Los chicos argentinos pasan casi cinco horas frente a las pantallas y son grandes usuarios de WhatsApp

Cuando empezaron las clases, los padres de Sol Ramírez, de 10 años, volvieron a escuchar el reclamo de su hija: no había nada en el mundo que deseara más que un celular. Fernando y María le dijeron que no antes de los 12 años. Entonces llegó un argumento que los desarmó: ella, que luchaba por ser parte del grupo, había quedado afuera. Los Ramírez se replantearon la decisión y le dieron un equipo en desuso que tenían en casa.

ver más