Robert De Niro, entre paseos, parrilla, camaradería y largas horas de grabación: todos los secretos de la estadía del actor en la Argentina

MIRÁ EL VIDEO. El actor comenzó a filmar la serie Nada junto a Luis Brandoni y Guillermo Francella, y aprovecha el tiempo libre para recorrer Buenos Aires.

regergeh
deniro

Robert De Niro llegó a Buenos Aires y revolucionó a la ciudad con su presencia. El actor comenzó a grabar este lunes junto a Luis Brandonila serie Nada, y pudiomos conocer detalles del proyecto y de la estadía del protagonista de Taxi driver en el país.

Durante la primera jornada de filmación, que duró 12 horas y se llevó adelante en una casona del barrio de Congreso, el ambiente fue relajado. Según revelaron a este medio personas que trabajan dentro del proyecto, el equipo de producción está encantado con De Niro, ya que se mostró como una persona muy tranquila a la hora de trabajar e interactuar con todos. Sin aires de divismos, el ganador del Oscar por Toro salvaje no pidió nada especial para su estadía. Además, en sus ratos libres entre toma y toma, intenta aprender a hablar el español, consultando por nuevas palabras y repitiendo frases mientras conversa con todos.

Este martes, el segundo día de rodaje se trasladó a una parrilla en el barrio de Once, en Pasteur y Rivadavia. San Telmo y Puerto Madero también serán algunas de las locaciones en las que se llevará adelante la filmación en los próximos días.

Cómo es la parrillada en la que comió Robert De Niro

El local se llama «Bravo» o «El revenque de Bravo», pero todos lo conocen como «Lo de Omar«, ya que desde hace más de 30 años está a cargo de su dueño, Omar Escudero, junto a su esposa Selva. Está ubicada sobre calle Matheu, entre las avenidas Rivadavia e Hipólito Yrigoyen, que se cerraron para que pudiesen rodar las escenas con tranquilidad.

Entrar a ese lugar es como meterse en el corazón de la argentinidad: gigantografías de Carlos Gardel, Enrique Santos Discépolo y la inolvidable Tita Merello adornan las paredes junto a decenas de fotos de distintos tamaños y marcos y conocidas frases tangueras. Esto no es casualidad, ya que Omar es un conocido personaje del barrio, no solo por su «asadito», sino porque también es cantante de tango.

parrillada en once
«Lo de Omar» es una típica parrillada porteña (Lo de Omar).

En cuanto al resto del sitio, lo más importante lógicamente es su gran parrilla, coronada con una campana de acero. Las mesas son rústicas y las sillas tapizadas en cuerina. Los vecinos recomiendan ir con tiempo porque tanto a la hora del almuerzo como en la cena, hay cola para ingresar al salón, ya que se come bien y a un precio razonable.

¿Por qué eligieron esa parrillada para grabar?

La asesora gastronómica fue la reconocida cocinera argentina Narda Lepes, quien ayudó tanto en el guion como con la selección de las locaciones. Pero ¿por qué elegir una parrilla que ni siquiera tiene un cartel en la puerta?.

parrillada de once
Las paredes de «Lo de Omar» están adornadas con lo más representativo del tango (Instagram).

La respuesta es sencilla, fue una decisión de producción, ya que necesitaban que en una sola toma se viese tanto la calle, como la parrilla y la mesa en la que iban a estar los actores.

De Niro, en una de las locaciones elegidas por el rodaje de Nada
De Niro, en una de las locaciones elegidas por el rodaje de Nada©RSFotos/The Grosby Group PNW

Por fuera del rodaje, De Niro se encuentra hospedado en el Four Seasons, acompañado por su nueva novia, la profesora de artes marciales Tiffany Chen. Ambos arribaron al país el sábado, aunque en distintos vuelos. También se hospeda con ellos la pequeña Helen Grace, de 11 años, fruto de la relación del actor con Grace Hightower.

Quienes lo han visto en uno de los restaurantes del hotel dicen que el actor se muestra de muy buen humor y, pese a no hacer a un lado el barbijo, saluda con la mano a quienes lo reconocen. La aventura argentina de De Niro parece tener ese buen signo: lejos de quejarse por las horas de vuelo hasta nuestro país, el sábado mismo disfrutó de un partido de polo y el domingo paseó por el barrio de la Recoleta junto a su familia, en un recorrido que finalizó con una visita al Museo Nacional de Bellas Artes.

La serie que lo trajo al país

Nada tendrá un total de cinco episodios, los cuales se grabarán enteramente en Buenos Aires, y se estrenará en 2023 por la plataforma Star+. La tira contará la historia de Manuel (Brandoni), un crítico culinario sofisticado, amante del arte, la buena cocina y la buena vida que de repente se encuentra en el medio de una crisis económica y emocional. Tras la muerte de su mano derecha (María Rosa Fugazot), conocerá a Antonia (la actriz paraguaya Majo Cabrera) a quien intentará instruir para que tome el rol que dejó su persona de más confianza. En el medio de todo esto recibirá a un amigo extranjero, Vincent (De Niro), un reconocido escritor bohemio que llegará al país en el medio del caos.

Además de Brandoni, De Niro, Fugazot y Cabrera, el elenco de la tira dirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohnse completa con Guillermo Francella, Silvia Kutika -quien interpretará a una expareja de Brandoni-, Daniel Aráoz, Cecilia Dopazo, Daniel Miglioranza, Gastón Cocchiarale, Enrique Piñeyro y Rodrigo Noya. El periodista especializado Federico Oldenburg y los chefs Narda Lepes y Francis Mallmann, en tanto, ofician de asesores gastronómicos en esta ficción; en el caso de Mallmann, también hará una breve participación en uno de los episodios.

Esta no es la primera vez que De Niro viene a la Argentina: tras filmar parte de la película La misión (1986) en la provincia de Misiones, a fines de 2014 De Niro disfrutó de unas vacaciones en nuestro país en compañía de su entonces esposa Grace Hightower, paseó por la Patagonia, se encontró con su amigo Lito Cruz en Buenos Aires, comió asado y hasta se dio el lujo de bailar tango.

“Yo lo conocí a él, hace muchos años, a través de Lito Cruz. Y Lito lo conoció porque estuvo en Nueva York y lo fue a ver en una obra de teatro; después le pidió los derechos, que por supuesto se los cedieron, y un día la puso en escena; entonces le hizo saber que se iba a estrenar y apareció De Niro en Buenos Aires para verla”, respondió Brandoni cuando le preguntaron hace unos días sobre su amistad con la estrella. “A partir de ahí lo conocí y nos hemos visto en distintas oportunidades, tanto en Buenos Aires, como en Uruguay o Nueva York”.

Robert De Niro tomó una clase de baile sobre el escenario de Rojo Tango junto a la bailarina Natalia Lucarini
Robert De Niro tomó una clase de baile sobre el escenario de Rojo Tango junto a la bailarina Natalia Lucarini

De Niro se sumará así a una larga lista de consagrados que llegaron hasta nuestro país por trabajo, por placer o por ambos motivos. Leonardo DiCaprio, por ejemplo, disfrutó del gélido encanto natural de Ushuaia en julio de 2015 para filmar algunas escenas de El renacido, la película de Alejandro González Iñárritu por la que terminó ganando su primer y único Oscar hasta el momento. El prolífico actor pudo recorrer la ciudad austral y se permitió conocer algunos de sus puntos gastronómicos.

Brad Pitt visitó Uspallata, Mendoza, y la ciudad de La Plata, durante el rodaje de Siete años en el Tíbet, en 1997. Más allá de alguna protesta eventual, la filmación no tuvo grandes complicaciones y el paso por el país que inició el protagonista de Pecados capitales no generó grandes anécdotas.

Francis Ford Coppola, el director de la trilogía de El padrino, disfruta tanto de la Argentina que no solo es dueño de viñedos en Mendoza, sino que filmó una de sus producciones, Tetro, en Buenos Aires, junto a un seleccionado de actores locales y extranjeros.

Fuente: La Nación