«My Sweet Lord»: misticismo, plagio involuntario y un rol desagradable en la Chile de los 70

Fa menor. Si. Fa menor. Si. Dos vueltas de guitarra acústica y el cuerpo, la mente y el alma ya están totalmente entregados, en estado de alerta devocional se tenga o no fe en una entidad superior a esto que somos: carne, hueso e intelecto. ver más