Norberto Gonzalo interpreta «Stéfano», la inolvidable obra de Armando Discépolo.

stéfano 34
stéfano 86
stéfano 87

Un inmigrante músico italiano con aires de gran compositor de óperas, pero detrás de sus anhelos y deseos, oculta sus frustraciones y postergaciones. Con la dirección de Osmar Núñez, este clásico del grotesco criollo, se presenta en el teatro La Máscara de San Telmo.

Por Carlos Marrero, especial para DiariodeCultura.com.ar.

Norberto Gonzalo dice, que transmitir desde Armando Discépolo (1887-1971), en este caso «Stéfano», -para muchos su obra cumbre-, implica ni más ni menos que seguir el legado de este dramaturgo insigne del mundo rioplatense y en especial de la Argentina. Esto es, expresar desde el grotesco, un género acuñado por él como máximo exponente, nuestra identidad y sus orígenes, vinculadas a lo ancestral y a lo migratorio.

Ese grotesco tan caro a lo teatral, tan contenedor del sainete y el cocoliche, nos obliga a mantener a Don Armando en lo más alto del altar identitario. Sabido es que todos provenimos de tanos, gallegos, turcos o judíos, y muchos de esos entrañables personajes, encuentran en Discépolo, el reservorio acorde para su instalación o su desarraigo.

El actor agregó, que muchos no dudan en mencionar a Discépolo como nuestro William Shakespeare, y otros más aún, en reflejar a Stéfano como nuestro Hamlet. Y él, por su parte, nunca ocultó sus influencias literarias y dramatúrgicas, provenientes de Ánton Chéjov, Arthur Miller y Luigi Pirandello. Pero más allá de todas esas semblanzas, nuestra cultura nacional, tiene en Discépolo, -los dos, junto a Enrique, su hermano-, Roberto Arlt, Florencio Sánchez y Gregorio de Laferrère, entre otros, el pináculo de la expresión teatral que todos los teatristas tenemos el derecho y la obligación de mantener y defender.

Estas son solo algunas breves y resumidas percepciones que, «como hincha apasionado» guardo de Discépolo. Eso me permitirá, espero, continuar soñándolo en escena, para que su obra siga expresando a ésta y a todas las generaciones venideras. 

En el programa de mano, se incluyó alguna de estas consideraciones que nos expresan. El elenco actoral y técnico que se detalla, concentra algo de lo más sólido que se define en materia teatral, asumiéndose sin fisuras, como absoluto protagonista de este «Stéfano».  

No quiero dejar de compartir que nuestro teatro La Máscara está celebrando sus 22 años de vida, e informamos que el precio de las localidades se ubica para septiembre en $1.200.- y hay precios especiales para jubilados, estudiantes y gremios. 

Teatro La Máscara, Piedras 736 (CABA), los sábados a las 21, con entradas por boletería o a través del teléfono 4307-0566 y por www.lamascara-teatro.blogspot.com / Facebook.

@camarrero1