Por treinta días no habrá actividades en museos y centros culturales de la ciudad de Buenos Aires

Como medida preventiva ante el avance del coronavirus, el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, suspendió las actividades que se desarrollen en museos, centros culturales y teatros porteños por un mes, disposición a la que se sumaron la Biblioteca Nacional, la del Congreso de la Nación, el Espacio Memoria y el Museo del Libro y de la Lengua.

biblioteca_nacional

Con un decreto firmado por Larreta, el ministro de Salud porteño Fernán Quirós y el jefe de Gabinete de Ministros, Felipe Miguel, quedaron suspendidas las actividades culturales por treinta días, un plazo que podrá ser prorrogado o ampliado «conforme se desenvuelva la situación sanitaria».

De esta manera se suspende «todo acto, reunión o acontecimiento de carácter eventual cuyo objeto sea artístico, musical o festivo mayor a doscientos 200 asistentes», una disposición que alcanza a las actividades que se desarrollen en los museos de gestión pública o privada ubicados en la Ciudad, centros culturales y teatros gestionados por el Gobierno porteño, el servicio del Bus Turístico Oficial y los congresos y conferencias de carácter internacional.

A partir de lo dispuesto por el Ministerio de Cultura de la Nación, respecto de la situación sanitaria por los casos de COVID-19 la Biblioteca Nacional y el Museo del Libro y de la Lengua también informaron que permanecerán cerrados al público desde hoy y hasta nuevo aviso.

Lo mismo anunció la Biblioteca del Congreso, que suspendió hasta el momento todas las actividades culturales abiertas a la comunidad que tenían programada, aunque la Sala Pública y la Hemeroteca seguirán recibiendo al público con normalidad dentro de los horarios habituales y el Espacio Cultural tendrá abierta sus puertas.

En la misma línea, el Espacio Memoria (exESMA), ubicado en Avenida Del Libertador 8151, suspendió las visitas guiadas del recorrido histórico y decidió cerrar al público el Museo Sitio ESMA y el Museo Malvinas.