«Vivir se escribe en presente»

Conversando con los personajes de la novela - Por María Teresa Narváez-Delmás, Periodista Internacional. (UCA).

r2
r4

Un genio hace magia y concede deseos. He aquí a un grande de la literatura, el Escritor- Poeta y Empresario universal ALEJANDRO GUILLERMO ROEMMERS, platicando a través de sus personajes, desde las páginas de su novela.
«Vivir se escribe en presente», obra magistral donde el autor de criterio amplio y gama infinita de recursos de la palabra cubre aspectos imaginarios, sociológicos, intimistas y filológicos. Con cautelosa fantasía en la ficción se sumerge en estadíos de nuestra actualidad.
   Profundo en su filosofía de vida, conocedor de lugares del mundo y sus bellezas, y la idiosincrasia de la gente, agrega un contenido literario, poético y esperanzador, en cada capítulo, donde involucra a múltiples personajes descriptos con singular precisión. Por momentos, en coyuntura de enorme tensión, crispan los nervios y la tirantez acelera el ritmo cardíaco. Nada en la obra está librado al azar, excepto el destino que el autor asigna a cada protagonista con multiplicidad de hechos peculiares en los que deja escapar la vida de unos y socorrer, amparando la vida de otros.
    Roemmers permite zambullirse en un «tercer ojo» armónico donde es posible nacer, crecer, fenecer y volver a nacer. Es un libro para no leerse aprisa. Por su trama audaz, nómade, y de una sucesión de despedidas y reencuentros.
Alejandro Guillermo Roemmers es el arquitecto de esta historia donde convergen tristeza y felicidad indistintas, la vida y la muerte como constantes necesarias. Su vocación de poeta apunta al corazón. Todo lo moviliza a través del amor, explorando más allá del horizonte, con diálogos desafiantes, transformadores y empáticos en un mundo donde «más allá del amor solo hay oscuridad y silencio».
    Las referencias temporales se describen dentro de «la belleza que da sabor a la vida y la justifica, la belleza interior y la superficial del ser humano y de las cosas».
    Su elemento sine qua non es legitimar el futuro, ensamblado en el hacer hoy, en el presente.
    El lector puede hallar en «VIVIR SE ESCRIBE EN PRESENTE» la historia integral y sus consecuencias. Paralelamente, desentrañar en esta nota las virtudes infinitas, profundas, descriptivas y creyentes del autor.
    Esta entrevista indaga los argumentos que expresan los personajes en la novela. Es un señuelo para entrar en el Reino de Roemmers. Conocerlo en la hondura de su excelente obra.

    Prudente es empezar por el principio:  El motivo de vivir.
    A qué apunta Alejandro Guillermo  Roemmers cuando habla de la vida?.¿Qué dice  en la obra?.
    «Redescubrir la naturaleza de este mundo, entenderla, para evitar que la destruyan el egoismo, la inconsciencia, la falta de sensibilidad y la ambición desmedida».
    » La naturaleza se nos ofrece a través de miles de mensajes, señales, claves para saber cómo comportarnos con ella y con nosotros mismos».
    ¿Existe un lugar en el mundo? 
              ¿Cómo se lo elige?.
    «Todos debemos encontrar un espacio personal en el universo, el espacio exacto que nos corresponda. Allí, donde nuestro planeta nos proteja, no desperdicie espacio. Un lugar donde todos pudiéramos vivir. Donde cada uno tiene su rincón, sin necesidad de medir su espacio».
   ¿ Cuál es su lugar y qué ve en él?.
    «Es la Patagonia, donde las formas del paisaje son engañosas para el ojo urbano. Las cadenas de cerros, bajos, jorobados, son como una manada de camellos; árboles gigantes, altos, azules, lagos de orillas blancas y aguas de azul cobalto, con una lejana cordillera con franjas ocres, amarillas, rojas y verdes. Allí, donde lo sugestivo es «escuchar el silencio» de inmensos coíhues y disfrutar la pureza del aire patagónico».  «La Patagonia,  llena las retinas con el paisaje de árboles, rocas y cielos custodiado por los majestuosos y antiguos picos nevados que se reflejan en el extenso Lago Nahuel Huapi, próximos a los bosques nativos de lengas y cipreses, praderas de notros rojos y retamas doradas en el espectacular valle del Río Foyel».
        Mundo interior y exterior.
    Al encarar los temas espirituales y religiosos, clama al amor que es creado por Dios para apreciar su paciente eternidad.
¿ Qué le hace permanecer en su mundo interior?.
    » El amor, la belleza, la fe, la naturaleza. Estamos en este mundo para servir a la belleza, en especial a aquella que es invisible a los ojos».
    » La salud de la naturaleza nos obliga a luchar por un mundo más limpio, un poco más ecológico».
    » El mundo exterior merece que nuestro mundo interior se preocupe de él, al final somos parte de un todo».
    ¿Porqué hay un ecologista en la novela?.
    » Somos desconsiderados y egoistas en el mundo natural, pese a que somos parte de él».
    «Michael, hijo del empresario Ron Davies, ademas de pescador y surfista, es observador de las tortugas baulas que llevan ciento cincuenta millones de años en el planeta y están en proceso de extinción. Para entender nuestras vidas hay que estudiarlas más».
    «Fastidia ver la «Isla Basura», por la indolencia del hombre. Cubre un millón y medio de kilómetros cuadrados. Allí, mueren peces, tortugas y pájaros asfixiados por las bolsas plásticas. Hasta las ballenas son victimas de esa insensatez».
    El protagonista Fernando, hijo del Ingeniero Carlo Módena, es el nexo existencial en la novela, con Tute, Alexia, Ron, Michael, Tom, Gutiérrez, Aurora, Vicky, Ruben, Tabarés, Josefina, Marcelo, Tulio, Washington, Marisa, Esteban e Ives, y hasta con Sancho, el ovejero alemán de Ron.
    Fernando, joven, inteligente y sensible, gana gran parte de la trama de este best seller. Su impronta moviliza temas que calan hondo en las sociedades. Una, es la relación con su padre quien lo deshereda de su afecto por no coincidir en una carrera a estudiar; y otra  es el  día en que el tiempo detuvo su reloj biológico, repasando su vida toda,  hasta el último suspiro.
    Al poco tiempo que la noche eterna atrapó a Fernando, enterado su padre de su relación con Tute reprobó con indignación su condición de gay.
    Cabe preguntar si esa actitud es causal de agravio moral en nuestra época?. ¿Puede un padre oponerse a la eleccion profesional y de amor sexual de un hijo?.
    «A veces, un padre no entiende que un hijo debe buscar su propio camino, en la noche del mundo».
    «No somos capaces de entendernos entre nosotros. Hay padres rígidos, con ideas inflexibles que desean que sus hijos elijan una carrera para la cual no tienen talento ni vocación».
    «Hay padres con impulsos ancestrales, prohibidos, negados por su severa masculinidad».
    Condenar estos vínculos desgarra el espíritu como un latigazo insolente, ajeno al abrazo del alma y al latir de un corazón enamorado.
                  ¿Eso duele?.
    «Momentos así donde los silencios se callan con más silencios, se traza un hilo muy delgado en irreconciliables pensamientos sobre la privacidad del amor elegido».
    Son cuestiones de antaño. La vida moderna acepta la relación entre sexos iguales, la relación igualitaria. Es Ley. La misma Iglesia Católica los abraza entre sus fieles. El amor es inequívocamente la base de la convivencia humana, sin límites ni remordimientos. Se han sepultado los tiempos de los desaciertos para poder ser felices.
   Insensatez es reprobar una elección de carrera profesional y una relación de pareja aferrada a la ley y a la felicidad.
    Condenar, al fin y al cabo, es de una pequeñez de alma que merece una plegaria para un padre ausente que desaprovecha el amor filial.
¿Cómo conceptúa al periodismo?.
    » El Periodismo es el medio capaz de hacer perdurar la palabra, como una obra superior a cualquier construcción de ingenieria de civilizaciones humanas».
    » Es una fuente de investigación, es un noble compromiso con la verdad. Es encontrar historias y contarlas con rigor, honestidad y simplicidad. Es pasión por la pesquisa».
    «El periodismo es no dejarse intimidar, es usar la fama como mejor protección».
    » Es desatar la imaginación, la intención y la confianza en el azar».
    » Es dar testimonio de lo que se investiga  de cosas que pasan en el mundo».
    » El periodismo es algo que intriga, que informa, que enciende un signo de interrogación en el cerebro. Es entrevistar, es sacar conclusiones desde la perspectiva de los hechos».
    ¿ Hay  un momento de extremo dolor en la novela?.
    «Sí. Es curioso. Si pierdes a tu mujer eres viudo. Si pierdes a tus padres, eres huérfano. ¿Y si pierdes a tu único hijo?.  ¿Qué eres? Nada?. No se tiene palabras para eso. Es como si no se quisiera nombrar ese estado de ausencia, porque la verdad es inigualable, está más allá de las palabras».
    Leyendo tan valiosos pensamientos a lo largo de la novela, confluyen expresiones que regala el autor y que revelan su ferviente fe, generosidad y lenguaje fraterno.
      La fe y San Francisco de Asis.
Michael dijo : «Me gustó aprender el poema sobre el episodio donde  Francisco  va a predicar al feroz lobo de Gubbio que estaba aterrorizando a la población. Le hace prometer al lobo que será bueno con la gente. Después de un tiempo, el lobo le dijo a Francisco que volvió al bosque, a sus costumbres salvajes, porque ha visto a los hombres mintiendo, robando y matándose entre ellos, y remató diciendo que él prefiere ser una bestia salvaje antes que permanecer entre los hombres».
    » Ives había puesto la Biblia bajo el baúl de Michael (farsante Tom), para demostrar cómo las palabras en un libro podían transformarse en la clave de una verdad oculta, en un signo del destino decretado por los astros. Que sirviera como una palabra del más allá».
     » Michael encontró un libro. Era la Biblia, de esas que están en los hoteles. Había un marca páginas entre las hojas. Cuando la abrió vió que era el Evangelio, según San Lucas, con un verso subrayado que decía » No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento».
    » No es que la culpa se salde con otra culpa, como creían los Profetas del Antiguo Testamento, ojo por ojo, diente por diente. El arrepentimiento empieza con el reconocimiento de la culpa propia. Ver la viga en el ojo ajeno, y así empezar a observarse uno mismo».
«Vicky, hija de un rabino de Memphis, pronuncia reiteradamente el «Kel maleh rachamin, la oración que los judíos recitan por el alma de los difuntos».
Michael contó a Fernando» Mi madre estudió en un colegio de monjas y me dejó un rezago de religión. Me enseñó el Padre Nuestro y el Ave María y me regaló una imagen de San Francisco, que aún conservo».
    «Nuestro apuro y nuestra ansiedad nos acortan el tiempo, cuando en verdad el tiempo es eterno».
    «Manzanas que vienen de Rio Negro. Otro Jardin del Eden, aquí no hay prohibición divina».
    » Cada cual tiene que encontrar en el universo el espacio exacto que le corresponde. Adán y Eva estuvieron en el Jardín del Eden donde cabían cómodamente».
    Hay, también, recuerdos de la infancia.
    » Ron era descendiente de galeses. Se instalaron en la Patagonia. Allí, trabajaron, de sol a sol y  aprendieron a convivir con la naturaleza. Hicieron su fortuna».
    «Mi abuelo me enseñó a entender a la naturaleza. Me llevó a pescar y a conocer la corteza de un árbol, el pétalo de una flor».
    «A veces, un padre no entiende que un hijo no le pertenece, que el hijo debe buscar su camino en la noche del mundo».
    » Si hay un Dios creador en este Universo, es el amor que apreciará a su paciente eternidad».
    Todos los flagelos del mundo preocupan a Roemmers. En este libro enumera las drogas que llevan al borde o al mismo abismo. Drogas que luego de la euforia producen ansiedad, depresión, frustración, en contraposición al anhelo de vivir y redobla palmo a palmo el esfuerzo de este desafío y la esperanza de eliminar esas huellas profundas del veneno.
    «VIVIR SE ESCRIBE EN PRESENTE», hace nacer una segunda oportunidad en aquel que la lea. Hace ver el día a día con miles de ideas para evitar perder las energías en banalidades.
    Hace recordar la frase de uno de sus personajes: » Debí haber guardado, desde mi juventud, desde la puerta de mi casa, unos versos de Walt Whitman: » La felicidad no está en otro lugar, sino en este lugar, no en otra hora, sino en esta hora».
     ¿ Cuál es la frase favorita que no sea del autor y una que sí lo sea?.
    » Toda la oscuridad del mundo no puede vencer la luz de una pequeña vela». (San Francisco de Asís).
    «Nuestro futuro lo estamos escribiendo hoy, en presente. Porque VIVIR SE ESCRIBE EN PRESENTE». (Alejandro Guillermo Roemmers).