Salvador Dalí tiene al fin su biografía en el cine

El film, que estrenará el Festival de Toronto, es con Ben Kingsley y el polémico Ezra Miller.

hkjsd

La próxima edición del Festival de Cine de Toronto estrenará mundialmente la biopic de Salvador Dalí, “Dalíland”, dirigida por Mary Harron, como su película de clausura. El film está protagonizado por el famoso Ben Kingsley (“Gandhi”, “La lista de Schlinder”) como el Salvador Dalí mayor, y por Ezra Miller como el Dalí joven. Sin embargo, el comunicado de prensa del Festival (llamado TIFF por su abreviatura) “omitió” el nombre de Miller, el mismo actor que interpreta al superhéroe “The Flash”. La razón es que la joven estrella afronta en estos días más de un problema legal: la justicia estadounidense lo acusa de haber robado varias botellas de alcohol de una casa de Vermont.

El actor, de 29 años, también estuvo involucrado en una serie de escándalos policiales, de los cuales el último fue este robo captado por las cámaras de video. El intérprete de “Justice League” recibió una citación en la que se le ordenó comparecer para la lectura de cargos el 26 de septiembre. En otro incidente ocurrido en marzo, fue acusado de gritar obscenidades a los clientes mientras cantaban karaoke en un bar en Hawaii.

En aquella ocasión, Miller no impugnó el cargo de conducta desordenada y pagó una multa de 500 dólares. A finales de junio, Rolling Stone informó que Miller estaba alojando a una madre y a sus tres hijos pequeños en su granja de Vermont, supuestamente llena de drogas y armas. Pese a todo ello, y aunque las autoridades del Festival omitieron su nombre en el anuncio de “Daliland”, la publicación Deadline informó que los productores de la película no lo reemplazarán por otro actor, como -compararon algunos- sí se hizo con Kevin Spacey en “Todo el dinero del mundo”, de Ridley Scott.


El proyecto de “Daliland” arrancó en plena pandemia. En el mercado de Cannes de 2021, la directora Harron dijo: “Empezamos a ver a Dalí en los años 70, el Dalí más viejo, con flashbacks del Dalí más joven, que se representan como una película antigua. Ese formato me entusiasmó mucho”. La historia se desarrolla a través de la mirada de una especie de Nick Carraway, el relator que inventó F. Scott Fitzgerald en “El Gran Gatsby” (que interpreta Christopher Briney), quien entra en la vida de Dalí como asistente y lo ve todo. Dalíland cuenta la historia de los últimos años del extraño matrimonio entre Dalí y su esposa, Gala (encarnada, en su última etapa, por un ícono del cine alemán, Barbara Sukowa, una de las actrices favoritas de Fassbinder), a medida que su relación comienza a fracturarse. Ambientada en Nueva York y España en 1973, la historia se cuenta a través de los ojos de James, un joven asistente que quiere hacerse un nombre en el mundo del arte y ayuda al excéntrico Dalí a preparar una gran exposición en una galería.


“Estamos contentos de estrenar ‘Dalíland’ como película de clausura de este año”, dijo ayer Cameron Bailey, director general del Festival de Cine de Toronto. “Y orgullosos de que Harron sea una canadiense que ha llevado sus exploraciones de personajes excéntricos al escenario mundial. Al retratar la relación entre Salvador Dalí y Gala, Harron sigue haciendo que el cine sea interesante y atractivo”. La película también está protagonizada por Rupert Graves, Alexander Beyer, Andreja Pejic, Mark McKenna, Zachary Nachbar-Seckel, Avital Lvova y Suki Waterhouse.El guión es de John C. Walsh. El festival se celebra del 8 al 18 de septiembre.


Ben Kinglsey, desde “Gandhi” hasta “La lista de Schindler”, ha abarcado una gran variedad de papeles. A pesar de su comodidad con este tipo de papeles, Kingsley dijo que abordar a Dalí fue una “tarea abrumadora”.“Fue agotador y estimulante”, comentó. “Vivió siempre en el exceso. Dalí me animó a correr riesgos. Eso podía ser catastrófico, pero también podía dar sus frutos. Si iba a interpretarlo, debía permitirme ciertos riesgos. Sus obras de arte, sus escritos y sus apariciones públicas eran un riesgo tras otro. No era un personaje que se pudiera retratar cuidadosamente. Al principio, sabía que Dalí sería reacio a dejarme entrar, hasta que al fin encontré el camino”.

La directora de “American Psycho”, trabajó en el proyecto de Dalí durante varios años. Declaró que al principio era reticente porque veía similitudes con su película sobre Andy Warhol, “Yo maté a Andy Warhol” (1996), y no quería hacer algo similar. Pero el hecho de que la historia girara en torno a un matrimonio le dio un ángulo intrigante. “Se trata del principio y el final de la pareja y el matrimonio de alguien. Es agridulce y hay comedia”, dijo Harron. “Dalí y su esposa Gala tenían un matrimonio legendario, pero era un matrimonio sin sexo. Se basaba en la veneración de ella en su arte, era una voyeur y tenía sexo con otros hombres. Pero tenía una fe absoluta en su genio. En los años 70 se encaprichó de un joven llamado Jeff Fenholt que interpretaba a Jesús en ‘Jesucristo Superstar’ en Broadway. Dijo que Jeff era un genio y que iba a convertirlo en una estrella. Esto provocó grandes celos y tensiones, que formaban parte del drama. Al mismo tiempo, Dalí tenía su propia nueva musa, Amanda Lear.”
La película, pese a su elenco, logró hacerse con presupuesto reducido gracias a un escenario que sustituyó al histórico hotel St. Regis de Nueva York, donde Dalí y Gala vivieron entre 1966 y 1973. La pandemia complicó los viajes internacionales, por lo que el equipo empleó el hotel Adelphi de Liverpool como un lugar apropiado.

Fuente: Ámbito