Shakira: lejos de Qatar, al cuidado de su padre, sortea los últimos efectos de su divorcio de Piqué y busca concentrarse en su música

La cantante sigue mostrando grageas de lo que será su nuevo álbum, aún sin nombre y que verá la luz recién durante el 2023; la estrella colombiana acaba de lanzar el single “Monotonía”, junto a Ozuna, pero hace cinco años ya que no edita un disco; los sinsabores de un año complejo postergaron el esperado estreno del material

sadsad

El Mundial de Fútbol que se inició este domingo en Qatar, además de la parafernalia técnica y el homenaje a las delegaciones participantes, tuvo también como convidada de piedra a Shakira, la estrella pop latina que fue asociada, desde el vamos y con buena dosis de fantasía, a la ceremonia inaugural del evento que se desarrolló en el estadio Al Bayt, en el medio del desierto cercano a la ciudad de Doha, lugar que puede albergar hasta sesenta mil espectadores bajo una estructura que simula una tienda beduina.

La cantante nacida en Barranquilla hace 45 años, finalmente no formó parte del acto que dio inicio al Mundial 2022 ni fue integrante del staff artístico que llevó adelante el tema oficial, como sí lo hizo su compatriota Maluma, la rapera Nicki Minaj y la intérprete libanesa Myram Fares, quienes le dieron vida a “Tukoh Taka”, el himno que identifica a esta edición de la competencia futbolística internacional más esperada.

De la ceremonia inaugural participaron el actor Morgan Freeman, una suerte de anfitrión, y la estrella pop oriental Jungkook, de la banda surcoreana BTS, que unas horas antes del inicio formal de la Copa del Mundo lanzó junto a la FIFA el tema “Dreamers”, parte de la banda sonora oficial.

Sin embargo, y a pesar de no formar parte del encuentro deportivo, la intérprete del hit “Estoy aquí” ha sido noticia en las últimas semanas por aspectos tanto profesionales y artísticos, como por su vida personal. Shakira siempre llama la atención. Ya sea por lo que hace como por lo que deja de hacer.

Voz Mundial

Parecía un secreto a voces y no faltaron las voces confirmatorias, sin embargo, Shakira jamás se expresó en torno a una posible participación en la ceremonia de apertura del nuevo Mundial.

En su caso no hubo mayores argumentos, como si sostuvieron artistas como Dua Lipa, quien se refirió a la falta de libertades en el país anfitrión y encontró que su participación chocaría de bruces con su propia éticaComunidades como el colectivo LGBT+ no son aceptadas en Qatar, país donde las mujeres tampoco gozan de derechos idénticos a los de los hombres. El clima represivo manda entre los lujos artificiosos, razón por la cual Rod Stewart también argumentó límites éticos y desechó la invitación a cantar, cuando le habrían ofrecido, hace más de un año, un cachet de un millón de dólares.

El nombre de Shakira parece ser una opción siempre a mano para los mundiales de fútbol. El alcance internacional de su arte la convierten en una celebridad codiciada que cae en muy bien en los públicos masivos. Las participaciones de la estrella se han sucedido a lo largo de los años, vinculado su música con el balón con efectividad.

Shakira interpreta "Waka Waka" en la previa de la final del Mundial 2010, en Sudáfrica
Shakira interpreta «Waka Waka» en la previa de la final del Mundial 2010, en SudáfricaClive Rose – Getty Images Europe

Alemania (2006), Sudáfrica (2010) y Brasil (2014) fueron los torneos en los que participó y, en el caso de Sudáfrica, fue responsable de “Waka Waka”, el tema oficial que hizo bailar al mundo, algo similar a lo que sucedió con Ricky Martin y “Copa de la vida”, tema del Mundial de Francia disputado en 1998.

Para una artista, la presencia en un Mundial implica un reposicionamiento internacional y la venta de millones de discos. Un negocio nada despreciable. En el caso de Shakira, la FIFA le permitió cerrar el Mundial alemán con la interpretación de una versión de “Las caderas no mienten”.

Para el Mundial de Sudáfrica, fue la propia Shakira Isabel Mebarak Ripoll quien escribió la letra de “Waka Waka (This time for Africa)”, el pegadizo hit de inspiración afro colombiana cuyo eco duró más allá del partido final. Ya en el 2014, la estrella interpretó “La La La (Brazil)”, tema que cantó acompañada por Carlinhos Brown. Esta vez, se trató del cierre del encuentro mundial.

Qatar 2022 no contempló su presencia y ella irónicamente posteó en su cuenta de Instagram una foto con su hijo Milan, debido al triunfo del niño en un torneo sub 10 de beisbol, en su despedida de Barcelona.

Sin fecha

En medio de los rumores mundialistas en torno a Shakirala diva continúa con la presentación en grageas de los temas que conformarán su nuevo material. Desde Sony Music, su sello discográfico, aún no confirmaron la fecha de salida del trabajo, aunque sí se aseguró que el lanzamiento no sucederá este año.

La ganadora del Grammy y el Latin Grammy, hoy el mayor reconocimiento internacional de la industria musical, lanzó, en julio del 2021, el corte “Don’t Wait Up”, cuyo video fue rodado en Tenerife. El 13 de noviembre del año pasado, lanzó Laundry Service (Washed and Dried), una edición digital ampliada con cuatro bonus track, a modo de celebración por las dos décadas de Laundry Service, su primer álbum en inglés. Este material fue editado por Legacy Recordings, la división de catálogo de Sony Music Entertainment.

Con Rauw Alejandro, cantante y compositor puertorriqueño, lanzó el single “Te felicito” y, finalmente, con Ozuna lanzó “Monotonía”, su más reciente creación. Para un nuevo álbum integral habrá que esperar. Así como aún no hay una fecha anunciada de lanzamiento, tampoco se ha dado a difusión el nombre con el que se bautizará al material.

Divorcio y mudanza

En medio de los lanzamientos de los singles, la cantante transita momentos de cambios en su vida personal. La separación de Gerard Piqué y la salud de su padre la mantuvieron en vilo durante el último año.

Con el exjugador del Barcelona, ahora abocado a sus negocios, terminó una relación de doce añosMilan y Sasha son los hijos del matrimonio que concluyó con, como no podía ser de otra forma, la lupa de la opinión pública sobre ellos.

A pesar del acuerdo económico al que llegó la pareja, la cosa no terminó del mejor modo y la cantante no quiere aparece públicamente con su ex, ni siquiera en aquellos eventos escolares o deportivos que involucran a sus hijos. “Es probablemente la etapa más oscura de mi vida”, reconoció en una reciente entrevista con la revista Elle España. La separación se concretó en junio de este año, luego de un tiempo tormentoso de idas y vueltas.

La mansión que la familia habitaba en Esplugues de Llobregat, una pequeña localidad a las afueras de Barcelona, ya estaría en venta, mientras ella ya terminó de acondicionar su mansión de Miami, donde recalará con sus hijos para emprender una nueva vida.

La propiedad de inmaculado blanco cuenta con el confort para la vida familiar y para que la cantante pueda también desde allí pensar los nuevos pasos de su carrera. La ciudad de Miami es un punto estratégico para los cantantes latinos, una suerte de centro neurálgico desde donde proyectar la vida laboral hacia todo el mundo.

Shakira y Piqué han puesto a la venta su impactante casa ubicada en las afueras de Barcelona
Shakira y Piqué han puesto a la venta su impactante casa ubicada en las afueras de Barcelona

Mientras Shakira se sumía en la tristeza por el fracaso matrimonial, también debía lidiar con la salud de su padre de avanzada edad. Hace dos semanas, subió a sus redes sociales un video donde se pudo ver a la estrella alentar las mejorías físicas de su progenitor con una actitud sumamente cariñosa, sabido es lo que significaron sus padres para su desarrollo artístico. “Y la vida es algo que sucede entre las visitas al hospital y los disfraces de Halloween”, expresó en esa oportunidad.

Hoy, cuando el inicio del Mundial de Fútbol iniciado en Qatar no contó con su aura, lo cierto es que Shakira está abocada a los cambios de su vida familiar, la atención de su padre y el lanzamiento de los singles que conformarán el anhelado nuevo álbum, luego de un período de más de seis años sin editar un disco nuevo, un extenso, inusual y sugestivo paréntesis profesional.

El mercado espera su nuevo trabajo, acaso ahora que su vida matrimonial concluyó, la diva latina de movimientos con reminiscencias árabes quizás vuelva a priorizar su carrera, sin descuidar su rol como madre y la atención de su padre. El Mundial puede esperar, al menos cuatro años.

Fuente: Pablo Mascareño, La Nación