Xuxa, de sus años más oscuros a debutar como escritora infantil

Aunque sus días como animadora infantil quedaron atrás, María da Graça Meneghel nunca dejó de sentirse cerca de los más chicos y por eso a los 57 años Xuxa acaba de publicar un libro infantil que escribió en plena cuarentena, sobre un bebé que busca la familia perfecta y la encuentra en la pareja de dos mujeres.

safsdfsd

Maya, el bebé arcoíris cuenta la historia de una niña que está lista para nacer en la Tierra y que quiere elegir a su familia. Finalmente lo hace en el seno de dos mujeres que se convierten en sus mamás.

La idea de escribir el libro surgió durante el período de aislamiento por la pandemia de Covid-19, cuando Xuxa acogió en su casa a una pareja de amigas, Vanessa y Fabi, y a su hija Maya, que es también su ahijada. La brasileña vive en una extensa propiedad rodeada de vida silvestre y suele recibir a sus afectos y alojarlos.

«Conocí a Vanessa cuando era una adolescente que asistía al Show de Xuxa acompañando a niñas y niños que vivían con alguna discapacidad. Además de ser muy cariñosa con ellos, lo era conmigo y no tardé en convertirme en su amiga. Con el tiempo empezó a trabajar en la producción del programa y llegó a ser un personaje en mi ciclo Xuxa Park. Descubrí que era compositora y escribió la mayoría de mis últimas canciones», contó la diva.

Ver esta publicación en Instagram

Tem #TBT mais incrível que esse? ❤️

Una publicación compartida de Vanessa Alves (@vanynha) el

Inspirada en su ahijada, Xuxa escribió este libro que incluye una canción inédita, escrita por Vanessa y con música de su novio, Junno Andrade. El tema se puede escuchar gracias a un código QR impreso en la última página de Maya, el bebé arcoiris, cuyas ganancias de derechos de autor serán destinadas a santuarios de animales rescatados del abuso en Brasil.

«Conocí de primera mano lo mucho que se prepararon para ser madres, lo mucho que querían formar una familia. Es una historia de amor que culminó con el nacimiento de Maya, que vino a demostrar que los prejuicios y la discriminación vienen de casa y no de Dios», aseguró.

La propuesta de un libro infantil sobre una familia formada por dos mujeres no dejó de cosechar críticas en los sectores más conservadores de Brasil y se expresó en comentarios agresivos en las redes sociales y en campañas de desprestigio recordando el pasado de la rubia y acusándola de que su postura actual está motorizada por el dinero.

«No estoy abrazando la bandera del orgullo LGBTIQ+ por primera vez: siempre lo hice y tengo años de activismo defendiendo lo que es justo. Quizá alguien pueda decir que no puedo hablar de estas cosas siendo una mujer heterosexual, pero creo que no hace falta ser homosexual para estar en contra de la homofobia aunque jamás negaría que nunca pasé ni podría pasar el dolor de una vida signada por el prejuicio y el odio como sufren esas comunidades», expresó.

Ver esta publicación en Instagram

Meu anjo de saia ❤️

Una publicación compartida de Vanessa Alves (@vanynha) el

Los ataques contra Xuxa también reflotaron las escenas de la película Amor Estranho Amor, una película con tintes eróticos de 1982, que incluye una escena en la que su personaje parece tener relaciones con un niño de 12 años. Durante casi cuatro décadas la brasileña peleó dentro y fuera de los Tribunales para evitar la distribución del film, hasta lograr comprar sus derechos y evitar su exhibición. Sin embargo, fotogramas del mismo se multiplican hasta el hartazgo cuando es atacada.

«Todavía sufro por haber hecho ese film. Políticos, religiosos y personas que solo tienen odio en el corazón me critican y piensan que está bien llamarme pedófila por una película que hice hace casi 40 años. Es una ficción en la que interpreté el personaje de una niña de 15 años que había terminado en un burdel para ser vendida a un político. No era mi realidad, sino la de muchas niñas y niños en Brasil», explicó. A pesar de que asegura estar en paz con la situación, prometió que cualquiera que la llame pedófila lo va a repensar «gracias a un buen abogado».

Sus memorias de los años más oscuros de su vida

La brasileña está viviendo un 2020 prolífico en términos de literatura. Hace algunas semanas editó su autobiografía, en la que revela muchos episodios oscuros de su vida. «Recuerdo una noche que estaba acostada sobre el edredón y respiré un olor alcohol de alguien que no puedo identificar, una barba que me lastimó la cara y algo que pusieron en mi boca. Me desperté diciendo que alguien había orinado en mi boca y mis hermanos dijeron que había soñado. Este fue el primer abuso sexual que sufrí», escribió en una de las 272 páginas de Memorias.

«Desde los 4 años hasta los trece, pasé por varias situaciones de abuso que me hicieron tener una locura por la limpieza. Me baño de tres a cuatro veces al día. Si lo que escribo en este libro ayuda a un niño que pasó por el mismo horror que yo, valió mi dolor, mis esfuerzos y el amargo sabor de haber hurgado en él. Quiero estar con niños porque ellos no harían daño. Eso es cosa de adultos. Quiero prestar mi voz para campañas por la niñez. Ellos no tienen voz y yo necesito hacer esto por ellos, ya que no lo hice por mí», reveló.

Fuente: La Nación