Tras 20 años sin sede, el Museo de Arte Oriental busca su lugar en Galerías Pacífico

El espacio donde funcionó el Centro Borges, albergará las piezas. Falta una remodelación, que no empezó.

dsgsg

Finalmente el Museo Nacional de Arte Oriental encontró su espacio. Será alojado en el Centro Cultural Borges, entidad que pasará a depender del Ministerio de Cultura de la Nación, luego de haber sido declarado Monumento Histórico Nacional en 1989. Poco después fue entregado en concesión a la Fundación para las Artes. En 1995 fue inaugurado allí el Centro Cultural Borges, gestionado desde entonces por la Fundación para las Artes.

En la actualidad, el proyecto del Ministerio de Cultura es que funcionen allí no sólo el Museo de Arte Oriental sino también salas de exposición para el acervo del Palais de Glace; salas que expongan los orígenes e historia del Museo Nacional de Bellas Artes; y un espacio dedicado al escritor que le da nombre al Centro Cultural, Jorge Luis Borges.

Según fuentes de Cultura prefieren mantenerse anónimas, el Museo de Arte Oriental -que actualmente tiene sus oficinas en el Museo Nacional de Arte Decorativo-, trasladaría su sede al Centro Borges durante este año. Para eso habría que hacer una obra que todavía no empezó.

Centro Cultural Borges. En las galerías Pacífico. Foto Archivo

Centro Cultural Borges. En las galerías Pacífico. Foto Archivo

Pero el derrotero del Museo de Arte Oriental ha sido, durante las últimas décadas, confuso: tras 18 años cerrado al público, el museo volvió a exponer su patrimonio en el Palacio Errázuriz (sede del Museo de Arte Decorativo) recién en 2019.

El Oriental ya había tenido sus oficinas operativas allí a fines de los años 90, cuando también se especulaba con que podía llegar a instalarse en su sede propia y de forma definitiva en el nuevo espacio que estaba naciendo entonces a partir de la unión de dos casas contiguas sobre la calle Riobamba al 900.

Finalmente, el Oriental no se trasladó allí sino que ese espacio devino la Casa Nacional del Bicentenario (CNB).

Aquel cierre

El Oriental cerró en 2001 entre sospechas: existió entonces una denuncia por el robo de 400 piezas y la mala conservación del patrimonio.Se decía que algunas piezas habían sido reemplazadas por réplicas.

Desde ese momento, durante las dos décadas siguientes, la institución realizaría algunas muestras en espacios ajenos, como el Fondo Nacional de las Artes, el Palais de Glace y el Centro Cultural Coreano, por ejemplo, pero siempre sin sede propia.

Museo de arte Oriental. Otras culturas. Foto: Rafael Mario Quinteros

Museo de arte Oriental. Otras culturas. Foto: Rafael Mario Quinteros

Entretanto, existieron proyectos e intenciones de mudar el Museo de Arte Oriental a varias posibles sedes, coo la casa de Lucio V. Mansilla, en el barrio de Belgrano, en los alrededores del barrio chino. Una ubicación que por la especificidad del museo era apropiada y le daría nuevas posibilidades de interactuar con ese mundo. Pero la casa es monumento nacional y necesita una restauración de muchos miles de pesos, algo que se desestimó.

Ahora, las fuentes indican que el museo será trasladado a los espacios del Centro Cultural Borges, en las galerías Pacífico. Un acervo dentro de otro acervo: es en las galerías, en donde también se encuentran los famosos murales pintados por Antonio Berni, Spilimbergo, Urruchúa y Colmeiro.

Fuente: Clarín