Reabrió el Museo Histórico de la ciudad de Buenos Aires con una propuesta museográfica totalmente renovada

El Ministerio de Cultura porteño reabrió el Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio de Saavedra en la celebración de su centenario, en su sede Crisólogo Larralde 6309, con entrada libre y gratuita.

asadas

Se reabrieron las puertas del edificio principal, con una museografía totalmente renovada y un nuevo guión curatorial, para que vecinos, turistas y escuelas de todo el país puedan visitarlo. También se inauguró la exhibición Buenos Aires en imágenes: del río a la ciudad.

Más tecnológico, el nuevo museo propone una nueva forma de exhibir su colección para que la infancia pueda conectarse con distintas épocas de la historia argentina y de la ciudad, desde una mirada lúdica y didáctica. La selección de los objetos que conforman sus colecciones, documentos, manuscritos, obras de arte, indumentaria y objetos de uso cotidiano como abanicos y peinetones, se relacionan de manera interactiva con las nuevas tecnologías como puente entre el pasado y el presente, mirando hacia el futuro. 

Se inauguró también la exhibición temporaria Buenos Aires en imágenes: del río a la ciudad, con la curaduría de Raúl Piccioni y Catalina Fara, que reunirá piezas de su patrimonio nunca antes exhibidas en conjunto, la mayoría de ellas pertenecientes a la colección de Guillermo H. Moores. 

La reapertura del museo coincidió con el comienzo de las vacaciones de invierno 2022, Sentir la Ciudad, con propuestas para que vecinos y turistas la vivan con los cinco sentidos. Chicas y chicos pueden participar de distintas actividades que exploran el sentido del oído en el museo Saavedra.

«Que el museo Saavedra reabra sus puertas, totalmente renovado, nos pone muy contentos. Los museos cuentan nuestra historia, hablan de nuestra identidad y nos hacen reflexionar sobre el pasado sin dejar de pensar en el futuro. El Saavedra ahora será una nueva oportunidad de dejarnos interpelar de una manera moderna, innovadora y divertida que, además, acercará a nuevos públicos”.- Enrique Avogadro, ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

“La reapertura del museo Saavedra, con una infraestructura renovada y ampliada, nuevo guión curatorial accesible a infancia, con tecnología aplicada, nos parece fundamental. Este año cumple 101 años y creemos que es la mejor forma de hacer que el patrimonio sea conocido y valorado por más vecinos, vecinas de la ciudad y turistas”.– Vivi Cantoni, subsecretaria de gestión cultural de la ciudad de Buenos Aires.

“Estamos muy contentos con la reapertura del Saavedra, el nuevo guión curatorial está alineado a la idea de mostrar el patrimonio de manera más cercana para las infancias y familias, que son el principal público de ese Museo. Desde la red de MuseosBA buscamos modernizar las propuestas de exhibición de los Museos, con museografías interactivas y participativas”.– Martina Magaldi, directora general de Patrimonio, Museos y Casco Histórico.

El Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio de Saavedra tiene una colección de objetos y documentos que forman parte de la riqueza patrimonial nacional y narran los procesos históricos argentinos y de la Ciudad de Buenos Aires. Fue inaugurado el 6 de octubre de 1921 gracias al legado del coleccionista Ricardo Zemborain. 

Luego de ocupar distintos espacios, el 25 de mayo de 1942 se instaló en su sede actual: el predio de la vieja chacra de Luis María Saavedra, sobrino de Cornelio de Saavedra. En su centenario se plantea el desafío de reflexionar sobre qué debe provocar un museo histórico a través de su narración en el siglo XXI. 

En sus 10 salas se recorre los diferentes periodos históricos de la ciudad de Buenos Aires desde su fundación, las invasiones inglesas, la Revolución de Mayo, la gesta de la Independencia, el surgimiento de las autonomías provinciales, La confederación rosista, el camino hacia una constitución nacional, las mujeres en la historia argentina (1810-1910), la guerra de la Triple Alianza, La formación del Estado nacional, las transformaciones políticas y económicas de la Argentina de fines del siglo XIX, Leandro N. Alem y el nacimiento de la Unión Cívica Radical, el proceso inmigratorio hasta llegar a 1912 momento en que Ricardo Zemborain dona por voluntad testamentaria sus colecciones para dar origen al primer museo histórico de la ciudad de Buenos Aires.

La puesta en valor edilicia del Museo contó con la colaboración de Fundación Santander a través de Mecenazgo de la plataforma Impulso Cultural del Ministerio de Cultura de la Ciudad.

El museo podrá visitarse desde el 16 de julio de lunes, miércoles, jueves y viernes de 11 a 19 horas, y sábados, domingos y feriados de 11 a 20 horas. Entrada general $100 pesos. Jubilados y universitarios con acreditación y menores de 12 años entrada libre y gratuita. Miércoles gratis.