Una famosa pintura de Mondrian estuvo colgada boca abajo durante 75 años

A pesar del hallazgo, “Ciudad de Nueva York I” seguirá mostrándose de forma incorrecta para no dañarla.

635d474131c2d.r_d.2156-1072-4010

Una pintura abstracta de Piet Mondrian, Ciudad de Nueva York I, estuvo colgada boca abajo en varios museos desde que se exhibió por primera vez hace 75 años, según reveló la curadora e historiadora del arte Susanne Meyer-Büser en una conferencia de prensa con motivo de la inauguración de una nueva exposición del pintor holandés en el Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen en Alemania.

La primera pista de que la pintura, una versión en cinta adhesiva de Ciudad de Nueva York (que cuelga boca arriba en el Centro Pompidou de París), se había colocado de forma incorrecta provino de una fotografía  tomada en el estudio del artista en 1944, poco antes de su muerte. En la foto, se puede ver la obra sobre un caballete con las franjas amarillas, azules y negras estrechamente agrupadas en la parte superior.  “¿Podría ser que la orientación que se muestra en la foto sea la  que Mondrian pretendía?”, se preguntó la comisaria.

En una fotografía tomada en el estudio del pintor en 1944 el cuadro está dispuesto al revés sobre un caballete 

 Según Meyer-Büser, la obra se mostró por primera vez en el MoMA de Nueva York en 1945. Allí, también, el grueso grupo de rayas se mostró en la parte inferior de la obra en lugar de en la parte superior. «¿Fue coincidencia, fue un descuido?». En su opinión,  el cuadro debió ser volteado por un descuido mientras se empacaba para su exhibición en el MoMA, ya que considera que el  artista habría trabajado de arriba hacia abajo, colocando cuidadosamente las tiras de cinta una encima de la otra, entrelazándolas de una manera específica,  algo que habría complicado mucho su realización si lo hubiera hecho de abajo hacia arriba. 

'Ciudad de Nueva York  I', se exhibirá en Alemania
‘Ciudad de Nueva York I’, se exhibeen el Kunstsammlung Nordrhein-Westfalen de  Alemania REUTERS

“El engrosamiento de la cuadrícula debería estar en la parte superior, como un cielo oscuro”, dijo Meyer-Büser. “Una vez que se lo señalé a los otros curadores, nos dimos cuenta de que era muy obvio. Estoy 100% seguro de que la imagen está al revés”. La obra no lleva la firma de Mondrian,  posiblemente porque la dejó inconclusa.Lee también

JOSEP PLAYÀ MASETLA HAYA

“¿Fue un error que alguien sacara la obra de su caja? ¿Alguien se descuidó cuando la obra estaba en tránsito?”, dijo la curadora. “Es imposible decirlo”. De todos modos,  la pieza continuará exhibiéndose tal como se ha hecho desde  1945. “Si le doy la vuelta al trabajo, me arriesgo a destruirlo”, dijo Meyer-Büser. «Las cintas adhesivas ya están extremadamente sueltas y colgando de un hilo. Si lo pusieras al revés ahora, la gravedad lo empujaría en otra dirección». Y, de todos modos, “tal vez no hay una orientación correcta o incorrecta en absoluto.” 

No es la primera vez que el  MoMA muestra una obra al revés.  En 1961,  una corredora de bolsa llamada Genevieve Habert advirtió que Le Bateau  de Matisse estaba colgado boca abajo. Ni el personal del museo, ni los 116.000 visitantes, ni el hijo del artista, Pierre, se dieron cuenta del error. Los responsables del museo únicamente rectificaron cuando la denuncia llegó al New York Times.

Fuente: La Vanguardia