Por su compromiso, Megan Fox y Machine Gun Kelly bebieron la sangre del otro en una extraña ceremonia

La actriz y el músico, que comenzaron su romance en 2020, compartieron en sus redes sociales detalles del romántico (e insólito) anuncio

asdasd

Adecir verdad, eran pocos los que apostaban por esta historia de amor. Sin embargo, Megan Fox y Machine Gun Kelly fueron atravesando distintos escollos y ahora decidieron dar un paso más allá: acaban de comprometerse. La actriz y el músico dieron detalles, en sus redes sociales, de la extraña ceremonia que incluyó un rito que dio qué hablar: bebieron la sangre del otro.

“En julio de 2020 nos sentamos bajo este árbol baniano. Pedimos magia. No sabíamos el dolor que enfrentaríamos juntos en un período de tiempo tan corto y frenético. Inconscientes del trabajo y sacrificios que la relación requeriría de nosotros pero embriagados del amor. Y el karma”, escribió Fox en el pie de foto de su publicación, que incluía un video de la propuesta.

”De alguna manera, un año y medio después, tras haber atravesado juntos el infierno y de habernos reído más de lo que jamás hubiera imaginado posible, me pidió que me casara con él. Y como en todas las vidas anteriores a esta, y como en todas las vidas siguientes. dije que sí… Y luego bebimos la sangre del otro”, finaliza el relato.

El músico, a su vez, compartió un video del majestuoso anillo de compromiso de dos piedras y explicó el significado detrás del diseño. ”Sí, en esta vida y en todas las vidas. Debajo de las mismas ramas bajo las cuales nos enamoramos, la traje de vuelta para pedirle que se casara conmigo”, escribió. “Sé que la tradición es un anillo, pero lo diseñé con Stephen Webster para que fueran dos: la esmeralda, su piedra de nacimiento, y el diamante, la mía, engarzados en dos bandas magnéticas de espinas que se juntan como dos mitades de la misma alma, formando el oscuro corazón que es nuestro amor”, indicó.

Si todo sale según lo planeado, este será el primer matrimonio de Kelly, de 31 años, y el segundo de Fox, de 35, quien estuvo casada con Brian Austin Green de 2010 a 2021. Los ex comparten tres hijos: un niño de 9 años, Noah, Bodhi de 7 años y Journey de 5. Kelly también tiene una hija, Casie, de 12 años, producto de una relación anterior.

Fox y Kelly, cuyo verdadero nombre es Colson Baker, se conocieron en el set de su película, Midnight in the Switchgrass y, si bien ambos confesaron que la atracción fue inmediata, tuvieron que esperar un tiempo para oficializar su amor. “Supe de inmediato que él era lo que yo llamo una llama gemela”, aseguró Fox en una entrevista, en julio de 2020. “En lugar de un alma gemela, la llama gemela es en realidad donde un alma ha ascendido a un nivel lo suficientemente alto como para que pueda dividirse en dos cuerpos diferentes al mismo tiempo. Así que en realidad somos dos mitades de la misma alma, creo. Y le dije eso casi de inmediato”, agregó.

El músico, en tanto, confesó que durante el rodaje esperaba afuera de su remolque todos los días, con la esperanza de “hacer contacto visual” con ella. “Tenía que salir de su auto. Había como cinco pasos entre el auto y el tráiler. Y yo simplemente me sentaba allí y esperaba”, rememoró.

En octubre de 2021, los dos le contaron a la revista GQ cómo fue su primera cita: él la pasó a buscar en un Cadillac e incrustó miles de rosas en una colina con vista al Cañón Topanga en California para hacer un picnic. “Y comimos sushi y compartimos un beso. En nuestra primera cita nos respiramos, eso fue todo lo que hicimos, y luego en nuestra segunda cita…”, se interrumpió con una risa cómplice.

“Se conocieron en el set. Hablamos sobre él. Por lo que me dijo es un tipo muy simpático y muy auténtico. Le creo, suele acertar con la gente. Por el momento, son solo amigos. No quiero que la gente piense que son los malos y yo la víctima ni nada de eso, porque no es así”. Con esas palabras, el actor Brian Austin Green intentaba en mayo de 2021 alejar los rumores que indicaban al músico Machine Gun Kelly como tercero en discordia y causante de su separación de Megan Fox.

El actor, que interpretaba a David Silver en Beverly Hills 90210, fue el encargado de anunciar que la relación de 15 años con la actriz se había terminado. Además, reveló que fue ella quien le pidió el divorcio. Un día después, todos los intentos del actor por acallar los rumores fueron borrados de un plumazo cuando el rapero lanzó el videoclip de su nuevo tema, “Bloody Valentine”, que tiene a Fox como protagonista excluyente. En el video, la sensual actriz interpreta a una mujer fatal que termina asesinándolo en la bañera.

Más allá de ese comienzo algo desprolijo, en su corta e intensa relación la actriz y el músico debieron enfrentar fuertes desafíos. No en vano, Kelly describió el romance como una mezcla de “éxtasis y agonía”Vengo de un hogar roto y vi que el amor nunca funciona. Luego crecí en la cultura pop en la que ya ni siquiera se hacen películas románticas. Me duele el alma haber desperdiciado 30 años de mi vida sin tener ningún deseo. Ella me ayudó a darme cuenta de que no se puede enterrar el trauma. Nadie sabe nada de mí. No saben cuán profunda es la madriguera del conejo con mi infancia y con todo lo que mi cuerpo ha almacenado en sí mismo”, afirmó.

“Estaba definitivamente abierta al amor, pero no me imaginé que estaba caminando directamente hacia mi alma gemela de esa manera”, expresó, a su vez, Fox. “Los caminos se alinearon, las puertas se abrieron. Fue como si todos los obstáculos que nos habían mantenido separados todos esos años hubiesen desaparecido y finalmente pudimos encontrarnos”, agregó.

En esa misma entrevista, publicada revista GQ StyleFox habló por primera vez de su salud.“Sí, tengo dismorfia corporal. Tengo muchas inseguridades profundas”, lanzó la actriz de 35 años que ha sido noticia en varias oportunidades por sus recurrentes cambios estéticos.

La actriz de Diabólica tentación habló también sobre “el yo interior” que ha escondido durante su carrera en Hollywood. “Podemos mirar a alguien y pensar: ‘Esa persona es tan hermosa, su vida debe ser muy fácil’. Lo más probable es que no se sienta así”, dijo.

En aquella entrevista, el músico se explayó y contó que tiene un trastorno de estrés postraumático debido a su pasado y a sus problemas con las drogas.“Básicamente estoy tratando de vivir sin morir rápidamente todos los días”, dijo y agregó que Fox ha estado tratando de que se abra más a sus fanáticos sobre sus problemas.

Fuente: La Nación