (el grupo con más temas en los discos) y una banda que lo obsesiona y de la que sigue descubriendo material nuevo hasta hoy, The Pretty Things. “Tengo unos 22 álbumes de los Pretty Things”, cuenta orgulloso, “algunos tan raros que coleccionistas de todo el mundo me los quieren comprar por un montón de plata, pero nunca lo haré. Los Pretty Things eran los que originalmente serían los Rolling Stones, ya que el líder Dick Taylor convocó a Brian Jones y a Keith Richards para tocar rythmn and blues. Peor todos se pelearon y fueron cada uno por su lado. Ahora estoy haciendo ejercicio, bicicleta fija y aprovecho ver series nórdicas y videos, y de golpe encontré un video de los Pretty Things que me habían regalado hace como cinco años y estaba lleno de material que nunca había visto”.

Nebbia mira de todo y esta muy actualizado, al punto de que la película que mas le impresionó este año fue el documental “Zappa” sobre el padre de The Mothers of Invention –que por supuesto aparece en su libro. “Zappa tuvo un conflicto eterno con la Warner, y yo me identifiqué mucho porque estuve seis años luchando con esa discográfica. Y ni hablar de la lucha más reciente contra Sony, que quería impedir que mi sello Melopea reeditara los discos de Los Gatos. Pero no pudieron hacerlo,y una prueba de eso es que en la serie “Maradona” aparece “La Balsa” con la inscripción “Bajo licencia de Melopea”, y lo mismo en la nueva serie de Netflix, “Rompan todo”, donde aparecen temas de Los Gatos Salvajes como “La respuesta””.

“Rompan todo”, serie sobre la historia del rock latinoamericano, le provoca sentimientos encontrados, al punto de que no tiene ganas de verla. “Muchos fans de mi música que la vieron escribieron en mi página que, en cuanto a nosotros, todo está correcto, pero lo cierto es que yo miré la lista del soundtrack de la serie en internet, y me indigné, porque hay no menos de 20 temas inexplicables, que sólo pueden figurar para alimentar el negocio de las discográficas. Si la veo me va a dar un ataque de bronca y no me quiero hacer mala sangre; probablemente la veré más tranquilo más adelante”.

“Yo no soy de esos fanáticos que repiten que todo tiempo pasado fue mejor”, agregó “pero lo cierto es que ahora el negocio domina todo, y así mucha de la mejor música se pierde. Y ni hablar de la de los años 60: es triste pensar que hay cosas que el público de hoy nunca escuchó, y que si siguen las cosas como van, mucha gente jamás escuchará esos grandes grupos que aparecen en el libro. Por eso no sólo escribimos sobre ellos sino que agregamos los discos, para que los escuchen y tengan una experiencia completa”.

Fuente: Ámbito