Un bar argentino fue elegido como el tercero mejor del mundo en el ranking más influyente de la coctelería

The Worlds 50 Best Bars. Es Florería Atlántico, que se ubica en un sotano y debajo de un local donde se venden flores, sobre la calle Arroyo. Otro bar, Presidente, quedó 33 entre los 50 mejores.

floreria_atlantico.jpg_318405865

“En un bar, el trabajo en equipo es todo. Lo que más me preocupa es que la gente sea feliz y lo transmita al cliente”. Hace casi un año, en una entrevista con Clarín, Tato Giovannoni esbozaba parte de la fórmula del éxito de Florería Atlántico, su bar que había sido elegido entonces el 14° mejor del mundo. Ahora, Giovannoni y su equipo rompieron su marca: este jueves Florería fue elegido el mejor de Sudamérica y el tercero del mundo por el influyente ranking The World’s 50 Best Bars. En la premiación que se hizo en Londres, otro bar porteño, Presidente Bar, quedó en el puesto 33°, un salto de 20 posiciones en sólo un año.

FLORERÍA ATLÁNTICO. El edificio contiene en dos niveles una florería y oculto un bar de tragos y tapas.

FLORERÍA ATLÁNTICO. El edificio contiene en dos niveles una florería y oculto un bar de tragos y tapas.

El bar que ganó como el mejor del mundo es el neoyorquino Dante, comandado por el bartender australiano Naren Young, que hizo un culto de la coctelería clásica. El top 3 lo completa un europeo: el londinense Connaught Bar quedó segundo.

FLORERÍA ATLÁNTICO. La barra se completa con mesas con butacas.

FLORERÍA ATLÁNTICO. La barra se completa con mesas con butacas.

El ranking es el equivalente en el mundo de las barras a The World’s 50 Best Restaurants, que en su puesto N° 1 tiene al argentino Mauro Colagreco con su restaurante francés Mirazur.

Giovannoni fue el primer argentino en ingresar al ranking de los bares con Florería Atlántico, que abrió hace siete años en Retiro. Con esta ya son seis veces entre los mejores 50, y subió del puesto 14 del 2018 al 3 de 2019.

Este pequeño bar en un sótano nació “como un chiste”, como contó el bartender. Los vecinos de esa cuadra de la calle Arroyo estaban enojados con el bar anterior. El puso una florería en la planta baja: detrás de una puerta, se baja la escalera y se llega al bar propiamente dicho, con una estética y una carta inspiradas en los clásicos y en la inmigración europea. Fue un éxito inmediato.

Tato Giovanoni, bartender dueño Floreria Atlántico. Foto: Mario Quinteros.

Tato Giovanoni, bartender dueño Floreria Atlántico. Foto: Mario Quinteros.

Renato (el verdadero nombre de Giovannoni) creció en Cariló y vive ahora en Río de Janeiro, donde acaba de abrir su Brasero Atlántico. En Buenos Aires tiene también el bar Las Patriotas, las choripanerías Chori, y produce el gin Príncipe de los Apóstoles, el vermú Giovannoni, la tónica Pulpo Blanco y creó cervezas con Antares. “Un año más en los 50 Best Bars. Felicitaciones Marineros y Pasajeros —agradeció Giovannoni en Instagram a sus colaboradores y a sus clientes—. Gracias por acompañarnos siempre!!! Viva la Patria!!!”.

Presidente, el otro bar premiado, abrió hace dos años y medio y ya es también referente de la noche porteña al igual que su jefe de barra, Sebastián García, conocido como El Cantinero. En un petit hotel de Recoleta, bajo unas imponentes arañas, García lleva la impronta elegante de su look a una carta de coctelería de autor que también rinde homenaje a los clásicos al tiempo que innova y revaloriza a los productores locales: el 20% de los 3.000 productos que utilizan entre bebidas y otros insumos es de origen nacional. También en Instagram, antes de conocerse el resultado, García había agradecido a su equipo y clientes, y a sus colegas de Florería Atlántico “que nos ayudaron desde el día 1 en este maravilloso sueño”.

Sebastian Garcia, alias El Cantinero, bartman del Presidente Bar.

Sebastian Garcia, alias El Cantinero, bartman del Presidente Bar.


Los premios que obtuvieron los dos bares argentinos ratifican el gran momento que está viviendo la coctelería porteña, que supo brillar en las décadas del 50 y 60 y que en los últimos 20 años comenzó un camino de reposicionamiento que, a considerar por los resultados de este ranking, pone a la ciudad como la gran capital del cóctel del continente. En los primeros 50 puestos, hay sólo otros cuatro bares latinoamericanos: Licorería Limantur (México, 10°), Carnaval (Lima, 13°), Guilhotina (San Pablo, 15°) y La factoría (San Juan de Puerto Rico (32°). Recientemente, otra lista también reconoció a un bar de Buenos Aires: la revista Time eligió a La Fuerza y su reivindicación de la tradición porteña del vermouth como uno de los 100 lugares que hay que conocer.

Fuente: Clarín