Premios Grammy 2019: cómo fue la impactante apertura con Ricky Martin y Michelle Obama

Los galardones a lo mejor de la música tuvieron una apertura de gran calibre, en la que reflejaron el espíritu que dominó la velada.

michelle-obama-grammy

A las 22 en punto de la Argentina, comenzó una nueva edición de los premios Grammy. En el primer número, la cantante Camila Cabello interpretó «Havana» en un escenario impotente que reproducía una suerte de casa de muñecas inundada por rasgos latinos. A lo largo de una cuidada puesta en escena, Camila recorrió las distintas habitaciones de ese decorado y bailó junto a una compañía de artistas.

Finalmente la canción hizo una pausa, y Camila le cedió la antorcha (o mejor dicho, el micrófono) a Ricky Martin, que subió al escenario para unirse a la cantante y, junto a ella, seguir interpretando la pegadiza «Havana».

Con varias decenas de bailarines y bailarinas en escena, la explosiva coreografía llegó a su final y el público aplaudió de pie el impactante inicio de la ceremonia.

Fuente: AP – Crédito: Matt Sayles.

A continuación, llegó el momento de Alicia Keys. La cantante y compositora fue la anfitriona encargada de darle la bienvenida al público, y expresó: «La música es muy poderosa, vamos a tener una noche muy increíble».

Procedió a saludar a grandes cantantes que se encontraban allí, entre ellas Dolly Parton : la leyenda de la música country que fue homenajeada en la noche. Luego de su discurso, la sorpresa en mayúscula llegó cuando subieron al escenario cuatro mujeres: Lady GagaJada Pinkett Smith, Jennifer Lopez Michelle Obama (que se llevó una encendida ovación del público).

Grammy 2019

Look who took the#GRAMMYsstage!@ladygaga,@jadapsmith,@MichelleObama, and@JLojoin our host,@aliciakeyspic.twitter.com/4WslWCYn2B&- Recording Academy / GRAMMYs (@RecordingAcad) 11 de febrero de 2019.

La primera del grupo en hablar fue Lady Gaga, que se expresó sobre la música cómo la herramienta que le permitió vencer los prejuicios de quienes la rodearon. J-Lo se refirió a la importancia que tuvo su arte a la hora de llevar sus melodías del barrio a los grandes escenarios, mientras que Jada destacó la importancia del respeto.

Michelle Obama, que no dejaba de recibir aplausos y debió incluso interrumpirse y comenzar dos veces su monólogo, dijo: «Desde los discos de Motown que escuché hasta el cansancio, la música siempre me ayudó a contar mi historia y nos ayuda a compartir quiénes somos. Nos deja escucharnos, invitarnos y nos muestra lo que es importante».

De esa manera y poniendo el acento en la diversidad y en las figuras femeninas, comenzó una nueva noche de los Grammy.