Yalitza Aparicio: la nueva vida de película de la actriz de “Roma”

A los 27 años, la actriz mexicana es ícono de la moda, referente de las comunidades indígenas y columnista de The New York Times. El domingo 28 será la conductora del Pre-show en los premios Globo de Oro.

sdfsdfsd

Yalitza Aparicio, una verdadera estrella a partir de su protagónico en la película Roma, su debut en cine, es ícono de la moda, referente de las comunidades indígenas, influencer con más de dos millones de seguidores en Instagram, embajadora de la Buena Voluntad para UNESCO y miembro de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

En menos de tres años. Yalitza Aparicio se convirtió en la voz de los que no tienen voz. Nacida en Heroica Ciudad de Tlaxiaco (en el estado de Oaxaca) vivió como maestra rural hasta que el director mexicano Alfonso Cuarón la descubrió en un casting al que ella fue por azar. Ese papel la impulsó, entre otras cosas, a la tapa de los medios más importantes, a ser columnista en The New York Times y a integrar la lista de las cien personas más influyentes según la revista Times en 2019. Pero, ¿cómo lo ha logrado?

Más allá de su vibrante y emotiva interpretación de Cleo en Roma, hay algo de Yalitza Aparicio que atrapa. Sin alzar la voz jamás, siempre con una sonrisa y muy consciente de la discriminación que sufrió por sus rasgos aborígenes Yali, como le dicen, supo hacerle frente a los obstáculos. Simpática y atenta, agradece la oportunidad de esta charla. “¡Qué padre que podamos platicar!”- le dice a Clarín, el medio argentino elegido para esta nota exclusiva, antes de comenzar el zoom desde su departamento de Ciudad de México donde reside ocasionalmente, por razones laborales.

A Yalitza Aparicio la vida le cambió después de su aprición en el filme "Roma", de Alfonso Cuarón. Foto TNT-WarnerMedia R. Rosales

A Yalitza Aparicio la vida le cambió después de su aprición en el filme «Roma», de Alfonso Cuarón. Foto TNT-WarnerMedia R. Rosales

-¿Dónde te gusta vivir más, en tu casa familiar o en la ciudad?

-Sinceramente me encanta más Oaxaca, aunque ahorita está haciendo demasiado frío, pero disfruto más de estar allá porque está mi familia y hasta el aire es limpio.

-El domingo 28 enfrentás un nuevo desafío como conductora y entrevistadora en el pre show de la entrega de los Globo de Oro, ¿cuál es tu expectativa?

– Espero demasiadas cosas de este 28, que las personas puedan conocer más del cine, que se enamoren más de este arte maravilloso y también poder hacer un trabajo que refleje este orgullo por mostrarles algo de lo que aprendí. Creo que es muy importante esta serie de oportunidades que está dando TNT para mostrar la diversidad que existe más allá de los estereotipos que tenemos, en cuanto a de dónde eres o qué facciones tienes. Así que feliz de la vida de poder participar.

Yalitza Aparicio cantó junto a Natiruts y Ziigy Marley "América vibra". Foto TNT-WarnerMedia R. Rosales

Yalitza Aparicio cantó junto a Natiruts y Ziigy Marley «América vibra». Foto TNT-WarnerMedia R. Rosales

-¿Veías esta ceremonia por televisión antes de ser actriz?

-¡Nooo! De hecho comencé a verlos después de la primera vez que me tocó estar en la alfombra roja. Y recuerdo que decía “¿por qué no supe antes en qué consistía esto?”. Pero no veía yo una visibilización de personas con mi apariencia física. Prefería estar alejada de un medio que yo consideraba tan irreal y al que no puedes aspirar, es lo que siempre nos había hecho creer la sociedad o al menos es lo que a mí me habían hecho creer. Y ahora que tengo la oportunidad de estar ahí es decirle a las personas simplemente: “Miren no es irreal y si se esfuerzan y trabajan pueden lograrlo”.

-¿Cuánto te cambió la vida después de “Roma”?

Estos tres últimos años mi vida dio una vuelta inmensa. Giró totalmente, tanto en mis emociones como en mi forma de pensar en cuanto a esas cosas a las que yo aspiraba. Me hizo darme cuenta que uno también ayuda a crear barreras a su alrededor, porque no te atreves a salir de esa zona de confort y aprendí que la barrera más grande que podemos tener y la más peligrosa somos nosotros mismos. Durante todo este tiempo me he dado cuenta que yo fui una persona que automáticamente eliminaba las posibilidades que había en mi vida. Me he dado cuenta también que hay muchas personas que comparten tus ideales y que siempre están ahí dándote lo mejor. Y he aprendido a agradecerles mucho ese apoyo y la enseñanza. Ha sido una cosa inmensa para mí de ser una recién egresada, soñando ser maestra en alguna comunidad, a estar ahora aquí, sin abandonar el sueño de ser una maestra y estar constantemente educando.

Yalizta Aparicio, en una publicación de Instagram.

Yalizta Aparicio, en una publicación de Instagram.

-¿Extrañas tu pasado de maestra, a tus alumnos?

-Totalmente. Extraño demasiado esa parte, el poder convivir con ellos. Porque los niños te contagian de sus energías y te contagian de sus formas de soñar. Ellos no tienen ninguna malicia y son el futuro.

-¿Cuándo supiste que podías usar tu voz para difundir la situación de las comunidades indígenas, la discriminación que padecen y la violencia de género?

-Cuando me di cuenta del peso que tiene ser una figura pública y de todo lo que puedes hacer con tus buenas acciones. Estos tres años me han ayudado a darme cuenta que mi voz también puede ser escuchada y que tengo que luchar por las comunidades indígenas. He tratado de que la gente nos valore en todos estos aspectos, porque al fin de cuentas no somos ajenos a la sociedad, somos parte de la sociedad. Y, al mismo tiempo, hacer que mi gente se dé cuenta de que no podemos permanecer aislados solamente por temor a una discriminación. Espero poder ser el ejemplo de que ya no debe de pasar, no podemos olvidar nuestra lengua ni seguir perdiendo nuestras costumbres (Yalitza recién aprendió a hablar el idioma mixteco, su lengua materna, para la película Roma).

-Te proponen escribir en The New York Times, ser modelo de Dior, conducir los Grammys Latinos y ahora los Golden Globe, ¿todos instrumentos que usás para hacerte escuchar?

Yalitza Aparicio debutó como columnista en The New York Times.

Yalitza Aparicio debutó como columnista en The New York Times.

-Totalmente ¡le has dado al punto! He aprovechado cualquier cosa que se me presenta, siempre analizando hasta dónde puedo llegar. ¡Claro que se puede! Simplemente te tienes que arriesgar y tienes que hacer, no podemos estar sentados esperando. Es verdad que te caes muchas veces, pero mientras más te caes más cosas aprendes.

-Cuando eras maestra le cantabas a tus alumnos, pero hace un mes te lanzaste oficialmente. ¿Por qué aceptaste la invitación de la banda brasileña Natiruts para participar junto a Ziggy Marley de la canción “América vibra”?

-Creo que antes cantaba simplemente por acompañar a mi hermana y compartir más tiempo juntas, porque realmente la que cantaba era ella. Cuando me llegó esta invitación fue como ¡híjoles no sé qué hacer! Pero más allá del si Yalitza se va a lanzar a cantar, era el mensaje que se estaba transmitiendo: ¡de que no hay barreras! América Vibra lo hicimos uniendo tres idiomas diferentes y compartiendo un mismo mensaje. Así que fue algo maravilloso, además de haber tenido la gran oportunidad de estar con Ziggy Marley y con Natiruts.

-¿Cómo te trató la pandemia? Sé que en enero estuviste en Guatemala filmando para protagonizar el tercer episodio del documental “Peace Peace Now Now”.

-Me trató un poco duro, como a todos (se ríe). Implicó el quedarse en casita y aprender a trabajar desde casa. Afortunadamente comenzamos bien este año. Fui a Guatemala a grabar y a conocer sobre aquellos casos que siempre olvidamos (el episodio que protagoniza Yalitza narra la historia de “Las abuelas de Sepur Zarco”, sobrevivientes a los abusos sexuales cometidos durante la guerra civil). Estoy muy contenta también de que Daniela Vega (la famosa actriz y productora chilena trans) me haya dado esta oportunidad.

Yallitza Aparicio, junto a sus colegas Macarena Achaga y Tessa Ía, con pañuelos verdes en la portada de la revista Marie Claire.

Yallitza Aparicio, junto a sus colegas Macarena Achaga y Tessa Ía, con pañuelos verdes en la portada de la revista Marie Claire.

-Hablando de mujeres, hace poco posaste con un pañuelo verde en la muñeca y también estás muy pendiente de los femicidios porque en México los casos son abrumadores. ¿Qué pensás que se puede hacer?

-Con relación al pañuelo verde o a estar a favor del aborto siempre he dicho que es un derecho, mas no es obligatorio, cada quien decida sobre su cuerpo, simplemente te están dando la oportunidad de decidir. En cuanto a los feminicidios ONU Mujeres al inicio de la pandemia realizó una declaración (“Violencia contra las mujeres. La Pandemia en la sombra”) en la que advertía que la tasa de feminicidios y de agresiones hacia las mujeres se había incrementado, porque la situación implicaba que más mujeres estuvieran en el hogar conviviendo con la pareja. Qué triste fue leer eso. Tenemos que comenzar a darnos cuenta de que las mujeres no estamos buscando ser superiores a los hombres, es algo que se ha malinterpretado durante mucho tiempo, por ejemplo en redes sociales donde empieza esta guerra a ver quiénes son mejores. Y no se trata de eso. Es para que reflexiones: ¿qué pasaría si no ponemos atención a esta violencia? La lucha es todo el año porque, como bien lo estás diciendo, en diferentes partes del mundo día por día hay femicidios y desapariciones. Y pues estoy muy orgullosa de formar parte de esto, soy feminista y a mucha honra, porque yo lucho por una equidad de género, no hay vuelta de hoja.

-¿Qué crees que le diría Cleo, la protagonista de «Roma», a esta Yalitza? ¿Qué pensaría ella de lo que estás haciendo y hasta dónde llegaste?

-Ah mira es que nunca había pensado en eso. Yo quise rechazar el personaje porque conocí a la verdadera Cleo, a Libo (Liboria Rodríguez, la empleada doméstica que trabajaba en la casa del director Alfonso Cuarón y a quién el director mexicano le dedicó Roma) y dije:” No. No somos nada iguales”. Yo creo que Cleo me diría: “Ya ves, tú que me querías rechazar” (risas). Gracias a esto me permití aprender de que puedes también tratar de ponerte en los zapatos de alguien más, conocer al personaje y al ir conociéndolo ir enamorándote de él y abrazarlo. Recuerdo perfectamente que luego de Roma no sabía si iba a continuar trabajando como actriz, realmente era muy complicado para mí porque estaba viviendo una serie de cosas que no sabía cómo manejarlas. Hasta se me dificultaba tener que hablar con tantas personas y ahora parezco “perico” ¡nadie me calla! Más allá del reconocimiento a mi trabajo, estaba esta serie de discriminaciones hacia mi apariencia física y eso también influía. Después me puse analizar todo lo que había realizado, claro que me había implicado mucho esfuerzo, pero no debía tener presente lo que me había costado llegar, sino el amor y la pasión que le encontré al cine. Entonces dije: “vamos a continuar”. Simplemente porque es algo que quiero seguir sintiendo, además si la gente me critica o me juzga, como dijeron por ahí: ámenme u ódienme, pero no me olviden.

Inolvidable. Alfonso Cuarón y Yalitza Aparicio, tras que él ganara el Oscar como mejor director por la película "Roma", en 2019. Foto Reuters

Inolvidable. Alfonso Cuarón y Yalitza Aparicio, tras que él ganara el Oscar como mejor director por la película «Roma», en 2019. Foto Reuters

Loa  Globo de Oro por dentro

La gala de la nueva edición de los Globo de Oro se realizará el domingo 28 de febrero. A partir de las nueve y media de la noche (hora argentina) TNT (español) y TNT Series (en idioma original) iniciarán la transmisión de uno de los eventos más tradicionales del cine y la televisión. Yalitza Aparicio conducirá junto a la presentadora Lety Sahagún el Pre-show Punto de encuentro, que será emitido por TNT y RRSS (YouTube, Twitter y Facebook). La ya actriz anticipó que entrevistará a los nominados vía remota.

Organizados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, en su 78ª edición la ceremonia será conducida por las actrices Tina Fey y Amy Poehler.

Fuente: Clarín